eurocopa 2020/ PErsonaje y agenda

Una vida en 140 caracteres

18.06.2021 | 00:49
Andy Robertson, durante la presente Eurocopa.

Andy Robertson, lateral escocés, pasa de pedir trabajo por Twitter y estar a punto de colgar las botas, a disputar la Eurocopa y ganar Premier League y Champions League con el Liverpool

LA vida a esta edad es una basura sin dinero. Necesito un trabajo", escribió Andy Robertson (Escocia, 1994) en agosto de 2012, cuando Twitter solo permitía 140 caracteres –por los 280 que maneja ahora–. Tenía 18 años y por su mente rondaba la idea de colgar las botas. Aparcar su sueño de ser futbolista profesional y comenzar una carrera universitaria. Porque en plena adolescencia, cuando aún no había dado el estirón, Robertson fue excluido de la academia del Celtic por ser demasiado pequeño. Así que cuando llegó a la mayoría de edad se encontraba jugando en el Queen's Park, en la categoría más baja del fútbol profesional escocés. Tuvo que pluriemplearse y gracias a ese tuit acabó combinando el deporte con un puesto de cajero en una tienda de ropa y algunos trabajos esporádicos para la Asociación Escocesa de fútbol: aceptaba reservas telefónicas por teléfono para partidos y conciertos.

Con todo, Robertson siguió entrenando y jugando; y su magnífica temporada en el primer equipo no pasó desapercibida. De hecho, el Dundee United, de la Primera escocesa, se hizo con sus servicios y le ofreció su primer contrato profesional. Un año más tarde, en 2014, dio el salto a la Premier League de la mano del Hull City, que pagó por él 3,6 millones de euros. Entonces, el escocés comenzó a despuntar y, aunque su equipo no pudo mantener la categoría, Robertson era considerado ya uno de los laterales izquierdos más prometedores. Así, en julio de 2017, solo cinco años después de pedir trabajo por Twitter, el zurdo aterrizó en el Liverpool por 7 millones. Pasó de doblar ropa a medir sus fuerzas con las de Cristiano Ronaldo, Leo Messi o Neymar. Y es que, en apenas seis meses, Robertson se ganó la confianza de Jurgen Klopp, que le hizo dueño y señor de su banda izquierda, y el cariño de toda la afición red, que aplaudía sus cabalgadas y su esfuerzo defensivos.

Con él en once, el Liverpool escribió los pasajes más célebres de su historia: la Champions de 2019 y la extraña Premier League de 2020, además de la Supercopa de Europa y el Mundialito de Clubes. Sin embargo, Robertson ganó mucho más que trofeos colectivos, ya que se hizo con un par de premios individuales al ser incluido en el equipo ideal de la Liga de Campeones y de la Premier League de 2019.

Eurocopa Ahora, con 27 años, tasado en 65 millones de euros y con un puesto de trabajo estable y muy bien pagado, Robertson se encuentra disputando la Eurocopa 2020 con Escocia, un país que se apoyó en su lateral para regresar a la competición continental 25 años después. De hecho, el zurdo será probablemente de la partida en el duelo que esta noche (21.00 horas/Telecinco) enfrentará a su combinado con Inglaterra. Y es que, en la que será la segunda jornada del grupo D, Escocia necesita la victoria para apurar sus opciones de acceder a los octavos de final. Porque la selección capitaneada por Robertson cayó en su debut ante la República Checa (0-2) en un partido disputado en Glasgow ante 12.000 espectadores y que será recordado por el golazo que marcó Patrick Schick desde 49 metros.

noticias de noticiasdenavarra