El Eibar toma aire en el minuto 89

salvación el equipo de mendilibar gana de penalti en el último minuto y complica al getafe

10.05.2021 | 01:01
Mendilibar. Foto: Efe

Getafe0

Eibar1

GETAFE Soria; Damián, Djené, Timor, Olivera; Nyom (Aleñà, m. 91), Maksimovic (Ángel, m. 91), Arambarri, Cucurella; Enes Ünal (Chema, m. 78) y Jaime Mata.

EIBAR Dmitrovic; Corra, Oliveira, Arbilla, Cote; Bryan Gil, Atienza, Diop, Edu Expósito (Recio, m. 70); Sergi Enrich y Kike García.

Gol 0-1, m. 89: Recio, de penalti.

Árbitro Alberola Rojas (Comité Castilla-La Mancha). Mostró tarjeta amarilla a Kike García (m. 40) y a Diop (m. 67) por parte del Eibar y a Timor (m. 82) por parte del Getafe.

Estadio Coliseum Alfonso Pérez.

GETAFE – Una mano del serbio Nemanja Maksimovic regaló un penalti al Eibar, que ganó 0-1 en Getafe con un tanto de Recio desde los once metros en el minuto 89 con los que el conjunto armero tomó aire para mantener intacto su sueño por la permanencia.

El Getafe se metió en un lío increíble. Salió a por el empate, buscó un punto que habría sido bueno para marcar distancia respecto a los puestos de Segunda División y acabó escaldado. El Eibar, que sumaba seis meses sin ganar fuera de Ipurúa y estaba casi desahuciado, logró su segunda victoria consecutiva y, si el Valladolid pierde, estará a sólo dos puntos de la salvación.

Con mucho en juego sobre el césped del Coliseum Alfonso Pérez, ambos equipos salieron a no fallar. Un dato al final de la primera parte fue contundente: cuando se cumplió el minuto 45, el juego había estado interrumpido 31. En todo ese tiempo, apenas hubo dos ocasiones.

En la segunda parte, sólo un bajón físico de todos los jugadores podía permitir algo de fútbol. Poco a poco, con mucho esfuerzo, comenzaron a llegar las oportunidades. Las primeras, con dos cabezazos. Uno de Sergi Enrich que detuvo Soria y otro del turco Enes Ünal que se marchó fuera de la portería de Dmitrovic. El tercer aviso lo dio David Timor con un intento desde su campo que estuvo a punto de sorprender al portero del Eibar. El cuarto, el uruguayo Mathias Olivera, que se encontró con una pelota casi sobre la línea de la portería defendida por Dmitrovic que no acertó a rematar cuando tenía todo a favor. No había acierto por ningún lado. Todos hacían honor a una estadística terrible: Eibar y Getafe, con 26 goles a favor, son los que menos han metido esta temporada.

Hasta que llegó la acción clave. Maksimovic, al filo del final, tocó el balón con la mano dentro del área. Recio no falló y el Eibar pasó de la desesperación a la esperanza en tan solo un instante. Mendilibar y sus jugadores mantienen su sueño de Primera. El Getafe, especuló, jugó con fuego, y se metió en un lío.

noticias de noticiasdenavarra