Un anfitrión superior

BALONMANO / EL HELVETIA ANAITASUNA SE ESTRELLA CONTRA LA DEFENSA DEL FRAIKIN GRANOLLERS

10.04.2021 | 00:53
Eduardo Fernández se eleva ante la defensa del Granollers en el partido de ayer. Foto: Xavier Solanas

Fraikin Granollers 30

Helvetia Anaitasuna 24

FRAIKIN GRANOLLERS Guàrdia, Marc García, Álex Márquez (1), Antonio García (6), Gassama (3), Rey y Adrià Martínez –siete inicial–; Sastre (1, ps), Gurri, Edgar (5), Lancina (3), Chema Márquez (3), Valera (1), Salinas (7) y Franco.

HELVETIA ANAITASUNA Bols, Etxeberria (2), Bazán (2), Eduardo Fernández (2), Izquierdo (4), Del Arco (10), Chocarro (2) –siete inicial–; Cancio (ps) Gastón, Ganuza (1), Meoki, González, García (1), Fischer y Albizu.

Marcador cada 5 minutos 1-1, 3-2, 5-4, 8-6, 10-8, 11-8; 14-11, 17-15, 21-19, 25-20, 27-23 y 30-24.

Árbitros Miguel Martín Soria y David Monjo. Exclusiones para Valera y Rey (2) por el Fraikin Granollers y González con tarjeta roja, Bazán (2), Chocarro y Fischer por el Helvetia Anaitasuna.

Pabellón Palau d'Esports de Granollers. Unos 750 espectadores.

Granollers (Barcelona) – El Granollers sumó su cuarto triunfo consecutivo (30-24), una vez más basado en un gran ejercicio defensivo, ante un Helvetia Anaitasuna que, a pesar no hacer su mejor partido, no se rindió y bregó hasta el final. Los de Antonio Rama, superiores todo el encuentro, nunca pudieron romper el partido de forma definitiva.

La importancia de los puntos en juego forzó un partido de ritmo lento y pesado, con muchos errores en en el lanzamiento en ambos equipos, que propiciaron un recital de paradas de ambos porteros en el primer parcial. Guàrdia parecía ser el protagonista del encuentro con 5 paradas en los primeros compases, pero Bols en la portería navarra le empezó a hacer sombra, con una actuación imponente que acreditaban los tres 7M parados.

Con el paso de los minutos, el ritmo del partido se incrementó en parte a las numerosas intervenciones de los porteros que daban pie a múltiples transiciones. Los vallesanos se sintieron cómodos y alcanzaron una ventaja de tres (9-6, minuto 22) que mantuvieron hasta el descanso.

La segunda mitad empezó con un Helvetia Anaitasuna mucho más metido en el partido, que impuso un ritmo de juego mucho más alto. El fulminante inicio navarro quedó diluido por los goles de Chema Márquez, que solamente había participado unos pocos segundos en el primer tiempo (13-11, min 34).

Del Arco, con pasado en el equipo catalán, se hizo con los mandos y se convirtió en un auténtico dolor de cabeza para la defensa del Granollers. Sin embargo, los goles de los extremos –Edgar y Gassama– mantenían a los de Antonio Rama en ventaja (17-15, minuto 10).

El Granollers, que estaba viviendo uno de sus mejores momentos en el partido, amplió la ventaja hasta los 4 tantos-su máxima diferencia- y obligó al técnico navarro a pedir tiempo muerto. Pero el parón no cambió la tónica del partido. Al contrario, el Helvetia Anaitasuna no podía frenar las transiciones del Granollers, que estiró la ventaja hasta los cinco goles (25-20, minuto 20).

Las múltiples exclusiones mermaron los intentos desesperados de remontada del conjunto navarro, que cada vez que marcaba encajaba gol a portería vacía (29-24, minuto 26). Los de Antonio Rama no bajaron el listón físico y se acabaron imponiendo por un claro 30-24.

noticias de noticiasdenavarra