Beti Kozkor: la calma después de la tormenta

Los de Lekunberri disputarán su tercera fase de ascenso consecutiva

08.04.2021 | 21:00
La plantilla del Beti Kozkor posa con el número tres en relación a su tercera fase de ascenso

En la segunda quincena de febrero saltó la bomba. Rodri Fernández de Barrera era cesado como técnico del Beti Kozkor. El club, que marchaba en cuarta posición con los mismos puntos que el tercero y el segundo clasificado, tomaba la decisión de echar al que ha sido el técnico más laureado de la historia de la entidad de Lekunberri.

A falta de un mes para que finalizara la primera fase, todo hacía presagiar que el Beti Kozkor, afectado por la situación, no podría alcanzar la fase de ascenso. Contra todo pronóstico y, pese a la manifestación de la plantilla en favor de su técnico, la junta directiva dio marcha atrás y llegaron a un acuerdo con el que Rodri se sentó en su banquillo, en el que lleva ocho temporadas y desde el que ha alcanzado magníficas cotas con su equipo. Fernández de Barrena cogió el Beti Kozkor en primera regional y, ocho cursos después, va a disputar su tercera fase de ascenso a Segunda RFEF.

"Aquello fue el impulso que necesitábamos para alcanzar la fase de ascenso. Si no hubiera pasado, puede que no la hubiéramos alcanzado. Fue un impulso que hizo que nos uniéramos más, que nos lo tomáramos como un incentivo para demostrar que estábamos vivos y que éramos más de lo que podíamos ser en ese momento. Teníamos todo en contra, el cómo estaba el equipo y el calendario que se nos venía encima en un grupo muy complicado. Hemos sacado ese ADN Beti Kozkor, ese hambre por competir que tenemos. Hemos entrado como terceros de los 22 equipos, la mejor clasificación que hemos tenido en estas tres últimas campañas", analiza Rodri Fernández.

Con él, llegaron y siguen en el equipo Hodei, Pitu y Celi. Todos juntos forman una piña, una familia, como dicen. Prueba de ello es el primer gol que anotaron después de todo este estallido. Los jugadores se fueron a abrazar en corro al técnico pamplonés. Un mes después la situación es muy diferente. Mallorca B primero y Mutilvera después privaron al Beti Kozkor de ascender de categoría. La situación ahora es muy diferente y en la última jornada, un gol estuvo a punto de privarles de disputar la fase.

"Era una jornada loca. Se nos puso de cara pronto y en ese caso no miras otros campos, pero cuando te empatan ya empiezas a mirar otros campos. En los últimos minutos sabíamos que había ganado el Valle de Egüés, el Itaroa Huarte y que un gol nos dejaba fuera. Al final, cuando metimos el tercer gol el equipo se vino arriba y pudimos celebrar y disfrutar", añade el técnico.

Esta será la tercera fase de ascenso que disputará el club de un pueblo como Lekunberri, de apenas 1.200 habitantes. "Lo que estamos consiguiendo es algo fuera de lo normal y esto se consigue con esfuerzo, sacrificio y las ganas de competir que tiene este equipo. Lo valoraremos cuando esto deje de funcionar como está siendo ahora", valora Rodri.

La primera opción de subir a Segunda División B se truncó en Mallorca. "Fue un premio y unas vacaciones", describe. La segunda oportunidad se truncó en la final en Merkatondoa contra la Mutilvera y, ahora, la Peña Sport tiene asegurada la primera de las tres posiciones de ascenso "por méritos propios". El San Juan es, por tanto, el equipo a batir, porque "es el que más regular se ha mostrado en el grupo", reconoce el preparador.

Subir a la Segunda RFEF sería un premio. "Cuando entré en el club, ascender a Preferente era un premio, subir a Tercera una quimera porque no pensábamos que podíamos llegar hasta aquí y ahora ascender a Segunda RFEF sería un premio para los jugadores, para los que han pasado por el club y para el propio club de nuestro pueblo, que sentimos como nuestro, como es Lekunberri. La gente se está volcando con el club y sería un premio que nadie esperaba hace no mucho tiempo y sería merecido", concluye el técnico.

En cuanto al club, Gorka Azpiroz, presidente, recalca la importancia que tiene para un pueblo como Lekunberri el disputar la tercera fase de ascenso consecutiva. "Es un orgullo, un honor y un premio para el pueblo", y afirma que no va a poner ningún tipo de freno al club para que trate de conseguir el ascenso, porque "cuando finalice la temporada, realizaremos las pertinentes gestiones en función de los logros deportivos que se puedan conseguir y, por supuesto, celebrar".