Irache recibe más de 9.000 consultas y reclamaciones sobre telefonía

26.01.2020 | 18:30
Un hombre consultando su teléfono móvil.

Pamplona - La asociación de consumidores Irache recibió el año pasado más de 9.000 consultas y quejas relacionadas con la telefonía, en su mayoría sobre portabilidad, permanencias, abultadas facturas o paquetes combinados.

Se trata de problemas muy habituales que en el 90% e los casos que se tramitan desde Irache se resuelven a través de la gestión amistosa con la operadora.

Y precisa que son numerosos los problemas que surgen al querer cambiar de compañía y después de aceptar el cambio se decide permanecer con la operadora que estaba al recibir de esta una contraoferta.

Otros problemas repetidos se dan al contratar con una nueva compañía paquetes combinados con telefonía fija, internet por cable y televisión, pero se dejan las líneas de móvil con la anterior operadora y al no ser una portabilidad para todo el paquete ofertado la nueva empresa factura cada servicio por separado y esto encarece el precio.

Entre las quejas más habituales se encuentran también los cobros de penalizaciones al cambiar de compañía, en muchas ocasiones no justificadas según Irache.

Se han dado asimismo problemas con promociones de servicios gratuitos ya que al finalizar el periodo de oferta, si el cliente no se acuerda para darse de baja, la operadora comienza a cobrar por los mismos.

Otro motivo de queja son las subidas de precio por parte de las compañías, especialmente en los paquetes combinados, sobre todo a principios de año y a productos con más años de antigüedad, cuando solo se puede cambiar la tarifa "por los motivos válidos expresamente previstos en el contrato" y previa notificación al cliente.

Un punto conflictivo son igualmente los cobros por adelantado, generalmente de tarifas planas, que raramente varían y cada vez son más frecuentes.

En muchas ocasiones son las penalizaciones desproporcionadas o ni siquiera justificadas las que causan el problema, y al respecto Irache recuerda que las cláusulas de permanencia "deben ser expresamente aceptadas por el consumidor al contratar, deben responder a una ventaja económica y el importe cobrado debe ser proporcional al tiempo que quede por cumplir".

La línea móvil adicional gratuita que el cliente no solicitó y servicios de un tercero que ni se recuerda haber contratado son también motivos de quejas y reclamaciones.