Pensionistas navarros llevan al Congreso sus propuestas

Presentan un manifiesto para revalorizar las pensiones con la inflación y avanzar hacia una pensión mínima de 1.080 euros

08.02.2020 | 20:31

pamplona - Los colectivos de pensionistas de navarra y la CAV llevaron ayer ante el Congreso sus exigencias para el sistema público de pensiones, que pasan por volver a vincular por ley la revalorización de estas prestaciones, al menos, con la inflación. Fue precisamente el punto en torno al que los partidos no pudieron alcanzar un acuerdo en el Pacto de Toledo.

Según el manifiesto que llevaron una representación de estos colectivos a la Cámara Baja, los pensionistas vascos exigen equiparar la pensión mínima al actual salario mínimo de 900 euros y llevarla a 1.080 euros en 2020, con un salario mínimo de 1.200 euros. Una propuesta que ha sido bandera del colectivo durante el último año.

Asimismo, reclaman la derogación definitiva del factor de sostenibilidad, medidas efectivas para acabar con la brecha de género, una auditoría social de las cuentas de la Seguridad Social y dotar a este sistema de recursos necesarios para asegurar el futuro del sistema público de pensiones.

las movilizaciones continúan "Hasta donde no estén conseguidas [estas reivindicaciones], vamos a seguir con nuestras movilizaciones", advirtió Jon Fano, representante del colectivo de pensionistas de Bizkaia, asegurando que en la CAV "hay voluntad unánime de seguir todos los lunes haciendo concentraciones", y antes de las elecciones "llevar a cabo movilizaciones más poderosas".

Preguntado por las implicaciones que tiene la falta de acuerdo en el Pacto de Toledo, Fano declinó valorar las diferentes posiciones, pero lamentó que se planteara un retraso de la edad legal de jubilación y se extienda a toda la vida laboral el cálculo de la pensión.

"Lo que más nos preocupa es lo que ya temíamos", dijo, criticando estas propuestas como "presiones que en nada favorecen lo que estamos reclamando".

Ante la perspectiva de la cercana disolución de las Cortes el 5 de marzo, el representante del movimiento de pensionistas confió en que los grupos aprueben "antes" de que se cierre la legislatura "alguna medida" en la dirección que señalan en sus reivindicaciones. En el caso de que esto no sea posible, pidió que los partidos "hagan suyas" sus propuestas durante la campaña. - E.P./Efe