Los socios deciden el futuro del Izarra

FÚTBOL | EL CLUB CONTINÚA BUSCANDO PATROCINADORES PARA INTENTAR FORMAR UN EQUIPO COMPETITIVO EN 2ª B

09.02.2020 | 13:52
La grada de Merkatondoa, en el último partido de Liga, ante la Real Sociedad B.

estella-lizarra - El Club Deportivo Izarra va a celebrar esta tarde (20.00 horas) en Merkatondoa una asamblea extraordinaria que marcará el futuro inmediato del primer equipo. Los socios tendrán que decidir si la próxima temporada se juega en Segunda B, y en qué condiciones, o si finalmente se renuncia a la categoría de bronce para militar en Tercera División, lo que llevaría aparejada una sanción administrativa de cinco años sin poder ascender. Así mismo, es muy posible que hoy mismo quede designada una junta gestora para tomar las riendas del club toda vez que no hay socios que hayan dado un paso adelante en ese sentido en las distintas convocatorias abiertas y dado que el actual presidente, Alfonso Canela, ya ha dicho por activa y por pasiva que deja el cargo el 30 de junio.

Como ya adelantó este periódico, la asamblea se dio el viernes pasado una semana más (hasta hoy) para tomar la decisión sobre el futuro tras pedir el todavía presidente unos días para intentar encontrar patrocinadores que cubran los casi 250.000 euros necesarios para igualar el presupuesto de esta temporada, que ha rondado los 513.000 euros.

Hasta última hora la directiva va a estar trabajando en esa línea para intentar conseguir los máximos apoyos posibles. Canela reconoció ayer por la tarde a este periódico que en los últimos días ha recibido "algunas llamadas" de empresas que podrían estar interesadas en colaborar con el club estellés, aunque todavía no saben si los apoyos recibidos serán suficientes para formar un equipo competitivo la próxima campaña. "Hasta mañana viernes no sabremos la cuantía con la que contamos y en función de eso, habrá que decidir", señaló.

Cabe recordar que las tres opciones que se pusieron sobre la mesa en la asamblea del día 31 de mayo fueron: confeccionar una plantilla competitiva en Segunda B con un presupuesto de 513.000 euros, para lo que harían falta 246.000 euros de patrocinadores; hacer un equipo mucho más modesto en esta misma categoría (unos 288.000 euros, faltarían por cubrir unos 21.000); o bajar a Tercera División, para lo que harían falta unos 188.000 euros de presupuesto (faltarían por conseguir 73.600). Al margen de todo queda el fútbol base, que está asegurado y que tiene un presupuesto independiente.