Leyre Canela Martínez presidenta del izarra

Leyre Canela: “Cuando anunciamos la continuidad en 2ªB, el alivio de los socios fue total”

Leyre Canela Martínez ya es presidenta de la junta gestora del CD Izarra. Canela se convierte así en la primera mujer al frente de este club y la única de su grupo en Segunda B

09.02.2020 | 17:59
La nueva presidenta, Leyre Canela, posa en uno de los banquillos de Merkatondoa, el estadio del Izarra.

Canela se convierte desd este lunes en la primera mujer al frente de este club y la única de su grupo en Segunda B.

Estella-lizarra - La nueva presidenta no es nueva en el club. Los últimos ocho años ha sido la secretaria, por lo que conoce al dedillo el terreno que pisa. Su apuesta es seguir con la línea de trabajo anterior que con el primer equipo tan buenos resultados deportivos ha dado en forma de permanencia en Segunda B. Apuesta también por seguir trabajando con una cantera que suma cada año alrededor de 18 equipos.

Tras varios intentos para encontrar sucesor a Alfonso Canela, al final usted y su equipo han dado el paso ¿por qué?

- Tanto la anterior directiva como la presente hemos trabajado y sufrido mucho para buscar la manera de quedarnos en Segunda B. Eso ha sido lo que nos ha hecho tirar hacia adelante, no queremos echar por la borda todo el trabajo que hemos hecho y, visto que no había nadie que se animase, hemos decidido hacerlo nosotros.

¿Es consciente de que dentro de un año puede que siga sin haber nadie que quiera presidir el club?, ¿qué hará entonces?

-No pensemos de aquí a un año, ahora mismo tenemos problemas más urgentes e importantes como para pensar de aquí a un año. Ya veremos, aunque como ya dijimos esta junta gestora es para un año, después se tendrá que animar alguien.

Tras varias asambleas en las que incluso se plasmó la posibilidad de tener que renunciar a la Segunda B por motivos económicos, en la última anunciaron la continuidad del club en esta categoría y la formación de la gestora. ¿Notaron cierto alivio entre los socios?

-Cierto alivio, no. El alivio fue total. Tanto por el hecho de que se expuso que se iba a continuar en Segunda B como por el de que, como no se presentaba nadie para la directiva, se iba a formar una junta gestora para sacar esto adelante.

Fue una de las asambleas más numerosas que ha habido...

-De las que yo conozco, la más numerosa sin duda y con diferencia. Estábamos casi el doble de socios de lo habitual.

¿Por qué cuesta tanto encontrar una nueva directiva?

-Supongo que por todas las dificultades económicas que el club tiene que afrontar y porque esto es una gestión empresarial y cualquier persona no lo puede hacer por tiempo o por la complicación que conlleva. Esto requiere muchas horas, sobre todo en esta época al final de temporada y principio de la siguiente. Luego, cuando está todo organizado es menos, pero de junio a agosto es muy intenso.

¿Se han planteado contratar a un gerente?

-Eso sería una opción, pero también habría que tener un presidente.

¿Qué supone para usted hacer historia siendo la primera presidenta mujer del CD Izarra?

-Para mí ser presidenta del CD Izarra supone un reto importante, que afronto con ganas e ilusión. En cuanto a ser la primera mujer presidenta es un orgullo pero no le doy más importancia. Este año trabajaremos mucho por el club e intentaré hacerlo lo mejor posible para cumplir nuestros objetivos.

¿Se ha reunido ya con la plantilla y el cuerpo técnico?

-Todavía no me he presentado como presidenta, hasta el 1 de julio (hoy) el presidente es Alfonso y es el que ha llevado todo el tema de negociación con la plantilla y con el cuerpo técnico. Por eso, de momento no ha habido una presentación oficial.

Usted ya conoce a fondo el club, ¿va a llevar a cabo un proyecto continuista o algo nuevo?

-El proyecto sigue en la línea anterior, la idea es la misma. No nos ha ido mal y queremos seguir ahí.

¿Han conseguido los 70.000 euros que, como dijeron en la asamblea, faltaban para completar el presupuesto de la siguiente temporada?

-Todavía no, tenemos que buscarlos vía patrocinios.

A raíz de los fichajes, ¿podemos deducir que el Izarra tiene más ambición que en otras temporadas?, ¿cuál es el objetivo?

-El objetivo es siempre la permanencia. En cuanto a los fichajes, conforme pasan los años, el CD Izarra está siendo un club más importante y recibimos más peticiones. Por ejemplo está viniendo gente como el nuevo fichaje que es polaco y que es muy bueno.

¿Y para la cantera?

- A nosotros nos importa que los jugadores y jugadoras disfruten del fútbol aunque lo cierto es que tenemos mucho nivel y cada año se va progresando. Y en concreto, intentaremos que el Liga Nacional suba a División de Honor y el Liga Cadete, que este año ha ascendido, mantenga la categoría.

Desde que ustedes (la junta anterior) entraron en el Izarra hace ocho años, las cosas para los clubes deportivos han cambiado mucho en lo relativo a impuestos (IVA, IRPF, Sociedades), ¿cree que es justa la situación actual?

-No, ahora nos tratan como si fuésemos una empresa. Por ejemplo, nos da subvenciones el Gobierno de Navarra y al final hay que descontar de eso el 20% para pagar impuestos. Nos obligan a funcionar como una empresa, pagando incluso Sociedades. Para ello hay que contratar a una asesoría laboral y son todo costos añadidos. Esto antes no era así, no se pagaba. Nosotros ahora abonamos 100.000 euros de Seguridad Social y seremos una de las mejores empresas de Tierra Estella.

¿Qué otras dificultades económicas se encuentran?

-Además de los impuestos, la Federación Española nos exige que todos los jugadores tengan lo que se llama ficha P (Profesional) y eso nos obliga a que estén todos dados de alta en la Seguridad Social y además tenemos que hacérsela al que no la tiene, porque nunca ha jugado en Segunda B. Para ello hay pagar 3.000 euros a la Federación. Todo son gastos.

¿Esto último es un freno a la hora de fichar a jugadores que no hayan debutado en esta categoría?

-Claro. Nosotros nos ponemos un límite. Este año por ejemplo nos hemos marcado como máximo cinco fichas A (amateur), reconvertidas en P, es decir, 15.000 euros. Ya hemos llegado a ese límite y ahora que nos falta de hacer un par de fichajes pues tiene que ser que ya tengan ficha P. Esto es un freno a que nuevos chavales puedan llegar a Segunda B. Al final todo es dinero, las dificultades del Izarra son sobre todo económicas. Somos un club muy modesto.

¿Cree que desde otros organismos como el Ayuntamiento les apoyan lo suficiente?

-Desde el club, el anterior presidente tuvo recientemente una reunión con el nuevo alcalde y la predisposición es positiva. Nos ha pedido una relación de todas las obras que hay que hacer en Merkatondoa, que es un campo municipal, para analizarlas. Además, les propusimos dar más utilidad a las instalaciones, habilitar por ejemplo un gimnasio en un espacio que tenemos o hacer unas pistas de pádel. Nos ha dicho que todo se estudiará. Por otra parte, ahora se va a cambiar la hierba, algo muy necesario que todos los partidos apoyan.

¿Cómo animaría a los aficionados a subir a Merkatondoa?

-Esa es una de las cosas que tenemos pendientes, que venga más gente. Ahora vamos a sacar una campaña y regalaremos prendas del Izarra, unas para fútbol base y otras para los nuevos socios. La verdad es que no llegamos a 200 socios, que en una ciudad como es Estella es poquísimo. El número ideal serían unos 600 pero no sabemos por qué la gente no sube al fútbol.

Enseguida se decidirán los grupos para la próxima campaña, ¿por qué prefieren siempre el conocido como grupo vasco?

-Todos los años estamos en lo mismo, el debate de los grupos que depende de los que suben y de los que bajan. Al final si no estamos en el grupo vasco, el tema de desplazamientos y hoteles es más costoso. A pesar de que este grupo es más competitivo que otros y se pelea más, es preferible a tener que afrontar los gastos que suponen por ejemplo seis viajes al año a Galicia. Además, los equipos de cerca traen también afición.