Frank de Boer, un seleccionador bajo la lupa

Su sistema táctico 5-3-2 ha sorprendido a los neerlandeses

15.06.2021 | 09:35
De Boer durante el partido contra Ucrania.

Cuando Frank de Boer cambió el 4-3-3 habitual de Países Bajos por un 5-3-2, la discusión sobre el sistema táctico para la Eurocopa se convirtió en un debate nacional. Es la última batalla de un seleccionador al que parece importarle poco la mala prensa de sus decisiones.

Un ejemplo fue lo ocurrido el pasado sábado. Una avioneta sobrevoló el campo de entrenamiento con un letrero que decía "Frank, simplemente un 4-3-3!", el sistema defendido por la mayoría de aficionados neerlandeses.

"El que salvaguarda la identidad holandesa", escribió el redactor jefe del periódico "De Telegraaf" Valentijn Driessen.

De Boer respondió impasible en rueda de prensa: "Gracias por el consejo, pero seguiremos con el 5-3-2".

El comentario se contradice con lo que afirmó en su presentación como seleccionador, hace menos de un año, cuando dijo que seguiría el camino iniciado por su predecesor, Ronald Koeman. La elección de De Boer fue vista por muchos comentaristas como la opción menos mala tras las negativas de Frank Rijkaard y Peter Bosz.

El juego desplegado por Países Bajos durante los últimos meses no convencía en casa, pero la victoria contra Ucrania en el primer partido de la Eurocopa (3-2) ha hecho cambiar de opinión a algunos, al menos respecto al sistema táctico.

"Nosotros estábamos equivocados y Frank de Boer tiene razón", dijo el presentador de la cadena NOS, que retransmite los partidos del torneo. Una muestra más de que cada neerlandés lleva a un seleccionador en su interior.

Incluso la federación bromea con el asunto a través de sus canales oficiales tomando una frase del propio De Boer, que estos días ha dicho que en su país hay "diecisiete millones de seleccionadores".

Más allá de los resultados y chascarrillos, aún están vigentes los despistes y lapsus del técnico en los días previos al comienzo del torneo. Cuando incluyó en la lista a Donny van de Beek, dijo que estaba entre los seis o siete jugadores convocados que más había jugado durante la temporada.

"Unos 4.000 minutos", aseguró.

La contestación levantó varias cejas y en cuestión de horas las estadísticas vieron la luz. Van de Beek no llega a los 1.500 minutos con el Manchester United. De los 26 futbolistas de Países Bajos, es el tercero que menos ha participado con su club.

Ronald de Boer, hermano del seleccionador y comentarista de televisión, explicó luego la confusión. "Miró en la columna equivocada. Los nombres de Davy Klaassen y Donny van de Beek estaban uno al lado del otro".

Días después, el seleccionador lo confirmó: "Estoy envejeciendo y a veces veo mal", comentó.

Una disculpa un tanto forzada, pues es de dominio público que Van de Beek ha contado poco para el técnico del Manchester United, Ole Gunnar. De los 38 partidos de la Premier League de esta temporada, el neerlandés ha sido incluido cuatro veces en el once inicial.

"Si hubiera pensado un poco, De Boer podría haber concluido que 4.000 minutos eran demasiados. Ha sido muy descuidado", dijo el exfutbolista danés y comentarista de la cadena ESPN Kenneth Pérez.

La discusión sobre Van de Beek se terminó la semana pasada, pues el jugador sufrió una lesión y abandonó la convocatoria.

Otra crítica al seleccionador se debe a la comunicación con los ocho jugadores que formaron parte de la primera lista para la Eurocopa y que, posteriormente, fueron descartados. El técnico dijo que se había puesto en contacto con todos antes de hacer la convocatoria pública. Tampoco era cierto.

Jeremiah St. Juste, un defensa que ha hecho una buena temporada en el Maguncia, se enteró de su exclusión por un periodista. El seleccionador lo llamó horas después para decirle al jugador lo que ya había leído en todos los medios.

De Boer cuenta con el hándicap de haber tomado las riendas nueve meses antes de la Eurocopa debido a la marcha anticipada de Ronald Koeman, que se fue al Barcelona en contra del criterio de la federación neerlandesa.

Un margen escaso comparado con otros seleccionadores que llevan años estudiando y moldeando a los suyos. El torneo continental está siendo su gran prueba de fuego y, de obtener un mal resultado, ganarán resonancia las voces que piden su salida.
noticias de noticiasdenavarra