La intencionalidad no cuenta

el reglamento | el comité de árbitros dice que será roja el uso de la fuerza excesiva

10.02.2020 | 00:39
Molina, tras ver la tarjeta roja del árbitro, Cuadra Fernández.

MADRID - La Federación Española de Fútbol (RFEF), tras la polémica suscitada por las expulsiones de Luka Modric y Jorge Molina con roja directa por pisar a un rival en la zona del tendón de Aquiles, hizo pública ayer la circular número 4 del Comité Técnico de Árbitros (CTA) respecto a "Conclusiones de los Seminarios de Formación de Pretemporada".

El caso del tendón de Aquiles ha sido uno de los centros de atención de esta primera jornada de Liga por las rojas mostradas por pisar a Denis Suárez y Thomas Partey. La controversia se incrementó cuando José Bordalás, entrenador del Getafe, indicó que se les habían informado que sería roja siempre que hubiera intencionalidad en la acción punible, todo lo contrario que Simeone, técnico del Atlético de Madrid.

La RFEF recuerda esta circular que fue "presentada la semana pasada a los clubes de Primera y Segunda División, así como puesta a disposición de todos los clubes de Segunda División B", así como a los medios el martes 13 de agosto. En la misma, antes del inicio, el CTA da instrucción a los árbitros de castigar con expulsión las entradas por detrás que puedan poner en riesgo la integridad de los jugadores y no se hace referencia alguna a la cuestión de la intencionalidad. En el punto 4, 'Entradas y disputas (tackles) diferencia varias acciones: "a) Imprudencia: Sin sanción disciplinaria por sí mismas. b) Temeridad: Acciones que llevan aparejadas la amonestación. c) Uso de fuerza excesiva: Acciones merecedoras de expulsión".

Indica que "se visualizaron, al igual que en los otros apartados, numerosas jugadas de la temporada pasada y se puso especial énfasis en las entradas realizadas por detrás o sobre zonas de alto riesgo de lesión (tendón de aquiles, gemelo, tibia,..) ya que ponen claramente en peligro la integridad física del jugador que las recibe".

"Los árbitros deben proteger la integridad física de los jugadores y sancionar este tipo de acciones con la correspondiente tarjeta roja. Del mismo modo, se insiste que en caso de que el árbitro en el terreno de juego cometa un error claro y manifiesto en la identificación de estas acciones, el VAR debe intervenir para recomendar al árbitro la revisión en el monitor", precisa la circular. - Efe

noticias de noticiasdenavarra