alerta sanitaria

Empleados de 1.230 ERTE de empresas de menos de 10 operarios no podrán cobrar el paro el 4 de mayo

El antiguo INEM ya ha gestionado 31.000 prestaciones de 5.770 expedientes para percibir la ayuda ese día

01.05.2020 | 01:35
Polígono industrial desierto en la Cuenca de Pamplona a finales de marzo. Foto: Unai Beroiz

pamplona – El Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe), antiguo Inem, ha gestionado 31.000 prestaciones de trabajadores regulados en 5.770 ERTE en Navarra, que cobrarán el paro previsiblemente el lunes 4 de mayo, con la cantidad correspondiente a la suspensión de marzo y de abril. Sin embargo, los empleados incluidos en unos 1.230 expedientes temporales de empresas de menos de diez operarios no van a poder percibir el paro en esa fecha porque al Sepe no le ha dado tiempo a tramitarlas, debido al elevado número de incidencias detectadas en ERTE que se han tenido que corregir y a la ausencia de personal suficiente para afrontar esta cascada de expedientes –actualmente la plantilla está compuesta por 80 profesionales tras ser reforzada con la incorporación de nueve trabajadores el 1 de abril–. "En nuestro ejercicio de transparencia, la imposibilidad de gestionar el paro de estos 1.230 ERTE no ha sido por incapacidad técnica del organismo. La implicación y el compromiso de la plantilla ha sido máximo", detalla Luis Mª García Ortego, director provincial del Sepe en Navarra. Sin embargo, esta entidad continúa trabajando para que estas personas puedan percibir lo antes posible esta ayuda, ya que parte de ellos pueden estar regulados desde el pasado marzo y el dinero apremia.

Por ese motivo, Luis Mª García Ortego adelantó que el Sepe espera terminar de tramitar las prestaciones de estos trabajadores de empresas pequeñas en las próximas semanas para que intenten cobrar en mayo "si el Sepe logra alcanzar un acuerdo con las entidades bancarias para que adelanten estas cantidades para mediados de mes". El volumen de prestaciones por ERTE gestionadas en abril se ha multiplicado casi por 78 si se compara con la media de un mes. Si el Sepe habitualmente resuelve entre 300 y 400 prestaciones de ERTE mensuales, en este ocasión ha solventado 31.000 expedientes. Estos asalariados afectados por ERTE cobran desempleo durante la suspensión temporal de sus contratos, pero siguen conservando sus puestos de trabajo.

La cuantía mínima que ingresa una persona sin hijos es de 502 euros si está regulado a jornada completa un mes (30 días); y 671 euros mínimo con un hijo o más. En cambio, los máximos son 1.098 euros mensuales sin hijos; 1.254 euros con un hijo y 1.411 euros con dos o más. Los hijos tienen que tener menos de 16 años y sin ingresos. Para afrontar las prestaciones de estos ERTE, el Sepe ha tenido que modificar y habilitar su sistema para "cargar de forma ágil y rápida el elevado número de expedientes, pero sin especificar la situación personal de cada trabajador, es decir, sin detallar si no tiene hijos o si los tiene, cuántos. Eso provoca que los asalariados con hijos no van a percibir complemento", explica. Para solventar esta situación, el Sepe actuará de oficio este mes, y revisará cada caso para que así en junio "los afectados perciban el complemento que se les adeuda y la prestación actualizada", explica. García Ortego remarca que "no hace falta que el usuario llame al Sepe", porque este organismo va a resolver esta cuestión.

Además, el antiguo Inem no solo ha tenido que atender estas ayudas, sino que también ha expedido el paro de las personas que están desocupadas al haber sido despedidas. Entre el 1 y 28 de abril, el antiguo Inem ha gestionado 6.208 prestaciones por paro, casi un 18% más que hace un año.