La empresa Saluxlan, de servicios saludables presenciales a virtuales

El covid cambió por completo la idea inicial de negocio, que surgió en agosto de 2019, meses previos a la pandemia

24.04.2021 | 17:34
(Izda-dcha) Ana Apesteguía, Marian Alonso-Cortés y Arantxa Blanco.

Siete meses antes del confinamiento, en agosto de 2019, surgió Saluxlan para ofrecer servicios de mejora de hábitos a las empresas, con el objetivo de promocionar la salud en las plantillas en beneficio de su ambiente laboral y productividad.

Este negocio partió de la inquietud de tres emprendedoras que antes de conocerse ya habían constituido sus empresas: Arantxa Blanco, de 35 años, en el ámbito de la gestión deportiva; Marian Alonso-Cortés, de 44 años, en nutrición; y Ana Apesteguía, de 45 años, en coaching y formación para bienestar laboral. Todas ellas, integrantes de la Asociación de Jóvenes Empresarios (AJE), trabajaban sus áreas por separado. Arantxa coincidió con Marian en un evento organizado por este colectivo; y Arantxa también compartió un curso con Ana.

De esas conversaciones surgió la oportunidad de unificar sus especializadas en Saluxlan para ofrecer estos servicios a compañías y asociaciones, al mismo tiempo que dirigen sus respectivos negocios. "Los hábitos saludables deben incluirse en la cultura empresarial", destacan. En Saluxlan, Arantxa se puso al frente del área de actividad física; Marian, de nutrición; y Ana, de bienestar laboral. Benito Elarre, de 46 años, se incorporó para coordinar y desarrollar proyectos; un equipo que completan la dietista-nutricionista Lorena Sais y el técnico deportivo en CCAFD Sergio Nieto.

Plantearon confeccionar su cartera de clientes con empresas saludables, aquellas embarcadas en proyectos a largo plazo para mejorar la salud de sus plantillas dentro y fuera del lugar de trabajo. Así centraron su plan estratégico en Navarra porque pretendían cubrir las necesidades de las empresas de manera presencial. Pero, llegó el coronavirus y sus planes quedaron truncados. "Tuvimos que reinventarnos con celeridad", recuerdan.

Amoldaron sus servicios al formato digital, tanto en directo como grabado. "Era eso o cerrábamos. Las sesiones suelen durar entre 45 minutos y una hora; y también ofrecemos talleres y cursos que se dividen en varias jornadas", aclara Marian.

Este año sus proyectos se cubren vía on line por la pandemia. Además, por medio de esta modalidad, se percataron de que podían captar clientes fuera de la Comunidad. "Contactó con nosotros una empresa tecnológica de Madrid interesada en contratar servicios de manera virtual", cuenta Benito. Tuvieron que aprender el manejo de estas herramientas con rapidez y dinamizaron las sesiones para el entorno virtual. A pesar del varapalo económico de la pandemia y de sus restricciones en el ámbito laboral, el coronavirus ha ayudado a que empresas y personas se den cuenta de la importancia de la salud. "El covid ha contribuido a que se coma peor, se haga menos ejercicio, aumente el estrés, se potencie el teletrabajo sin estar preparadas muchas empresas y se ha dificultado la conciliación", detalla Ana. Marian recuerda que la crisis perjudica el impulso de la cultura saludable, porque las empresas están centradas en salir de este bache. "Muchas nos remiten a septiembre", cuenta. Ana añade que combinarán los servicios on line con presenciales, a pesar de que la pandemia impide ahora esta segunda opción. En su trayectoria de año y medio, Saluxlan ha encontrado un socio: la startup navarra Weekup, que suministra alimentos saludables a las compañías. En su finalidad de motivar a las plantillas, Saluxlan ha lanzado la iniciativa Doce meses, doce hábitos saludables. En definitiva, todo por la salud en el trabajo, como así difunde esta empresa a través de las dos palabras que componen su marca: una en latín (salux) y otra en euskera (lan).

noticias de noticiasdenavarra