Una final en la imaginación

18.04.2020 | 10:43

Ismael Urtubi, Pablo Orbaiz, Juan Antonio Larrañaga y Alberto Gorriz, históricos de Athletic y Real Sociedad, hincan el diente a una cita fantasma

Las calles de Sevilla invadidas por aficionados del Athletic y de la Real Sociedad con La Cartuja a rebosar. Ese era el incomparable paisaje que la final de Copa entre rojiblancos y txuri-urdines había dibujado para la jornada de hoy, destinada a ocupar una página de oro en la historia de uno de los dos clubes. Pero la pandemia del coronavirus, cual pesadilla que perdura en el tiempo, entró en escena y lo cambió todo poniendo patas arriba el mundo y dejando vacío, desierto, un 18 de abril despojado del significado tan especial que había reservado el fútbol para bilbaínos y donostiarras. La realidad, una vez más, supera a la ficción. Nada es lo mismo y se desconoce cuándo y en qué condiciones podrá disputarse una final del torneo del K.O. que se disponían a saborear ilustres exfutbolistas de ambos equipos como Ismael Urtubi (Barakaldo, 1961), Pablo Orbaiz (Iruñea, 1979), Juan Antonio Larrañaga (Azpeitia, 1958) y Alberto Gorriz (Irun, 1958).

En el bando rojiblanco, Urtubi lamenta que "la sensación es como si este partido se hubiera pasado ya de época, porque en caso de haber tenido lugar hoy habría sido tremendo con toda la ilusión que había". "La afición del Athletic habría dado el máximo en ilusión y ganas pensando que había posibilidades reales esta vez al no tocar el Barça de turno en la final. Contra la Real estaba todo abierto y difícil también al estar ellos en una buena línea y contar con jugadores importantes, pero ahora habrá que ver a quién afecta más este parón si es que se juega la final", advierte apenado el excentrocampista, dado que "con la situación actual es muy complicado intuir en qué condiciones va a estar cada equipo y cada jugador cuando se juegue, porque todos necesitarán al menos un mes para hacer primero una pretemporada y puede haber futbolistas que incluso cambien de equipo antes si se juega después del 30 de junio".

"Lo mejor es retrasarla lo máximo posible para que las dos aficiones puedan estar en el campo y si no puede ser así, que se juegue aquí en Euskadi", apunta Urtubi, cuyo parecer respaldan Larrañaga, Gorriz y Orbaiz, quien se disponía a ver la histórica final de esta noche "en casa con mi familia". "Ha sido una pena, porque era un momento muy especial y de momento no ha podido ser", relata el excapitán del Athletic, que no considera que la Real partiese con el papel de favorito pese al notable momento que atravesaba, puesto que "en una final entre el Athletic y la Real no puede haber un favorito y es muy difícil saber lo que podría haber pasado". También entiende Orbaiz que "cuando se juegue no va a ser igual, porque siempre habrá cosas que hayan cambiado y es cierto que puede haber también algunos cambios de jugadores, aunque es muy difícil anticipar cualquier cosa ahora mismo".

"Así como la liga es muy importante terminarla por lo que conlleva económicamente y por el propio trastorno de la competición, creo que no tiene sentido jugar una final de Copa sin público", subraya asimismo el navarro. Larrañaga, optimista con que haya aficionados en las gradas, sí cree que la Real partía con ventaja en caso de que la final de Copa se hubiera celebrado esta noche. "Los datos llevaban a pensar así, porque la Real estaba por encima en la clasificación haciendo una gran Copa y con un juego muy bueno, por lo que era más favorita que el Athletic", explica el mítico excapitán del conjunto donostiarra, quien se disponía a estar hoy en Sevilla "viendo una gran final, disfrutando de un gran ambiente y con la ilusión de que ganara la Real".

"Ya veremos cómo están las cosas cuando se juegue, porque no tendrá nada que ver ya", asume también Larrañaga, a quien secunda su excompañero Gorriz, quien no oculta su profunda pena por no poder degustar esta noche una cita sin igual. "Iba a tener seguramente una invitación para viajar con el equipo a Sevilla a animar y disfrutar de toda la fiesta y es una gran pena lo que ha pasado en todos los sentidos", indica el irundarra, que también era optimista con el desenlace de una final a la que la Real hincaba el diente en plena euforia colectiva, aunque la "experiencia" del Athletic jugaba a favor de los rojiblancos.

¿ATHLETIC Y REAL A EUROPA? En cuanto a la propuesta de la Federación Española de Fútbol de recurrir a la clasificación actual en liga para repartir las plazas europeas y que el Athletic obtenga su billete como finalista en caso de que la final de Copa no se disputara a tiempo, los cuatro exjugadores señalan que "ninguna decisión va a contentar a todo el mundo". Gorriz, a pesar de que la Real disputaría la Champions, admite, no obstante, que "no me gusta nada que tenga que ser de esta manera". "Es la polémica de siempre, pero al Athletic le vendría bien", resalta asimismo Larrañaga, mientras que a ojos de Urtubi "no se debería reanudar la competición y todo debería quedar en la situación actual, con los equipos clasificados donde están y teniendo eso en cuenta".