Emilio Sáenz y VW Navarra: una caída entre especulaciones

02.07.2021 | 01:12
Emilio Sáenz, expresidente de VW Navarra.

Un día después de la salida del expresidente de VW, la factoría seguía en 'shock' sin entender por qué

el martes amaneció como un día cualquiera en la planta de VW Navarra –o por lo menos eso creían todos–. El comité tenía fijada una reunión de comisión sindical de seguimiento a la que iba a acudir el director de Producción, Miguel Ángel Grijalba, pero a la que finalmente no asistió. Posteriormente se disculpó con los asistentes al encuentro y justificó su ausencia por un asunto que no podía posponer.

En su último día como presidente de VW Navarra, Emilio Sáenz, actuó con normalidad, por la tarde se pasó por revisión final en talleres, como acostumbraba. En un principio, nada hacía presagiar que 24 horas después este ingeniero industrial ya no iba a estar en la factoría de Landaben.

Pero todo estalló en la mañana del miércoles. El consejo de Administración de VW Navarra informaba en una nota a la plantilla que "Emilio Sáenz dejaba sus funciones como presidente". Redactado en alemán por el consorcio posteriormente se tradujo al castellano, cuentan algunas fuentes consultadas por este periódico. En el mismo aviso, el grupo anunciaba que de manera interina sus funciones iban a recaer en el director de Recursos Humanos, Kai Feuerherdt –alemán diplomado en Economía y Administración de Empresas, que lleva ocho meses en este cargo– y el director de Producción, Miguel Ángel Grijalba –un directivo de la casa, creativo y muy productivo, definen quienes lo conocen–. Algunos no pudieron evitar relacionar la ausencia de Grijalba en la reunión del martes a esta marcha fulminante de Sáenz; y otros recordaron cómo informó el consorcio el nombramiento de Kai Feuerherdt para comparar con lo ocurrido el miércoles.

El cambio en la dirección de Recursos Humanos se difundió en septiembre de 2020, aunque el relevo se hizo efectivo el 1 de noviembre. Además, la empresa recordó en esa nota los hitos de su antecesora en el cargo en reconocimiento a su papel. Sin embargo, el aviso sobre el expresidente de VW Navarra no se amoldó a esos parámetros: no hubo halagos a su trayectoria, no hubo una transición tranquila en el cargo con meses de cortesía entre el momento en que se hace pública la sustitución y cuando entra en vigor; y el consorcio no ha encontrado una personas para el relevo. Al carecer de más información, el consorcio ha abierto la puerta a la especulación dentro de la plantilla. Algo ha ocurrido, pero ¿qué? Con ese mensaje tan escueto, el grupo ha favorecido que fluyan las hipótesis en la fábrica. Todos, desde los puestos directivos, oficinas y hasta los operarios de la cadena, se encontraban en shock por la marcha de Emilio Sáenz.

¿El consorcio ha cesado de manera fulminante al que era presidente de VW Navarra? Si ha ocurrido así, ¿cuáles han sido los motivos? Nadie tiene una respuesta. Ninguna de las personas con las que ha hablado este periódico cree que Emilio Sáenz haya renunciado de la noche a la mañana, sobre todo, cuando el día anterior a su marcha actuó con normalidad, cuentan, y hace un mes intervino en una jornada sobre el coche eléctrico en VW Navarra.

La falta de datos a la plantilla ha posibilitado las conjeturas, y algunos temen que esta marcha perjudique el futuro de la planta, ya que ha sucedido en un momento crucial al estar en juego la asignación del eléctrico. En cambio, otros se muestran tranquilos ya que a pesar de la crisis de los semiconductores, el consorcio ha mantenido los compromisos adquiridos con la factoría navarra para este año: el lanzamiento del restyling del Polo se ha producido en junio, cuando estaba previsto, y en septiembre empezará a fabricarse el tercer modelo. Para evitar el revuelo, la plantilla ha echado en falta más transparencia, esa que el grupo quiere inculcar en los trabajadores mediante el código de buenas prácticas-compliance.

en breve

Irujo: "Habrá colaboración permanente con VW". El Gobierno de Navarra valoró ayer la figura y el trabajo realizado durante los últimos años por Emilio Sáenz al frente de la dirección de VW Navarra, con la que el consejero Mikel Irujo se mostró convencido de que seguirá habiendo una colaboración "permanente". "No teníamos notificación previa", reconoció el consejero de Desarrollo Económico y Empresarial al ser preguntado por la salida de Sáenz de la dirección de la planta de Landaben.

el detalle

Compromiso con la factoría. La salida de Emilio Sáenz ha generado incertidumbre en la planta porque se produce en un momento crucial, ya que el consorcio debe decidir a quién asigna el vehículo eléctrico. Otros en cambio muestran tranquilidad, ya que este año el grupo ha priorizado los objetivos de la planta de Landaben sobre otras ante la crisis de los semiconductores.

noticias de noticiasdenavarra