Termina el Concurso Nacional de Saltos, la primera parte del Gran Premio de Hípica Murallas de Pamplona

La prueba reina de 1,45 metros fue el colofón final a cuatro días de competición en la pista de los fosos de la Ciudadela

05.09.2021 | 19:32
Jesús Garmendia, a punto de superar el último obstáculo con su caballo 'Callias' en el concurso que le dio la victoria en el Gran Premio de 1,45 metros.

El Concurso Nacional de Saltos de obstáculos cuatro estrellas echó el cierre el domingo en la Ciudadela tras cuatro días de competición. El Gran Premio de 1,45 metros fue el colofón final a una competición por la que han pasado cerca de 200 jinetes con unos 250 caballos.

Los saltos de obstáculos han sido la primera parte del Gran Premio de Hípica Murallas de Pamplona. La doma clásica y paraecuestre coparán la competición esta semana de viernes a domingo. Hasta el momento hay 55 jientes inscritos; el plazo acaba el martes. Antes, el martes y miércoles se realizarán exhibiciones y bautismos hípicos.

El domingo se celebraron tres pruebas. La de 1,25 metros fue la primera en tomar la pista. Ganó la amazona María González en la ronda de desempate con un tiempo de 30.46 segundos. Hubo cinco representantes navarros y el más destacado fue Nicolás Chávez con el undécimo puesto. Jesús González, con su caballos Kaloe Es y Cancun Aas, terminó 15º y 32º, Elena Legarra fue 35º y justo detrás finalizó Vivian Ramírez.

A la una del mediodía arrancó la prueba reina del Concurso Nacional de Saltos de obstáculos: el Gran Premio Ayuntamiento de Pamplona 1,45 metros. Un recorrido de 480 metros con catorce obstáculos que superar en el que no hubo participantes navarros. Tan solo dos amazonas y un jinete pasaron a la ronda de desempate. Jesús Garmendia, que el sábado se hizo con el triunfo en el Pequeño Gran Premio de 1,35 m., completó el doblete a lomos de Callias, por delante de Laura Roquet y Rocío Lázaro, la vencedora de la prueba de seis barras el sábado.

"Tenía muchas dudas de cómo iba a competir. He estado lesionado y llevaba un mes y medio sin competir. Tenía intuición de cómo tenía que ir y me ha salido muy bien", contaba Jesús Garmendia tras proclamarse ganador del Gran Premio de 1,45 m.

Admitía que no se esperaba hacer doblete: "El resultado ha estado muy por encima de las expectativas que tenía". En cuanto a competir en la Ciudadela de Pamplona, "la calidad de pista es inmejorable, el enclave es precioso y de público ha estado a rebosar" reconocía el jinete manchego. "Pamplona se ha puesto a primer nivel nacional de hípica con este Gran Premio", sentenciaba.

La última prueba de saltos tuvo lugar de cuatro a cinco de la tarde. El trofeo CEE Borja, de 1,15 metros, coronó al cántabro Alejandro López-Arostegui. La navarra Marina Zapata logró el undécimo puesto. La nómina de amazonas forales la completaron Uxue Huarte (18º), Carla del Burgo (20º) y Elena Legarra (21ª)

Jesús González: "Los jinetes han disfrutado mucho; la valoración es muy positiva"

Jesús González, organizador del Gran Premio Murallas de Pamplona y jinete, hacía una valoración " muy positiva. Ha habido muy buenos resultados en la prueba reina de 1,45 metros y la gente se va contenta".

"Los jinetes están encantados con el marco de la ciudad. Han disfrutado mucho y nos han dado la enhorabuena", afirmaba González.

La hípica seguirá presente esta semana en los fosos de la Ciudadela gracias a exhibiciones y bautismos hípicos con el objetivo de "acerca el deporte a los ciudadanos de Pamplona, no solo para las competiciones".

El jueves llegarán los caballos con los jinetes que participarán en los concursos de doma clásica y paraecuestre que se celebrarán de viernes a domingo. Dos pruebas completamente distintas a las de saltos de obstáculos.


noticias de noticiasdenavarra