"Los consumidores navarros van a pagar más por los alimentos"

El presidente de Congelados de Navarra, Benito Jiménez, dice que la cadena alimentaria debe aumentar sus márgenes porque ahora "son pequeños"

23.03.2022 | 21:30
(Izda-dcha) Félix Bariáin (UAGN), Juanma Garro (Lacturales), Benito Jiménez (Congelados de Navarra) e Iban Guerricagoitia (Eroski).

"Los consumidores deben ser conscientes de que van a pagar más por los alimentos". El presidente de Congelados de Navarra, Benito Jiménez, ha reiterado que "la cadena alimentaria (sector primario-industria y distribución) trabaja con márgenes pequeños, una situación que debe cambiar y que van a pagar los consumidores". Ha hablado claro en la jornada Oportunidades y desafíos del sector agroalimentario, organizada por AgroBank, la línea de negocio especializada de CaixaBank.

Jiménez ha compartido mesa redonda con Félix Bariáin, presidente de UAGN; Juan Manuel Garro, presidente de Lacturale; e Iban Guerricagoitia, coordinador ejecutivo de Compras de Eroski. Todos han dejado constancia del duro momento que vive el sector.

Tanto Bariáin como Garro han exigido el cumplimiento de la Ley de la Cadena Alimentaria, clave para que los agricultores y ganaderos perciban los precios que les corresponden por sus productos.

Benito Jiménez ha remarcado que "el sector agroalimentario ha reducido sus precios durante años, una tendencia que ha provocado que el consumidor destino menos dinero para la cesta de la compra y lo dedique a ámbitos como viajes u ocio".

Alfredo Arbeloa, director general del Grupo AN, ha recordado que el presupuesto del consumidor ha cambiado en las últimas décadas, ya que de representar la alimentación un 60% ahora supone un 15%. Este dato lo ha recuperado Jiménez durante su intervención para resaltar que "el consumidor debe ser consciente de que esto va a cambiar".

LAS TENDENCIAS


La cadena alimentaria, como otros sectores, está sufriendo un incremento de los costes de producción (materias primas, luz y energía), acrecentados por la invasión rusa de Ucrania, y los últimos días también padecen problemas por la huelga del transporte.

Ganaderos han alertado de la posibilidad de quedarse sin pienso para sus animales; y la industria agroalimentaria trabaja pero con dificultadas ante la falta de suministro de determinadas materias primas o para poner en ruta parte de sus pedidos para exportación a través de los puertos.

En este contexto, Alfredo Arbeloa enumeró las principales tendencias que se atisban a nivel global y que incluyen el reto de alimentar a una población creciente con recursos limitados; la competencia por los recursos naturales; el cambio climático; la innovación; y los nuevos hábitos de consumo de los ciudadanos.

"DEBEMOS UNIRNOS EN VEZ DE ESTAR A LA GRESCA"


Héctor Barbarin, director general de Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA), ha lanzando un mensaje para todos los eslabones de la cadena alimentaria: "Debemos unirnos en vez de estar tanto a la gresca en un momento de gran volatilidad como el actual, con una guerra por la energía y con los precios tensionados".

Esta reflexión la ha realizado una vez ha concluido la mesa redonda protagonizada por Bariáin y Garro –profesionales del sector primario–, Jiménez –empresario agroalimentario– y Guerricagoitia –distirbución–. Barbarin ha reiterado que "el mundo avanza cada vez más rápido y que Navarra debe estar atenta para posicionarse en el mercado global".

Ha presentado los escenarios de oportunidad del Food Tech y se ha detindo en cuatro: proteínas alternativas, sostenibilidad, alimentación saludable y personalizada y nuevas tecnologías de proceso. "La ciencia cada vez tiene un papel más importante en la cadena alimentaria", ha dicho.

NAVARRA, UN FOCO DISRUPTIVO DE IDEAS


Barbarin ha presentado el PERTE agroalimentario como una iniciativa integral sobre la cadena de valor del sector para conformar una industria sostenible. "Hay que usar los fondos de manera inteligente", ha destacado este profesional que ha criticado el presupuesto de mil millones, ya que "resulta insuficiente de acuerdo al peso de esta actividad".

Ha señalado que el proyecto Spain Food Valley, que lidera el CNTA, cuenta ya con 55 empresas –de las que casi seis de cada diez son pymes– y participan once comunidades. "Vamos a trabajar por un sector más competitivo, sostenible y que mejore la seguridad y trazabilidad alimentaria", ha detallado.

HASTA 2023 NO HABRÁ RESOLUCIÓN DE LAS CONVOCATORIAS


El director general de CNTA ha mostrado preocupación en el retraso de la publicación de las convocatorias para optar a los fondos europeos. "Al final va a haber mucha competencia", ha apuntado. Puede que la convocatoria salga en junio o a primeros de septiembre. Posteriormente los impulsores de cada proyecto disponen de un plazo de entre 80 y 90 días para registrarlo. "No habrá resolución de las iniciativas hasta 2023 y una vez que salgan disponemos de 30 mes para su ejecución", ha especificado.

Barbarin también ha explicado que "Navarra lidera los planes complementarios de innovación en el que el CNTA colabora con el Gobierno foral". La Comunidad ha diseñado un ecosistema de innovación –integrado por agentes de la cadena alimentaria– para generar "ideas disruptivas durante los próximos tres años".

Otra mesa abordó esta jornada la agricultura de precisión y las nuevas alternativas de cultivo.

SOBERANÍA ALIMENTARIA


En el contexto actual, la consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Itziar Gómez, ha abogado por "la soberanía alimentaria y energética" para no depender de terceros países.

Ha recordado la medida del Ministerio sobre permitir cultivar superficie de interés ecológico, que ahora se encuentra en barbecho. "Esto favorecerá producir en 16.000 hectáreas más", ha matizado. Además, ha resaltado que la UE asignará a España 64,5 millones de euros procedentes del fondo de crisis para el sector primario. "Las comunidades autónomas deben debatir ahora cómo va a realizarse ese reparto territorial", concluyó.

noticias de noticiasdenavarra