Los talleres de Navarra seguirán cerrados aunque la Abogacía del Estado considera que deben abrir

La Asociación de Talleres indica a sus más de 500 integrantes, con 550 negocios, que no reanuden la actividad hasta que Delegación del Gobierno lo ordene, ya que el lunes obligó a bajar la persiana

20.03.2020 | 03:27
Los transportistas solicitaron que, por lo menos, hubiera servicios mínimos para las averías.

pamplona – Los talleres de reparación de vehículos en Navarra continuarán cerrados a pesar de que ayer la Abogacía General del Estado considerara que deben abrir tras la pregunta lanzada por el Ministerio de Interior en relación al real decreto 463/2020 del 14 de marzo que declaró el estado de alarma por el coronavirus. La Delegación del Gobierno en Navarra difundió la nota aclaratoria de la Abogacía del Estado a los medios de comunicación, pero la Asociación Navarra de Talleres de Reparación de Vehículos informó a sus 500 integrantes –que suman 550 negocios– de que no deben abrir por el momento, ya que el pronunciamiento de la Abogacía del Estado está supeditado a lo que finalmente decidan "las autoridades competentes".

"Hasta que la Delegación del Gobierno en Navarra, con la que estamos en contacto permanente, no dictamine lo contrario, los talleres deberán continuar cerrados, con las excepciones de atención de los casos de urgencia", detalló la Asociación de Talleres en un comunicado a sus miembros.

los motivos La Abogacía General explica en su respuesta a la consulta sobre la situación de los talleres durante la declaración de estado de alarma que "sin perjuicio de la decisión que finalmente pudiera adoptarse por las autoridades competentes, entiende que los talleres pueden permanecer abiertos por cuatro motivos". El primero hace referencia a que "desde un punto de vista técnico-jurídico, estos negocios se consideran establecimientos industriales, que desarrollan una actividad industrial y de prestación de servicios, por lo que su función no queda limitada por el artículo 10 del real decreto".

En segundo lugar, la Abogacía considera que en este estado de alarma "ciertos servicios esenciales requieren el uso de vehículos –como emergencias, bomberos, ambulancias, fuerzas y cuerpos de seguridad y vigilancia–, que deben estar en las debidas condiciones de seguridad y mantenimiento, para garantizar sus servicios. Por ello, es incuestionable que los talleres que se encarguen, bien por contrato, o bien por otras fórmulas jurídicas, del mantenimiento y reparación de estos vehículos, deben permanecer abiertos".

En su tercer motivo, detalla que resulta "indispensable conservar el servicio de transporte terrestre para asegurar el suministro de productos y bienes de primera necesidad –sanitarios, alimenticios, de higiene, etc–, por lo que es necesario garantizar que los vehículos encargados de dicho transporte circulen en las debidas condiciones de seguridad y mantenimiento, algo que logran únicamente los talleres si están abiertos". Por último, la Abogacía recuerda que como el real decreto anunciado el pasado sábado "admite el desplazamiento individual en vehículo para realizar determinadas actividades" y "permite la apertura de los establecimientos que suministran el combustible, es razonable que sea extensible a los talleres". Los vehículos particulares pueden utilizarse para adquirir alimentos, productos farmacéuticos y de primera necesidad; desplazarse a centros, servicios, establecimientos sanitarios y al lugar de trabajo para efectuar su prestación laboral, profesional o empresarial; retornar a la vivienda habitual; asistir y cuidar a mayores, menores, dependientes, personas con discapacidad o especialmente vulnerables; e ir hasta entidades financieras y de seguros; además de por causa de fuerza mayor o situación de necesidad y cualquier otra actividad de análoga naturaleza.

una semana estresante El real decreto que regula el estado de alarma está mareando a los más de 600 talleres que desarrollan su actividad en la Comunidad Foral, ya que desde el lunes hasta ayer, la Administración ha enviado diferentes mensajes. El lunes había dudas entre los mecánicos si el real decreto les permitía abrir, y en algunos casos la Policía les obligó a cesar la actividad por no cumplir los requisitos del decreto. Ante las dudas, la Asociación de Talleres envió una pregunta a la Delegación del Gobierno, que respondió ese mismo día por la tarde diciendo que "el taller no estaba entre las actividades permitidas". Tras esa contestación, la asociación comunicó a sus integrantes que debían cerrar y que informarían de cómo debían aplicar a sus plantillas los ERTE por fuerza mayor debido al cese de actividad por el estado de alarma debido a la pandemia.

Esta situación generó más cuestiones entre los profesionales del sector, como si estaban autorizados desplazamientos para asistir en carretera y para reparar maquinaria agrícola o industrial y si se podían atender averías del personal sanitario, policías o bomberos, etc. El miércoles la Delegación del Gobierno respondió a la asociación, y manifestó la posibilidad de hacer servicios mínimos, con protocolos de seguridad y prevención contra el coronavirus, pero sin tener abierto el taller para el público. De esta forma, la asociación indicó que cada taller debía evaluar "qué reparaciones no admiten demora" y aconsejó a sus asociados que "mantuvieran cerrados los negocios" y que habilitaran un número de teléfono, que podían exponer en la puerta del establecimiento para cumplir con ese tipo de reparaciones.

La Abogacía del Estado contribuyó ayer con su exposición a incrementar la incertidumbre, porque después de estar cerrados desde el martes, recomienda al Ministerio que abran. La Delegación del Gobierno de Navarra prevé responder hoy a la Asociación de Talleres la decisión final.

días de locura

Lunes 16. Algunos talleres reciben la visita de la Policía para cerrarles porque no están incluidos en el decreto. La Delegación del Gobierno confirma que deben cesar la actividad.

Miércoles 18. Delegación indica que pueden hacer determinados servicios de urgencia cumpliendo con los protocolos contra el coronavirus.

Jueves 19. Abogacía del Estado cree que deben abrir.