Desde la APYMA del centro San José

08.02.2020 | 14:06

Creemos desde la APYMA del centro San José que es necesario ponernos en contacto con la opinión pública para que conozcan nuestro punto de vista de la situación del centro. Queremos hacer constar que nos parece gravísimo que el centro San José, de titularidad y gestión enteramente pública, no cumpla la normativa que la Agencia Navarra de autonomía y desarrollo de las personas (ANADP) exige a otros centros. Nos referimos a los planes de atención individualizada (PAI) que muchos residentes del centro no tienen y los que están elaborados no han sido actualizados semestralmente como la agencia exige. Los PAI son un instrumento básico informativo, valorativo y propuesta de intervención con cada uno de los residentes del centro. Esto se ha puesto en conocimiento tanto del responsable del centro, Pablo Bretos, como de la directora gerente de la ANADP, Inés Frances, en numerosas ocasiones y después de 16 meses siguen sin hacerse.

Las inspecciones que la ANADP realiza a los centros y pisos tutelados dependientes del Gobierno de Navarra con gestión externa son habituales, pero el centro San José no ha tenido ninguna. Insistimos que la ANADP es conocedora de esta irregularidad. Hoy cualquier técnico que entre nuevo al centro no tiene los PAI a su disposición y no va a saber cómo actuar con los residentes. Esto ha pasado en una ocasión. Lo único que queremos es exigir la misma calidad de servicio y control que en los centros públicos con gestión privada.

Al ingresar en el centro personas con unos nuevos perfiles, con problemas conductuales, se ha visto la necesidad de contratar educadores, que en la actualidad no hay. Se ha solicitado en numerosas ocasiones tanto desde la APYMA como desde el colectivo de trabajadores del centro la necesidad de un educador. El director y la ANADP nos prometieron que a principios de julio se contrataría uno y en septiembre un segundo, pero hoy seguimos sin educador. Promesa incumplida.

El centro carece de un reglamento interno, tampoco tenemos un protocolo de mantenimiento de sus instalaciones, no existe un protocolo de reciclaje de residuos y estos se almacenan en un pasillo del sótano con el peligro que ello puede suponer, estamos hablando de residuos de todo tipo. La promesa de la contratación de un oficial de primera para el mantenimiento del centro sigue sin cumplirse.

Los problemas que tenemos los familiares con el director del centro, Pablo Bretos, son constantes. No nos informa, tergiversa la información o simplemente nos miente.

Como ya hemos comentado el incumplimiento de promesas es constante por parte de la dirección del centro. Según tenemos entendido su puesto como director es de dedicación exclusiva, pues bien, en situaciones muy graves que ha sido imprescindible su presencia, no solo no ha estado sino que ni siquiera ha cogido el teléfono para poderle informar de la situación, insistimos que es un puesto de dedicación exclusiva.

Pablo Bretos fue denunciado por los padres de una residente por hacer uso indebido de la imagen de su hija. Por otro lado, hemos observado que existe un malestar en el centro que nos preocupa pues repercute en el servicio a nuestros familiares. Malestar con la dirección que se refleja en el conjunto de trabajadores y parte de los técnicos principalmente. Todo está hablado con la directora gerente de la ANADP, Inés Francés, y por lo tanto es conocedora de todas estos problemas, pero seguimos igual o peor y por eso lo hemos querido hacer público.

Por todo lo aquí descrito y ante la inoperancia de la ANADP exigimos desde la APYMA del centro San José el cese inmediato del director Pablo Bretos.