El Osés consigue un triunfo vital ante el Celta

lf2 tras dos derrotas seguidas, las navarras vuelven a ganar y ascienden a la segunda posición

09.12.2020 | 00:26
De Barros lanza a canasta ante la oposición de Julien. Foto: Iñaki Porto

Osés Construcción78

Celta Zorka74

Osés Construcción Ardoi Cabrera (6), Gastaminza (16), Montero (6), Echeverría (9) y Arregui (4) –cinco inicial–. También jugaron Marcos (4), Cases (9), Vicente (2), Ayela (4), Tollar (4) y De Barros (14).

Celta Zorka Recalvi García (12), Davydova (10), Stamenkovic (21), Martín (14) y Julien (12) –cinco inicial–. También jugaron Comesaña (-), Fontela (3), Coello (2) y Vidal (-).

Parciales Primer Cuarto: 18-17. Segundo Cuarto: 22-17. Tercer Cuarto: 18-17. Último Cuarto: 20-23.

Árbitros Jesús Marín y Alexis Fuentes.

Pabellón Polideportivo Zizur Mayor.

pamplona – El Osés Construcción Ardoi logró un trabajado triunfo ante el Celta Zorka Recalvi (78-74) y se coloca segundo en la clasificación con ocho victorias en los diez partidos disputados. El encuentro ante las gallegas fue tan complicado como se esperaba y el Osés tuvo que pelear la victoria hasta el final.

Después de haber sufrido dos derrotas la semana pasada –ante el Barakaldo y ante el Baxi Ferrol–, el equipo dirigido por Jotas Unzué afrontaba ante el Celta un choque vital para recuperar sensaciones y para afianzarse en la segunda posición de la tabla.

Las navarras, conscientes de la importancia del encuentro, salieron a la pista muy enchufadas y vencieron (18-17) en el primer cuarto. Osés Construcción Ardoi amplió su ventaja en los segundos 10 minutos gracias al acierto de Gastaminza (que anotó 16 puntos en el partido), Echeverría (con 9) y De Barros (14). Al descanso, las navarras llegaron con un margen de 6 puntos.

Una ventaja para nada definitiva, y menos aún teniendo en cuenta la calidad del rival. Los 21 puntos de Stamenkovic –que fue ayer una pesadilla para la zaga navarra– mantuvieron a las viguesas en el partido hasta los últimos segundos.

Pero Osés Ardoi supo gestionar bien los últimos minutos para llevarse un triunfo vital que les sitúa en segunda posición.