Nerea Bermejo Yanguas | Atleta del Grupompleo Pamplona Atlético

"Estoy muy contenta con el récord, pero espero correr otro 200 y rebajar más la marca"

10.08.2020 | 23:30
Nerea Bermejo, durante la carrera de 200 metros en la que batió el récord. Foto: Grupompleo Pamplona Atlético

Nerea Bermejo batió el récord navarro de 200 metros al aire libre con un tiempo de 23.72. Ahora, prepara el 400 metros vallas, una prueba en la que sueña con ir a los Juegos

pamplona – El Cohete Bermejo, como le llama su entrenador François Beoringyan, voló el pasado miércoles en Larrabide para establecer un nuevo récord navarro de 200 metros lisos al aire libre. Nerea Bermejo (Zizur, 20/12/1998) salió "a disfrutar" en su primera competición después del confinamiento y acabó parando el cronómetro en 23.72 segundos, rebajando en dos centésimas el récord que ostentaba hasta entonces Alba Fernández. La nueva plusmarquista navarra no se conforma con esto y espera "correr otro 200 para rebajar todavía más la marca". Eso sin olvidar que la prueba predilecta de Nerea Bermejo, que compagina el deporte con los estudios de Enfermería, son los 400 metros vallas. Una distancia en la que, con el trabajo y la ilusión que le caracterizan, sueña con poder llegar algún día a los Juegos Olímpicos.

La vuelta a la competición no pudo ser mejor: marca personal y récord navarro de 200 metros al aire libre.

–Sí, fue una gran carrera e hice mi récord al aire libre. En pista cubierta, que también suelo correr 200 metros, tengo mejor marca, 23.56, así que todavía puedo mejorar.

Batió el récord que tenía nada más y nada menos que Alba Fernández.

–Alba ha sido una chica muy importante que ha entrenado además en mi grupo y que ha estado corriendo muchos años en unos tiempos muy buenos. Quitarle la marca, aunque no sea por mucho, es para estar muy contenta. Eso sí, espero poder correr otro 200 y rebajarla un poco más.

Hizo su mejor marca sin el apoyo del público.

–Fue bastante raro. Después de la cuarentena, empezó a venir bastante público a Larrabide –más de lo normal en mi opinión– y era muy chulo. Aparte de la gente que hacemos atletismo, era bonito que viniera gente de fuera. Pero justo el miércoles pasado, que me tocó a mí competir, no podía haber público y estaba toda la grada vacía. Cuando entrabas a la recta final, parecía más larga de lo normal porque no había nadie. Pero, tal y como están las cosas, lo importante es que nos dejan competir y que la Federación Navarra está consiguiendo que podamos volver a hacer lo que nos gusta.

Este récord demuestra que ha entrenado bien durante el confinamiento.

–Al principio fue bastante duro. Veníamos de hacer el Campeonato de España de pista cubierta, que nos había ido muy bien y fue un palo tener que estar tantos meses dentro de casa. Al final, había que plantear toda la temporada desde otro punto de vista y poco a poco hemos conseguido llegar a la forma que queríamos. Antes del parón, hice 23.56 en pista cubierta y estaba muy bien. Jamás había estado tan rápida y me veía en un gran estado de forma.

En el estreno del miércoles pasado, ¿tenía dudas sobre su estado físico?

–Había mucha incertidumbre de qué iba a salir realmente. Ya habían competido mis compañeros de club y de entrenamiento y la verdad es que hicimos bastante buenas marcas. Yo no sabía ni qué esperar. Tenía ganas de volver a correr y salí a disfrutar y a coger confianza.

¿Cómo fue la carrera?

–Estuve bien de piernas y pude disfrutar. Sí que sentí que me faltaba un poco gente que corriera sobre esas marcas para poder picarme un poco más, pero todavía hay mucha temporada y tiempo para volver a intentar bajar más la marca. Al final, es una distancia que la corro a gusto, pero no es mi prueba principal.

Su distancia predilecta es el 400 metros vallas. ¿Qué puede aprovechar del 200 lisos?

–Para ser de 400 vallas soy bastante rápida en el 200. La filosofía de mi entrenador, François, y la mía es que cuanto más rápido tengas el 200, más posibilidades hay de que bajes la marca del 400 vallas. El 200 ha salido muy bien, con una gran marca, y espero que el 400 vallas nos vaya igual.

¿Qué objetivos le quedan para esta temporada?

–El año pasado, me quedé a una centésima de ir al Europeo sub-23, así que espero bajar la marca este año. Además, intentaré revalidar el título de Campeona de España sub-23.

Tiene usted 59.01 de marca en el 400 metros vallas. ¿Va a por el récord navarro de Rakel Villar (58.50)?

–Bueno, lo primero es bajar de 59. ¿El récord? Lo veo posible y seguiré trabajando para intentar batirlo.

¿Ve factible llegar a los Juegos Olímpicos el año que viene?

–Está un poco lejos, pero al final supongo que trabajamos para intentar estar ahí. Sin duda, participar en los 400 metros vallas de unos Juegos Olímpicos sería mi sueño. la frase"Ir a los Juegos Olímpicos sería mi sueño; está un poco lejos, pero al final trabajamos para intentar estar allí"

la protagonista

Nombre. Nerea Bermejo Yanguas. Su entrenador, François Beoringyan, le llama Cohete Bermejo. "La verdad es que me hace gracia. Me lo puso desde que empecé a entrenar con él, cuando todavía no corría tan rápido", explicó.

Lugar y fecha de nacimiento. Zizur, 20/12/1998.

Familia. Su hermana pequeña, Ane, hace atletismo en el Ardoi. Este fin de semana correrán por primera vez una contra la otra en el Campeonato Navarro de Clubes.

Estudios. Va a empezar 3º de Enfermería y hará prácticas en el hospital. "Igual se me complican un poco los horarios, pero siempre que hay ganas y gente que te ayuda, las cosas se hacen bastante más fáciles", señaló .

Trayectoria. Comenzó en Ardoi como fondista y pasó al Pamplona Atlético hace cuatro años.

Palmarés. Entre sus títulos, destacan los dos bronces que logró en el Campeonato de España absoluto de 2019 (en 400 m.v. y en 4x100). Además, es campeona de España sub-23 en 400 metros vallas.

Récords. Nerea Bermejo es plusmarquista navarra de 200 metros tanto al aire libre (23.72) como en pista cubierta (23.56), donde posee la quinta mejor marca española de todos los tiempos.

Entrenadores. Ha sido pupila de grandes técnicos como Patxi Morentin, Goya Ferrer o François Beoringyan. "François es mi entrenador principal y con el que he sacados los resultados que tengo ahora, pero todos han colaborado y son parte de mi historia", dijo.

Un referente. Su ídolo es Sergio Fernández, corredor de 400 metros vallas de Barañáin. "Lo conocí cuando éramos pequeños y he visto cómo ha pasado de competir en Larrabide a disputar unos Juegos", recordó la de Zizur.

Un sueño. Su máxima ilusión es participar en unos Juegos Olímpicos.

Más información

noticias de noticiasdenavarra