Ion y Aldabe se coronan

La pareja colorada ganó la final del torneo Comunidad Foral disputada en Zubiri

11.10.2020 | 00:36
La pareja colorada Aldabe-Jon, con las txapelas, y Ezkurra II-Barricart, tras la final del Torneo Comunidad Foral de Remonte disputada ayer en Zubiri. Fotos: Iñaki Porto

Aldabe-Ion35

Ezkurra II-Barricart30

Pelotazos 365.

Tantos en juego 75.

Errores Aldabe acabó con 17 tantos hechos y 8 fallos; Ion, 6 realizados (1 de saque) y 3 errores; Ezkurra II, 15 hechos y 8 fallos; Barricart, 4 a favor (1 saque) y 4 fallos (1 falta de saque).

Marcador 07; 2-7; 2-8; 4-8; 4-10; 5-10; 5-11; 7-11; 7-12; 9-12; 9-13; 10-13; 10-16; 15-17; 18-17; 18-18; 19-18; 19-19; 20-19; 20-20; 23-20; 23-21; 24-21; 24-24; 29-24; 29-25; 31-25; 31-27; 32-27?; 32-28; 34-29; 34-30; y 35-30..

Incidencias Frontón de Zubiri, con aforo reducido a causa de la covid-19.

Pamplona – Zubiri vivió ayer una magnífica tarde de remonte, con la disputa de una final muchos quilates que coronó a Aldabe-Ion como txapeldunes del XV Torneo Comunidad Foral de Navarra de Remonte-Gran Premio Magna 2020, al vencer a Ezkurra II-Barricart por 35-30. Como ha sido habitual en todo el campeonato, organizado por Fundación Remonte y empresa eRemonte, los beneficios de la taquilla fueron a las arcas de la Asociación de Ayuda a Niños con Cáncer de Navarra, Adano. Pese a las escrupulosas medidas de aforo y seguridad por la covid-19, aplicadas a rajatabla, el frontón de Zubiri presentó un excelente ambiente pelotazale.

Ion y Aldabe tuvieron que sufrir y agarrarse al partido para llevarse estas txapelas, ya que empezaron con las cosas muy cuesta arriba. El partido arrancó con un parcial de 0-7 a favor de sus rivales. Aldabe estuvo nervioso e impreciso en ese inicio, todo lo contrario que Ezkurra II y Barricart, que no perdonaron y sumaron una buena ventaja. Con esa losa encima, fue clave, sin duda, la veteranía de Ion Etxeberria en la zaga para reconducir las cosas: asumió galones en la pareja, dio confianza a Aldabe, y poco a poco se igualó el partido (4-8, 11-7, 10-13, 10-16, 15-16 y 18-18).

El encuentro encaraba la segunda parte con equilibrio en la balanza: hubo empates a 18, 20 y 24. Tras alcanzar a sus rivales en el marcador, Aldabe-Ion dieron un plus en el peloteo y consiguieron por fin escaparse en la recta final (29-24, 31-25). Con el 34-28, Ezkurra II puso el miedo en el cuerpo a sus rivales, con dos tantos maravillosos al dos paredes: el primero al resto de saque de Ion, y el segundo tras pelear como un jabato. El sobrino del célebre Koteto tiene chispazos de genialidad en los que es capaz de cualquier cosa en la cancha, y el público lo agradeció con una gran ovación. Con todo, Aldabe se desquitó de su mal inicio para sumar el tanto definitivo, un 35-30 que cerraba una muy buena final.

En la entrega de premios, asistieron Matilde Añón, alcaldesa del Valle de Esteribar, y Juan Luis Gil, concejal del Ayuntamiento de Erro, que dieron los trofeos a los subcampeones, mientras que Alberto Ecay, directo de Innovación Turística de Gobierno de Navarra, y Miguel Pozueta, director del Instituto Navarro de Deporte, entregaron los premios a los campeones. Por su parte, Jorge Baños, director general adjunto de Magnesitas Navarras, dio las txapelas a los campeones.

El joven Kemen Aldabe se mostraba muy satisfecho con el triunfo en toda una final de primera categoría: "Estoy muy contento. He empezado muy mal el partido, con fallos en los tres primeros tantos, y me he puesto muy nervioso. Le he dejado jugar más a Ion y afortunadamente ha sabido sujetar el partido. Después, me he colocado mejor en la cancha y he acabado mucho mejor, tanto en defensa como en ataque", comentó el delantero de Lekunberri.