Imanol Arellano / Delantero del Valle de Egüés

"Necesito a mis compañeros para ser el jugador que soy"

03.03.2020 | 00:53
Imanol Arellano, antes del entrenamiento de ayer.

Imanol Arellano necesitaba sentirse de nuevo el futbolista que es. Ha recuperado sensaciones y, con su primer 'hat trick', suma 14 goles y sigue de cerca al pichichi

pamplona – Dedicó los goles a su padre, que estaba en la grada, donde nunca faltan ni él, ni su abuelo ni su tío. "Estaba también Cuco, otro tío mío, que es mi gran admirador y que ha confiado siempre en mí", comenta Imanol Arellano, que ayer estaba todavía afónico de la celebración

¿Jugó el viernes su partido más completo?

–Sí. Llevo unos cuantos años en Tercera, pero no recuerdo haber metido tres goles en un partido desde que jugaba de pequeño a fútbol sala.

Suma ya 14 goles.

–Sí. Justo en mi mejor temporada en Tercera, cuando subimos con la Mutilvera a Segunda B (2015-16), marqué 14 y este año me había puesto como objetivo igualar esa cifra.

Ha ido de menos a más.

–Sí. Llegué al Egüés, un equipo y un entrenador nuevo, y me costó, sobre todo porque en las dos últimas temporadas no me han salido las cosas como me hubiera gustado. Tardé en adaptarme, pero ahora ya estoy bien.

¿Se está viendo al Imanol Arellano de la temporada del ascenso?

–Sí, estoy a ese nivel. Y eso que no soy un delantero que vaya a ser el pichichi de la Liga. Mis características son otras. Tengo gol, pero en mi prioridad está el equipo antes que yo. Sé que a los delanteros se les mira por los goles, pero a mí lo que diga la gente no me importa. A mí me va a reconocer el que ve el partido. El que sólo se fija en una estadística a mí no me vale. Con el paso de los años te das cuenta de ciertas cosas. Si ahora estoy marcando es porque estoy a gusto en el equipo y tengo la confianza del entrenador, que es vital. Jugar todos los días te da un plus y sobre todo rodearte de un grupo de jugadores que son muy buenos. Ellos no me necesitan a mí, sino que yo les necesito a ellos para ser el jugador que creo que soy. Ellos me hacen crecer. Una vez un entrenador me dijo: tú haces mejor al equipo, pero el equipo también te hace mejor a ti. Y eso me marcó.

¿Tiene más mérito marcar en un equipo puntero o anotarlos con otro que lucha por la permanencia?

–Jugar en un equipo de arriba significa que todos los jugadores van a estar a un alto nivel. No es más fácil marcar en un equipo que no es puntero, pero es cierto que en un equipo de arriba los jugadores se suelen repartir más los goles. La estadística dice que Joseba Alcuaz (Txantrea) o Urrutia (Baztan) han sido pichichis sin ser de equipos de arriba.

Montori lleva 18 goles con el Cirbonero. ¿Es una cifra alcanzable?

–Está haciendo una gran temporada, pero si te dijera que no es alcanzable, me estaría poniendo un límite a mí mismo y eso no va conmigo.

Cuando en las primeras jornadas no marcaba, ¿le daba vueltas a la cabeza o confiaba en que con trabajo los goles iban a llegar?

–Las dos cosas. Por una parte, pensaba que después de un par de años que no han sido los mejores, llegaba otra temporada en la que tampoco me iban a salir las cosas... Sí le das vueltas. Pero también es importante tener la cabeza fría y entrenar todos los días para mejorar. Así que también confiaba en mi trabajo. Durante la Liga, uno pasa por varias fases. Yo soy un jugador que ya conozco la categoría, esas fases me afectan menos, pero a los chavales que acaban de llegar a Tercera les influyen más.

¿Qué le pasó esas dos temporadas?

–Salí de la Mutilvera para ir a Segunda B a la Peña Sport, pero el entrenador no contaba conmigo y me fui en noviembre. Acabé en el Cirbonero, en una de mis mejores segundas vueltas, con 10 goles. Así que hice realidad mi ilusión de conocer otra Liga y fiché por el Almazán. Empecé bien, pero las cosas no le salieron al equipo y volví al Burladés. Elías Tomé confió mucho en mí. Es uno de los entrenadores a los que le debo el buen momento en el que estoy ahora.

¿Y qué papel ha jugado César Sánchez, su actual entrenador?

–A César lo conozco desde hace tiempo. Este año, más que darme las gracias él a mí, se las tengo que dar yo a él, porque ha confiado siempre en mí y ha sacado lo mejor de mí.

¿Es muy exigente consigo mismo?

–Sí, creo hay que ser exigente, aunque no sé si tanto (se ríe).

¿Se va a llevar balón?

–Como no había metido nunca un hat trick, no pensé ni en pedirlo. Me quedaré esta entrevista de recuerdo.

El Egüés va hacia arriba.

–Somos un equipo nuevo y estamos haciendo una temporada bastante buena, aunque lejos de lo que podemos ser por el mal inicio. Cuando vi el equipo pensé que teníamos que quedar entre los siete primeros.

el protagonista

Fecha y lugar de nacimiento. 2-8-1994. Mutilva.

Trabajo. Frutas Bermejo, en el Mercado del Ensanche.

Trayectoria. Empezó en Amigó. 14 años en Mutilva, hasta Segunda B. Medio año a la Peña Sport y otro medio al Cirbonero. La última temporada, entre Almazán y Burlada.