Maialen Chourraut, medalla de plata en aguas bravas

La piragüista guipuzcoana hace historia al convertirse en la primera deportista vasca en conseguir tres medallas olímpicas tras su segundo puesto en el K1 de Tokio

27.07.2021 | 09:48

Maialen Chourraut ha acabado la final de piragüismo K1 lanzándole besos a su hija Ane. Llorando, incrédula. Sin saber muy bien aún qué ha conseguido. Pero lo cierto es que la palista lasarterra ha hecho historia al convertirse en la primera deportista vasca en conquistar tres medallas olímpicas después de colgarse la plata de los Juegos de Tokio. La guipuzcoana, bronce en Londres y oro en Río de Janeiro, se ha subido al segundo escalón del podio japonés. Es decir, la deportista de Basque Team no ha podido defender su trono en la modalidad de K1, puesto que el oro se lo llevó la alemana Ricarda Funk con un crono de 105.50 segundos. Pero poco ha importado. Porque Chourraut demostró su veteranía, experiencia y calidad con una bajada de escándalo, sin penalizaciones ,y con un tiempo de 106.63 segundos entra en el Olimpo del deporte vasco.

La lasartearra se clasificó para la lucha por las medallas con el séptimo mejor tiempo de la semifinal (109.92 segundos), tras una bajada sólida, conservadora y con una única penalización en la puerta 23. Pero muy lejos de la australiana Jessica Fox, que dominó la ronda como quiso. Así pues, de acuerdo a los cronos de la manga previa, en la final Chourraut ha saltado al agua en el cuarto lugar, es decir, sin conocer todavía los tiempos de las máximas aspirantes a regentar su reino; por lo que ha navegado a ciegas. Tan solo con la única certeza de que la eslovena Eva Tercelj, vigente campeona del mundo, estaba en las gradas después de caer eliminada en las semifinales tras saltarse una puerta.

Por ello, cuando la lasartearra ha saltado al canal, la referencia era la de la polaca Klaudia Zwolinska (108.98) y ya se intuía que su liderato iba a ser efímero. Se lo ha arrebatado la misma Chourraut, con una bajada limpia, sin penalizaciones y en la que solo se ha trabado en el tramo medio del circuito. Con todo, la lasartearra ha sabido recuperar las sensaciones y, aunque el ritmo le ha costado un poco más, ha conseguido un tiempo nada desdeñable de 106.63 segundos.



En esos momentos, Chourraut era oro, pero quedaban seis rivales por bajar. La siguiente, la británica Kimberley Woods ha cometido enseguida un fallo imperdonable, se ha saltado una puerta y ha quedado fuera de la pugna por las preseas. Quedaban cinco. La neozelandesa Luka Jones, subcampeona olímpica, tampoco ha podido con el ritmo impuesto por la guipuzcoana. La italiana Stephanie Horn ha tocado la primera puerta y ha acabado a trompicones.

Quedaban tres y Chourraut mantenía la primera plaza provisional. Sin embargo, la alemana Ricarda Funk ha mejorado su crono (105.50). Es decir, a falta de dos rivales, Chourraut era plata. La eslovaca Elisa Mintalova confirmó que la lasartearra subía al podio.Solo quedaba que Fox confirmara en qué escalón. Y la australiana cometió dos penalizaciones que la relegaron al tercer escalón.

Es decir, a sus 38 años, la deportista de Basque Team ha conquistado una plata, su tercera presea en unos Juegos, para superar en la clasificación olímpica a los regatistas Iker Martínez y Xabier Fernández -oro en Atenas y plata en Pekín-; y junto a los exjugadores de balonmano Josu Olalla e Iñaki Urdangarín -bronce en Atlanta y bronce en Sidney-.
noticias de noticiasdenavarra