El Girona necesita una carambola y Europa se decide hoy

previa | ocho equipos apuran opciones en la última jornada liguera

09.02.2020 | 09:15
Eusebio pide calma a sus jugadores en un partido.

madrid - El Valencia, el Getafe y el Sevilla se juegan esta tarde, a las 16.15 horas, la cuarta plaza que da acceso a la próxima Liga de Campeones, lugar que ostenta actualmente el equipo che y que lo defenderá en Pucela, mientras que el Athletic, la Real Sociedad y el Espanyol pelearán por estar en la Liga Europa a la vez que el Girona buscará una carambola milagrosa para salvarse.

La cuarta plaza se decidirá en el Nuevo José Zorrilla, en el Coliseo y el Ramón Sánchez-Pizjuán, estadio éste donde se vivirá un duelo directo entre dos implicados con los de Joaquín Caparrós recibiendo a los de Gaizka Garitano. También hay cruce en el RCDE Stadium entre pericos y txuri-urdines, pero estos son los únicos que no dependen de sí mismos y necesitan una derrota bilbaína.

37 partidos le ha costado al Valencia estar en puestos de Champions. Los de Marcelino García Toral llegaron a estar muy lejos de ese objetivo, pero su mejora les ha permitido llegar al último partido con ese premio, el primordial de la campaña, en su mano, y además con la ayuda de su rival, que se salvó el pasado fin de semana.

Esperando un tropiezo, ya sea en forma de empate o de derrota, estará un Getafe, que no renuncia al sueño de jugar la máxima competición continental por primera vez en su historia, lo que pasa casi obligatoriamente por no fallar ante un Villarreal que tampoco se juega ya nada tras su salvación también de la pasada jornada.

Por su parte, el tercer equipo implicado en la pelea por la cuarta plaza es el Sevilla, que lo tiene más complicado porque está a dos puntos del Valencia y del Getafe y necesita que a su victoria ante el Athletic se una derrota de ambos para conseguir ese objetivo ya que tiene perdidos con ambos el average.

El Athletic espera confirmar su remontada con Garitano con un premio mayúsculo como la sexta plaza, después de haber coqueteado con el descenso en la primera vuelta. El equipo rojiblanco está siendo más regular que su rival, pero lejos de San Mamés no se muestra tan poderoso.

La victoria le daría la sexta plaza y el empate le asegura la séptima al menos, pero la derrota le puede dejar fuera en beneficio del Espanyol y la Real Sociedad, que se ven las caras en el RCDE Stadium en un partido que promete ser atractivo y sin especulaciones porque a ambos sólo les vale la victoria en casa de buenas noticias en el Pizjuán.

Finalmente, para las 20.45 horas quedan, además del intrascendente Huesca-Leganés, con el colista buscando despedirse con victoria, los dos partidos que deben decidir el tercer y último equipo descendido a Segunda División, plaza que parece casi garantizada para el Girona.

El conjunto de Eusebio Sacristán perdió casi todas sus opciones de salvación tras perder el pasado fin de semana en Montilivi ante el Levante (1-2) y se quedó abocado a una carambola que entraría seguramente en los anales de la historia.

En primer lugar, debe ganar en Mendizorrotza al Alavés y hacer por el mayor número de goles y esperar que al mismo tiempo, el Celta, que tiene a tres puntos, pierda en Balaídos ante el descendido Rayo Vallecano, también por el máximo numero de tantos que puedan enjugar los siete de diferencia que tiene en el average.

Las dos cosas parecen complicadas para un Girona que necesitará una gran noche de Cristhian Stuani para cumplir con su parte, aunque el equipo de Fran Escribá, que tiene el aval de Iago Aspas, ha ganado sus cuatro partidos en casa y se mide a un rival con serios problemas atrás, sobre todo a domicilio, donde no gana desde el pasado 28 de enero. - E.P.