Xabi Mata: "Lo que me sorprende de estos chavales es el hambre de aprender"

El Pamplona es el equipo revelación de la temporada. Tras salvarse en mayo en la última jornada, con la llegada de Xabi Mata es cuarto pasado el ecuador de la Liga

28.01.2020 | 06:15
La plantilla del Pamplona posa antes del entrenamiento de ayer, feliz por la buena temporada que está protagonizando.

pamplona - El Pamplona salvó la categoría la temporada pasada en la última jornada con 39 puntos. Actualmente tiene 42. Xabi Mata en el banquillo, siete juveniles y dos jugadores del Regional fueron los fichajes del verano.

El Pamplona se ha convertido en el equipo revelación al pasar de salvar la categoría en la última jornada a estar cuarto.

-Puede ser si tenemos en cuenta que el objetivo esta temporada era hacer bloque, porque había muchos cambios y gente joven en la plantilla. Estamos en esa cuarta posición, con 42 puntos y dando buenas sensaciones, compitiendo los partidos de principio a fin.

Habría firmado a principio de Liga tener 42 puntos en enero.

-Por supuesto. El objetivo del club era la permanencia, aunque en el vestuario hablábamos más de hacer bloque. Prácticamente lo podemos tener conseguido, así que podemos pensar en cosas más importantes de cara a final de temporada.

Han llegado hasta aquí con entrenador nuevo y con un bloque que sólo se reforzó con juveniles del propio club.

-Sí, siete jugadores del juvenil y dos del Preferente. Pero el año pasado hicieron una primera vuelta buena y después sufrieron hasta el final con muchas bajas. Este año podía haber incertidumbre, pero la igualdad es máxima en Tercera y jugando y comprometiéndose al nivel que lo están haciendo, sabíamos que podíamos hacer las cosas un poco mejor que buscar sólo la salvación. Estamos contentos con lo que estamos haciendo, pero nos toca seguir.

Lo están consiguiendo con la plantilla más joven del grupo.

-Yo no tengo los datos, pero al ver en vuestro periódico los números, creo que lo que tiene mérito en un equipo que se está haciendo y con entrenador nuevo es la regularidad que estamos manteniendo. Estamos teniendo días buenos o muy buenos, así que esa es la mayor fortaleza que estamos teniendo esta temporada.

¿Le está sorprendiendo la plantilla?

-Conocía a los jugadores que estaban y a los que iban a subir de verlos jugar y tenía esperanzas de hacerlo bien, pero con los pies en el suelo. Pero lo que me está sorprendiendo de estos chavales es que cada día van a más, todos participan, el que tiene menos minutos está preparado para jugar y todos tienen hambre de aprender. Eso me está sorprendiendo más que el hecho de la clasificación, que también es para estar contentos.

Queda casi toda la segunda vuelta. Con la permanencia asegurada prácticamente, ¿ahora qué?

-Nosotros bien sabemos lo que nos está costando llevar los puntos que tenemos. El esfuerzo es grande y estamos cuidando muchos detalles. Para seguir al mismo nivel, la concentración e implicación debe ser la misma o mayor. Estos cuatro partidos de enero lo hemos demostrado con la puerta a cero y siendo el equipo menos goleado. Está claro que el camino a seguir es este. Si lo seguimos o incluso lo mejoramos, podemos hablar de una clasificación muy buena para el club.

¿Se evita hablar de play off?

-Con los jugadores no lo hablo. Sé que entre ellos miran resultados de equipos que están por delante o por detrás. Pero creo que es pronto. Hay que esperar a las últimas ocho o diez jornadas para ver en qué momento estamos y pelearlo. Al final, estamos ahí por méritos propios, pero hay que esperar. Si mantenemos este nivel, podemos estar en esa pelea.

Sería histórico para el Pamplona jugar una fase de ascenso.

-Desde luego. Histórico, seguro, no sé si económicamente sería bueno o malo, eso ya no me compete. Es un club humilde, sencillo, de amigos, que hace muy bien las cosas en cuanto a cantera, como se demuestra en el club y en los jugadores que han salido fuera a cotas mayores. Está claro que sería un hito muy bonito para el club.

Están cuartos, a seis puntos del quinto y a tres del líder. ¿Mira hacia arriba o hacia abajo?

-Desde siempre, no de ahora, miro a los de arriba. La vocación de un equipo debe ser mirar a los que tiene delante, porque es la manera de progresar, vayas cuarto, octavo o decimoquinto. Así que nos miramos a nosotros mismos y al rival que tenemos el siguiente fin de semana, que en este caso es el Murchante y llegará con la moral alta tras ganar en Tafalla.

Esta es su primera experiencia después de más de 15 años como entrenador en San Juan. Ha elegido otro club de cantera para salir. ¿Es lo que buscaba?

-Para mí, la situación de salir fue muy difícil y, pasado el tiempo, estoy contento de cómo está yendo. El San Juan era un club de cantera, el Pamplona también, pero tampoco es que busque ese perfil en todo momento. Me gusta estar en un club que te ilusione e ir progresando como entrenando. En este caso he ido a un club de circunstancias parecidas al club que he estado toda mi vida, pero tampoco es que me encasille. Hay que estar abierto a todo, pero no cabe duda de que estoy feliz de la decisión tomada porque era lo mejor después de tantos años en el mismo club y en el Pamplona estoy muy bien.

Y este año con una nueva herramienta para los entrenadores: Footters.

-A mí siempre me ha gustado ir a ver los partidos, porque en el campo se visualiza mejor y tienes otras sensaciones, pero está claro que es una herramienta que nos está viniendo muy bien porque llegas a más sitios. Es una ayuda magnífica para los entrenadores, aunque nos dicen que en la segunda vuelta se van a poder ver menos partidos y es una pena.

Siendo cuarto, ¿le ha tentado ver partidos de otros grupos?

-No, no. He visto algo de otros grupo no pensando en lo que me preguntas, sino porque conozco a algún entrenador o a algún jugador y por seguirlos.