Un futuro prometedor

Con 20 años, Laila Lacuey no se pone límites, y ya ha batido los récords navarros de longitud y 60 metros

27.02.2020 | 02:57
Laila Lacuey, en la pista de atletismo de Larrabide.

Pamplona – El pasado 16 de febrero saltó la noticia de que Laila Lacuey había batido uno de los récords navarros de atletismo más antiguos de los que existían. Lo hacía en longitud, en el Campeonato de España sub-23 en pista cubierta, logrando un salto de 6.16 que dejaba atrás el 6.03 logrado por Teresa Iriarte en 1980. No satisfecha con ese hito, Lacuey volvió a superar una barrera navarra el pasado domingo, al correr los 60 metros lisos en los campeonatos de Euskadi y Navarra, que se celebraron en San Sebastián, en 7.46, superando el 7.58 marcado por Vicky Villanueva en 2008.

Dos hitos que han puesto el nombre de Laila Lacuey (Sangüesa, 16 de febrero del 2000) en la historia del atletismo navarro y que le han transformado de promesa del atletismo a una realidad.

La atleta del Grupoempleo Pamplona Atlético empezó hace seis años a practicar este deporte. Antes solo viajaba a Pamplona desde Sangüesa para hacer ballet, pero una recomendación de su profesor de educación física a su madre le llevó a probar en el atletismo y, un año después, comenzó su prometedora carrera.

Ella confiesa que al principio no era consiente de su potencial, y que veía el atletismo "como un juego". "Hasta mi segundo año entrenando a atletismo solo me veía como una niña que se divertía. Cuando empecé a entrenar más en serio me di cuenta de que tenía cualidades en esto", confiesa Laila.

Compaginar Estudio y deporte Actualmente, la atleta sangüesina se encuentra estudiando un grado superior de dietética y nutrición a distancia y asegura que, después, tiene pensado ir a la universidad, pese a que aun no tiene claro por que rama optará. Por el momento, sus estudios no le suponen un problema para compaginar con el atletismo ya que, al ser a distancia, "tengo libertad para ponerme horarios".

El día a día de Laila es simple, y su momento más importante es llegar puntual a los entrenamientos de Larrabide. Pero las jornadas de Laila no siempre fueron así. Una lesión en 2019 en el malévolo interno del tobillo le hizo perderse casi toda la temporada, un año que no fue sencillo para ella, pero que asegura, le cambió su forma de vivir el atletismo: "La lesión fue un momento muy duro. De eso aprendí mucho y me convertí en la Laila de ahora. Todo lo que he conseguido ha sido a partir de entonces. El pasar un mal momento me hizo tener más ganas de entrenar".

Pero su vuelta a las pistas no fue tampoco sencilla, y fue un momento en el que confiesa "me veía incapaz y creía que, aunque me recuperase, iba a estar a un nivel más bajo del que tenía hasta entonces". Fue entonces cuando entró una figura clave, la de su entrenador actual, François Beoringyan. Él fue quien, afirma, le devolvió la confianza que necesitaba en ese momento. "Fran ha sido muy importante para mí, ha sido lo que necesitaba. Me hacía falta una figura que me apoyase en aquel momento y en él la encontré", afirma Laila.

Menos de un año después, una nueva Laila, capaz de dejar en nada dos récords navarros absolutos, algo que ni ella misma confiaba en hacer, pero que ahora se ve capaz incluso de superar: "Llegar a este momento de mi carrera deportiva y batir dos récords es impresionante. Pero sé que tengo mucho que mejorar y que puedo llegar a más. Incluso diría que, para los Juegos Olímpicos de París, quedan todavía cuatro años, y soñar es gratis".

Laila asegura que en sus inicios la velocidad era lo que más le llamaba deportivamente, pero uno de sus entrenadores, Josetxo de Sola, confió en su capacidad en la longitud: "La velocidad es un factor que viene ideal para poder saltar. Desde pequeña prefería la velocidad, pero poco a poco he ido encaminada a la longitud. Es algo que me ha costado entender, pero ahora estoy más cómoda con la longitud".

Este fin de semana, Laila tiene un nuevo reto por delante en el Campeonato de España Absoluto de Pista Cubierta que se celebra en Ourense, donde dejará apartada la velocidad y se centrará en lograr una medalla en salto de longitud, un reto que asegura, "es complicado", pero ella se centrará esos días en dar un paso adelante con sus marcas establecidas hasta ahora: "Estoy más emocionada que nunca con el campeonato. Voy tercera por marcas y me siento capaz de mejorar la mia de 2.16. La medalla sería la guinda del pastel. Lo daré para mejorar mi mejor salto hasta ahora. Si lo consigo estaré muy satisfecha, aunque quede quinta".

Una familia de Atletas Una de las grandes ventajas con las que cuenta Laila y su generación de atletas es la unión que existe entre todos ellos, una conexión que les hace sentirse, incluso, como una familia entre la que se ayudan y confían: "El grupo que tenemos es fundamental. Si fueses a entrenar con gente con la que no estas a gusto costaría más ir. Mis compañeros son como mis referentes. Nerea Bermejo, por ejemplo, por como ha evolucionado y por como ha llegado hasta donde está, por su trabajo, gente como Asier Martínez. Verlos siempre me ha sorprendido".

Uno de los lugares donde el nombre de Laila Lacuey suena con más fuerza es en su pueblo, Sangüesa, donde confiesa que, según le han dicho "soy uno de los temas de conversación". "Por lo que me ha dicho mi padre, que suele ir más al pueblo, la gente está loca. Me encanta como lo viven. Es algo que me alegra mucho. Ver todo este apoyo por parte de mi pueblo es muy bonito. Hace poco fui y, ver como gente que no conoces te para por la calle y te felicita, es muy bonito" confiesa Laila.

Además, la atleta del Grupoempleo asegura que una de las cosas que más le alegraría es que, la próxima vez que vuelva a Sangüesa, lo haga con una medalla del Campeonato de España Absoluto que disputa este fin de semana: "Un homenaje en mi pueblo sería fantástico. Ojalá pueda volver con una medalla y celebrarlo con la gente de Sangüesa".

Un trofeo que habrá que esperar al domingo para saber si regresa a Navarra colgada del cuello de Laila. Lo que es seguro es que para ella no existen límites y que hará todo lo posible por lograrlo.

Palmarés C. España

2020. Oro en longitud en el Campeonato de España de Pista Cubierta sub-23 y récords navarros absolutos en 60m y Longitud.

2018. Plata en longitud en el Campeonato de España sub-20 al aire libre. Bronce en 60m y oro en longitud en el sub-20 de pista cubierta.

2017. Oro en 100m y plata en longitud en el Campeonato de España Juvenil al aire libre. Plata en 60m y plata en longitud en el Juvenil en Pista Cubierta

2016. Oro en Longitud en el Campeonato de España Juvenil al aire libre. Oro en 60m en el Campeonato de España Juvenil en Pista Cubierta.

"Con la velocidad espero mejorar, pero donde realmente tengo más rango de mejora es en la longitud. Sé que puedo llegar a más"

"Batir dos récords navarros y hacerlo con solo 20 años es algo impresionante"

Laila Lacuey

Atleta Navarra