'Sprint' final en las últimas jornadas de Tercera RFEF

La espectacular racha del Murchante le permite soñar con la permanencia y el Subiza sigue con opciones de ascenso directo

04.04.2022 | 16:58
Martín Fuentes (Subiza), ante Carlos Rico (Avance), en el partido disputado en Igeldea (Arre).

Cuatro victorias de manera consecutiva, cuando el objetivo de la permanencia parecía prácticamente imposible, le han aferrado al Murchante a soñar con salvar la categoría a tres jornadas del final de la fase regular del campeonato.

Valle de Egüés, Azkoyen, Corellano y Beti Onak han sido las víctimas del cuadro que dirige Daniel Bruna, que se coloca con 25 puntos en decimocuarta posición, a tres del Beti Kozkor (28, pero con un partido menos) y a seis del Valle de Egüés (31), sus predecesores, que miran de reojo la Segunda RFEF.


Descenso: dos confirmados


La resaca de la jornada ya ha dejado los dos primeros equipos descendidos a Autonómica la temporada que viene. Las derrotas de Gares (0-1 ante el Txantrea) y Corellano (0-2 ante el Azkoyen) les han condenado.

En una temporada normal, el resto de equipos estarían salvados, pero en esta tesitura entra en escena el llamado efecto cascada de Segunda RFEF. Por cada equipo que baje a Tercera, este arrastrará un descenso a Autonómica. Librarse de esa posible quema es lo que buscan Murchante (25 puntos), Beti Kozkor (28), Valle de Egüés (31), Azkoyen (32), Burladés (32) y Pamplona (34 -1 partido).

Es por ello que los focos de los clubes implicados en la pelea por eludir el descenso estarán puestos en dos categorías, porque, de acabar así la Segunda RFEF, el Ardoi y la Peña Sport serían equipos de Tercera RFEF y ello conllevaría dos descensos más de categoría. Los zizurtarras se encuentran a once puntos del play out de descenso, mientras que los tafalleses están a quince puntos de distancia. Además, la Mutilvera también está en la pelea por evitar el descenso. Los de Andoni Alonso están dos puntos por encima de esa promoción de descenso.

La dinámica negativa del conjunto de Imanol Eslava, que suma cinco derrotas en los últimos cinco partidos que ha disputado, le llevan a mirar de reojo un descenso con el que apenas contaban. Sin embargo, los de Lizasoain dependen de ellos mismos para conseguir la permanencia, pues de los cuatro partidos que tienen pendientes por jugar, tres son contra rivales directos (Beti Kozkor, Murchante y Azkoyen).

Al Murchante no le queda otra que seguir encadenando puntos de tres en tres. Además del Pamplona, Avance y Gares son los rivales que le restan por medirse. Por su parte, el Azkoyen también se medirá al Beti Onak y al Avance.

Valle de Egüés, Beti Kozkor y Burladés son los que peor calendario tienen de los equipos que pelean por evitar el descenso de categoría. Los de Sarriguren tienen que verse las caras con Corellano, Cantolagua y Beti Onak, los de Lekunberri con Pamplona, Cantolagua, Subiza y Txantrea, y los de Erripagaña con Subiza, Txantrea e Itaroa Huarte.


Permanencia: Avance y Beti Onak


Una carambola de resultados le permitiría soñar con el play off de ascenso tanto a Avance (39 puntos) como al Beti Onak (40). Para ello, los de Arre deberán descontar una desventaja de seis puntos con el Itaroa Huarte (sexto, con 45) y cinco los de Villava, respectivamente. A los pupilos de Peio Mascaray les queda Murchante, Azkoyen y Corellano, mientras que Azkoyen, Corellano y Valle de Egüés son los rivales de los hombres de Ángel Arizcuren.


'Play off': Cortes, el tapado


El Cortes llama a la puerta de un play off con el que ni ellos mismos contaban a principio de temporada. A tres jornadas del final, los pupilos de Rafa Bericat se han permitido el lujo de soñar con colarse entre los cinco mejores. Itaroa Huarte a tres puntos, y Cantolagua a cuatro, sus objetivos, y Pamplona, Gares y Cirbonero, sus rivales.

El Txantrea, tercero clasificado, es el único equipo que tiene asegurada su plaza en la promoción, mientras que Cantolagua e Itaroa Huarte no pueden permitirse despistes si no quieren perder sus posiciones de privilegio. Los de Sangüesa, cuartos con 46 puntos, tienen que verse las caras con Beti Kozkor, Valle de Egüés y Subiza, mientras que los de Huarte, quintos con 45 unidades, deberán enfrentarse a Gares, Cirbonero y Burladés en estas tres últimas jornadas de liga regular.


Ascenso: el Subiza, con opciones


A pesar de empatar a cero en Cintruénigo, resultado que mantiene la distancia de cinco puntos entre el Cirbonero y el Subiza, lo cierto es que el conjunto de César Monasterio tiene opciones de conseguir el ascenso directo y cuenta con el gol averaje a su favor. Burladés, Beti Kozkor y Cantolagua son los tres rivales que le restan a los de Sotoburu.

En caso de que el Subiza sume los nueve puntos restantes, al Cirbonero le valdría con sumar cinco puntos. Para ello deberá puntuar ante Txantrea, Itaroa Huarte y Cortes.

noticias de noticiasdenavarra