Locura mañanera en Tajonar

El Promesas rescata un punto en el último minuto tras ir perdiendo toda la segunda parte

05.12.2021 | 18:59
Iker Benito se deshace de un rival en el encuentro de hoy
Osasuna Promesas 3
Gernika 3
 
OSASUNA PROMESAS Valencia, Diego, Dufur, Benito, Ibáñez, Pau (Radabán, min. 73), Xabi (Boiro, min. 73), Joel (Soeiro, min. 66), Eneko, Mutilva, Muñoz (Azcona, min. 75).
 
GERNIKA Hodei, Unai (Pacheco, min. 70), Theo (Ekain, min. 45), Asier, Koldo, Urtzi, Adrián (Zuluaga, min. 86), Alejandro (Ález, min. 70), Eneko, Aguirre, Gorka (Eneko, min. 63).
 
Goles 0-1, min. 71: Pacheco; 0-2, min. 75: Guemes; 1-2, min. 87: Benito; 2-2, min. 89: Benito; 2-3, min. 91: Pacheco; 3-3, min. 93: Soeiro.
 
Árbitro Pablo Monterrubio Torres, asistido por Adrián Sánchez y David Nivela.
 
Estadio Tajonar.
 
El Promesas empató en la última jugada del partido para continuar invicto en la liga. El Gernika se adelantó hasta en dos ocasiones, pero los de Tajonar no se rindieron y sacaron un punto milagroso.
Fue un mediodía de goles de gran factura, de remates inverosímiles y de dos equipos a los que les costó encontrar su juego. La lluvia se convirtió en la gran protagonista de la primera mitad. 
 
Buscando agujeros a la espalda de los defensores, comenzaron a fabricar ocasiones los visitantes. Por su parte, el Promesas no terminaba de adaptarse a las condiciones del encuentro. Al partido le faltaba chispa, marcha, gracia. Es decir, que alguien mendigara un poco de fútbol.

Nada más salir de los vestuarios, los locales demostraron que querían sonreír de nuevo en casa. Comenzaron a jugar por las bandas y a poner en apuros a sus rivales. Benito, además, por fin despertó para mostrar velocidad y desborde, cualidades que su equipo necesitaba de manera urgente.

Los muchachos de Óscar Vales se replegaron para defender juntos y tirar al contraataque a campo abierto después de cada pérdida de balón de los rojillos. Este estilo de juego les fue efectivo y en cuatro minutos marcaron dos tantos. Ambos llegaron de forma similar, de centro. Guemes dio la asistencia en el primero a Pacheco y remató a bocajarro el segundo tras una buena asistencia de Álex

Todo apuntaba a que iba a llegar la primera derrota de la temporada porque la distancia parecía insalvable para los locales. Sin embargo, los rojillos nunca dejaron de creer. En una buena jugada, Soeiro abrió a banda para Benito y, como no podía ser de otra manera, a la carrera llegó el ansiado gol local. Dos minutos más tarde, Boiro botó una falta lateral que se paseó por el área pequeña y, cuando parecía que nadie iba a rematar, Benito metió la puntera para igualar la contienda.

Poco tiempo les duró la alegría porque Pacheco volvió a adelantar a los suyos en el noventa y dos tras batir a Valencia en un mano a mano. Pero la última palabra no estaba dicha. En la última jugada, Benito volvió a galopar por la banda, centró y Soeiro lo cazó al aire para rascar un punto y enloquecer a la grada. Los de Santi Castillejo obraron el milagro en un final apoteósico. 

Santi Castillejo: "Me voy contento y orgulloso"


Tras finalizar el encuentro, Santi Castillejo declaró: "Estoy muy contento por el esfuerzo de los jugadores. Han hecho un gran partido. Creo que lo deberíamos haber ganado antes porque hemos tenido muchas oportunidades. Luego cuando parecía que todo estaba perdido, han sido capaces de empatar dos veces". En cuanto al juego de su equipo admitió: "El final de la primera parte y toda la segunda hemos jugado muy bien. Hemos hecho mucho daño por banda conIker Benito. Independientemente de que sea un punto, me quedo con el espíritu competitivo del equipo". 

noticias de noticiasdenavarra