Presidente de la Federación Navarra de Baloncesto

Pablo Bretos: "Me voy a volver a presentar a las elecciones y, si gano, trabajaremos con el Arena para traer lo mejor"

Pablo Bretos terminó ayer su estancia en Huelva, donde presenció en el Campeonato de España de Selecciones el papel de los cuatro equipos navarros

07.01.2020 | 06:15
Pablo Bretos

Pamplona - Se acercan las elecciones para la presidencia de la Federación Navarra de Baloncesto y su actual mandatario, Pablo Bretos, anuncia en esta entrevista que tiene intención de volver a presentarse y seguir en la línea de su actual mandato.

Se acerca el periodo electoral. ¿Tiene pensado intentar la reelección o lo deja?

-Sí. Pienso presentarme. He pedido ya alguna colaboración. Nuestra intención es la de seguir con la línea marcada y acabar algunos temas importantes como el tema de la tecnología o seguir con las titulaciones de entrenadores. Conseguir más técnicos y más árbitros son dos de las brechas más importantes que tenemos. En el tema arbitral, seguiremos con el arbitraje participativo.

¿Va a haber elecciones o piensa que será el único candidato? ¿Ha escuchado algo?

-No he oído nada, pero si los hay, habrá que pelear.

¿Qué balance hace de su primer mandato al frente de la Federación Navarra de Baloncesto?

-Estoy muy contento. Se han cumplido objetivos. Uno de ellos era la implantación de la tecnología en nuestro baloncesto y eso lo hemos adelantado ostensiblemente. Además se ha conseguido un equipo en Liga Femenina 2 con mayoría de navarras y tenemos que potenciarlo al máximo al igual que los chicos, que tenemos que intentar que lleguen lo más arriba posible.

Y ahora, si sale elegido, ¿qué piensa hacer?

-Queremos aprovechar los recursos que nos dan las nuevas tecnologías como puede ser disponer del partido en vivo o tener estadísticas. También queremos ampliarlo a todas las categorías, implicando a los clubes, algo en lo que estamos inmersos. Luego seguir apostando por la titulación oficial, pero sin dejar los cursos de la FNB para que se puedan ampliar el número de entrenadores. Por otra parte, continuar con las medidas que hemos tomado para que haya más árbitros e intentar captar también más anotadores.

Habla del tema de los entrenadores. Con las nuevas titulaciones, a los clubes les cuesta cada vez más encontrar formadores para los equipos, ¿qué piensan hacer?

-Vamos a apostar por seguir potenciando la titulación con el Gobierno de Navarra, pero también seguir con una formación dada desde la Federación para que puedan entrenar cuanto más gente mejor.

Sobre los arbitrajes, han implantado el arbitraje participativo, ¿qué valoración hace?

-Está siendo una experiencia muy positiva. Hemos conseguido que vean la figura del árbitro como una figura más, un deportista más dentro del partido. Se ha logrado la implicación de los jugadores, incluso de los padres. La valoración no puede ser más que muy positiva.

Cambiando un poco de turno, ¿qué opina la situación del baloncesto masculino en la elite en Navarra?

-Yo soy muy optimista. Cuando íbamos el otro día al Campeonato de España justo iba comentándolo, que veía muy factible tener un equipo de LEB Plata y Oro con un porcentaje de navarros importantes. Creo que podría haber una base de jugadores locales, de aquí, con dos o tres extranjeros y poder competir.

¿Y cree que en femenino se puede consolidar un proyecto en LF manteniendo la filosofía actual?

-Tal vez peque de optimismo, pero yo veo al equipo en Liga Femenina 1. Como decía Martín con Osasuna, yo creo que pueden estar entre los diez últimos de LF y los seis primeros de LF2. Creo que van a ir a la Fase de Ascenso y si logran subir pues ojalá lo intenten.

Dentro de los cuatro años de mandato, hay un hito que tiene marcado en rojo: el partido de la selección española absoluta masculina, ¿si sale elegido, van a intentar traer más eventos de ese calado?

-Pues sí. Fue uno de los días más felices de mi vida. Desde el punto de la mañana todo salió bien. La FEB estaba encantada con todo, tanto con el Arena como con el hotel. Fue muy positivo ver a los jugadores por la mañana tanto en el entrenamiento como en la presentación. Como se prestaron y todo. Y si nos remontamos más atrás pensamos en cómo se vendió todas las entradas en apenas 10 horas, algo que ya demostró que era un éxito muy importante. No fue solamente un partido de baloncesto, fue un espectáculo muy completo y una experiencia superpositiva. Además luego lo rematamos con el amistoso entre el Baskonia y el Tenerife. Conseguir que vayan 4.000 personas a un partido amistoso creo que es algo muy reseñable. Vamos a seguir trabajando con el Arena para intentar traer lo mejor. Este año casi viene la selección absoluta femenina pero no ha podido ser porque coincide con un campeonato de otra modalidad. Pero tanto la FEB, como el Arena y nosotros trabajamos mano a mano.

¿Y otros fuera de la FEB, como la Copa ACB?

-Hemos tenido ya contactos con la ACB para ver cuánto costaría traer la Copa y la Supercopa. Ahora mismo la Copa es inviable ya que estaríamos hablando de un presupuesto de un millón o millón y medio. En cambio, con la Supercopa, aunque ya está adjudicada para el año que viene, estamos trabajando en esa línea. También queremos seguir trayendo a equipos importantes para amistosos o torneos. Ojalá vengan el Madrid o el Barcelona conjuntamente con el Baskonia y equipos del norte y de Aquitania.

Una última pregunta, volviendo a hablar de la base, ¿le preocupa la importante fuga de talentos -esta temporada cuatro, dos chicos y dos chicas- que se están yendo cada vez más jóvenes a formarse fuera de Navarra antes de llegar a la mayoría de edad?

-Cada vez se da más la situación de que los ojeadores de importantes canteras se acercan a campeonatos de autonomías y de clubes para intentar captar jóvenes talentos. Cada vez más pequeños. Les ofrecen un plan formativo con una vivienda. En estos momentos en Navarra no podemos competir con eso. En cambio, si tuviésemos equipos en la elite bien armados esto sería más fácil. Mientras, se nos van yendo como esta temporada al Perfumerías, a Sabadell o a Galicia siendo cadetes o júniors de primer año. Ahora mismo no podemos competir con eso. Lo único que podemos es intentar seguir con jóvenes talentos trabajando para ofrecer una formación más integral.