Xavi por Koeman: el revés en Vallecas precipita la destitución del holandés

Laporta comunicó la destitución al técnico holandés en el vuelo de regreso de Vallecas tras la derrota del equipo azulgrana contra el Rayo

28.10.2021 | 06:14
Ronald Koeman llegó al Barça en agosto de 2020

El entrenador neerlandés Ronald Koeman ha dejado de dirigir al FC Barcelona tras la derrota frente al Rayo Vallecano (1-0), en la undécima jornada de la Liga Santander, según ha informado en la madrugada de este jueves el club blaugrana, que pone fin de este modo a la etapa del héroe de la primera Copa de Europa que ha durado algo más de un año.

"El FC Barcelona ha destituido esta noche a Ronald Koeman como técnico del primer equipo. El presidente del club, Joan Laporta, se lo ha comunicado tras la derrota ante el Rayo Vallecano. Ronald Koeman se despedirá este jueves de la plantilla en la Ciudad Deportiva. El FC Barcelona quiere agradecerle los servicios prestados a la entidad y le desea mucha suerte en la vida y en su carrera profesional", informó el club. Laporta comunicó la destitución al técnico holandés en el vuelo de regreso de Vallecas.

El exjugador llegó al Barça en agosto de 2020 como solución tras la debacle de cinco días antes en los cuartos de final de la Liga de Campeones ante el Bayern Múnich y el recordado 2-8 que abrió una crisis institucional y deportiva. Josep Maria Bartomeu, que a mediados de enero de ese año había confiado la dirección a Quique Setién tras destituir a Ernesto Valverde, cesó también al cántabro y optó por Koeman, que se encontró con una situación complicada con el burofax de Leo Messi pidiendo salir del club.

"Todo el mundo sabe que el Barça es mi casa, voy a tener la posibilidad de entrenar un equipo tan grande como este. Es un reto, no es fácil estar en Barcelona porque siempre se exige el máximo. Así me gusta, hay calidad suficiente para poder exigir al máximo de resultados y títulos", afirmó el día de su presentación y tras firmar por dos temporadas.

Koeman fue el encargado de acabar con la etapa como blaugranas de figuras claves como Luis Suárez e Ivan Rakitic, y finalmente pudo contar con Messi para el reto de su primera campaña, que tampoco empezó del mejor modo posible, alejándose muy pronto más de una decena de puntos de la pelea por LaLiga Santander, aunque posteriormente su mejora le permitiría reengancharse.

Irregular en su fútbol, iniciado con un 4-3-3 y luego cambiado en ocasiones al 3-5-2, el Barça fue remontando en el torneo doméstico, mientras que en la Liga de Campeones caía eliminado en octavos ante el PSG, vencedor 1-4 en el Camp Nou en la ida de la eliminatoria, y en la Copa del Rey sobrevivía con goles agónicos para acabar levantando el título, el único en su etapa, con autoridad ante un Athletic Club que le había arrebatado la Supercopa de España.

Y mientras intentaba pelear por la Liga, Koeman también tenía que lidiar con su futuro en el banquillo tras la victoria de Joan Laporta en las elecciones presidenciales. El técnico neerlandés no era el preferido del nuevo máximo mandatario, que le dio su confianza de inicio, y logró que el Barça llegase a las jornadas finales en disposición de pelear por el título liguero. De hecho, tuvo la opción de colocarse líder, pero perdió en el Camp Nou ante el Granada (1-2) y firmó un mala recta final que le terminó dejando tercero.

LAPORTA LE MANTIENE


Pese a ese revés, el nuevo presidente acabó por alargar su confianza sobre el neerlandés. "Koeman ha demostrado lo que ya sabemos, que es un gran profesional. Había que buscar soluciones a las pequeñas divergencias que podíamos tener y nos ha llevado a la conclusión de que Koeman es lo mejor para el Barça", indicó tras confirmar que cumpliría un segundo año de contrato que estuvo rodeado de dudas.

Sin embargo, la delicada situación económica del club fue otra losa para el técnico, que esta vez sí perdió a Messi, y que el último día de mercado se quedó también sin Antoine Griezmann. El inicio de temporada, pese al esperanzador 4-2 ante la Real Sociedad, tampoco fue bueno y el estreno en Champions ante el Bayern y el 0-3 encajado trajo a la luz el "esto es lo que hay", un mensaje que pareció calar muy profundo como reflejo de la plantilla con la que contaba en ese momento.

Otra sonora derrota ante el Benfica (3-0) ya puso su cargo en el disparadero, pero Laporta le ratificó justo antes de visitar el Wanda Metropolitano, donde el equipo blaugrana dejó otra pobre imagen, saldada con derrota (2-0). Las victorias ante el Valencia y el Dinamo Kiev parecieron darle aire, escaso porque las derrotas en el Clásico y en Vallecas acabaron con su andadura.

Koeman, que deja al conjunto catalán en la novena posición en la Liga, a seis puntos de la cabeza, ha dirigido esta temporada 14 partidos con los tres de Champions, con un balance de cinco triunfos, tres empates y seis derrotas, y en total acumuló 39 victorias, 12 empates y 16 derrotas en su paso por el banquillo blaugrana. Cifras muy pobres para el FC Barcelona, que está acostumbrado a pelear por todos los títulos año tras año y que ahora debe buscar su tercer entrenador en menos de dos años para reconducir su rumbo. Xavi Hernández sería el favorito de Laporta.

noticias de noticiasdenavarra