Las papeleras en Navarra, a pleno rendimiento por el coronavirus

La demanda de productos higiénicos, bolsas y embalajes repercute en un incremento de la producción

27.03.2020 | 01:34

pamplona – Las papeleras de Navarra han incrementado su producción las últimas semanas ante el aumento de la demanda de artículos de higiene por parte de los consumidores y por la necesidad de más embalajes y bolsas para las cadenas de supermercados.

El 10 de marzo el Gobierno de Madrid ordenó el cierre de colegios y universidades para atajar el contagio del coronavirus, una medida que alarmó a la ciudadanía del resto de comunidades autónomas, y ante la incertidumbre de las decisiones que se iba a adoptar el Estado, los consumidores empezaron a comprar productos de primera necesidad con más intensidad de lo habitual desde el miércoles 11 hasta el anuncio del decreto del estado de alarma el sábado 14.

Entre los productos más demandados y que primero desaparecieron de los establecimientos comerciales aparecen los relacionados con la higiene como el papel de baño, pañuelos y servilletas. Una tendencia que continuó la semana pasada, sobre todo con el papel higiénico.

El comportamiento del consumidor ante esta pandemia repercutió en la actividad de la industria del papel en la Comunidad Foral, que ha incrementado estos días. El sector de papel y cajas de cartón resulta clave en la cadena de suministro de alimentación y farmacias.

La planta de Essity en Allo, con dos máquinas de papel y 20 líneas de conversión, a través de las que produce servilletas, pañuelos de papel, faciales, rollos de papel higiénico y papel de cocina, entre otros, "está trabajando al máximo de capacidad para abastecer a los hogares en España", reconoce Marc Rodríguez, site manager de la factoría, en la que están ocupados 400 empleados.

A 93 kilómetros de esta fábrica de Tierra Estella, el centro de producción de Smurfit Kappa en Sangüesa, especializado en papel Kraft de gramaje muy ligero para aplicaciones de embalaje básico, reconoce que ha "notado una mayor presión para aumentar y adelantar las entregas habituales en muchos clientes relacionados con la industria de la alimentación", aclara Iñaki Urdaci, director de Marketing en la planta de Sangüesa. Aunque, esta factoría desconoce si este pico tendrá una continuidad en las próximas semanas. "Algunas de las firmas a quienes servimos, están solicitando adelantar pedidos, ya que su demanda se ha disparado, pero no sabemos si esta situación se va a mantener en el corto plazo", explica Urdaci.

Ambos resaltan que este crecimiento de la producción, ocurrido por la pandemia del COVID-19, no ha generado todavía nuevos empleos. "Por el momento no ha sido necesario ni tampoco añadir más turnos", cuentan Rodríguez del centro de Allo y Urdaci del de Sangüesa. También coinciden en que ha crecido la frecuencia de la carga de camiones cada jornada. "Hemos aumentado su salida diaria, realizando un esfuerzo importante para buscar más capacidad de transporte y dar respuesta al aumento de demanda mostrada por nuestros clientes", señala Iñaki Urdaci, de la papelera de Sangüesa. La mayor parte de sus ventas están ligadas al comercio al por menor: principalmente fabricantes de bolsas de pequeño contenido para distribución alimentaria y diferentes tipos de embalaje de toda clase de productos. "La gran mayoría de estas empresas son suministradoras directas de las principales cadenas de supermercados", cuenta. En el caso de la factoría de Allo, Marc Rodríguez manifiesta que "la solicitud de los productos ha crecido", pero insiste en que la planta "está organizada para seguir fabricando y abasteciendo de artículos de primera necesidad a los hogares" en las diferentes comunidades autónomos. Y es que la papelera de Allo distribuye a España y Portugal.

protocolos de seguridad Además de cumplir con los pedidos, las dos empresas aplican protocolos de seguridad para proteger a sus plantillas contra el coronavirus. Marc Rodríguez (Essity) recuerda que "desde inicios de febrero la planta tomó medidas preventivas para minimizar el impacto". La plantilla mantiene la distancia e higiene y la empresa hace un control exhaustivo del acceso de personal interno y externo a la planta, con protocolos de seguridad "muy estrictos", califica. En la papelera de Sangüesa, Iñaki Urdaci, remarca que cancelaron viajes de trabajo, formaciones y reuniones, aprobaron medidas de higiene y de contacto entre personas; activaron el teletrabajo y que ahora disponen del personal indispensable para servir a los clientes vinculados a la alimentación.

la cifra

2.252

cotizantes. La industria del papel en Navarra emplea a 2.252 personas, según los datos de la Seguridad Social correspondientes a 2019, recogidos en el informe Transformaciones del empleo en Navarra y principales focos de atención. Orientaciones para el Plan de Empleo. El número de afiliados supone un incremento del 3,3% respecto al ejercicio anterior.

"Estamos trabajando al máximo de capacidad para abastecer a los hogares en España"

Marc Rodríguez

'Site Manager' de la planta Essity de Allo

"Ha subido la salida diaria de camiones y para ello nos hemos esforzado en contactar con más transportistas"

Iñaki Urdaci

Marketing Smurfit Kappa-Sangüesa