Zona de esparcimiento canino en Burlada

09.02.2020 | 08:35

Esta carta está dirigida al Excmo. Ayuntamiento de Burlada para poner en su conocimiento las inquietudes de una parte de vecinos (propietarios de perros o no), afectados por el cierre de la ZEN de Bizkarmendia.

Podemos comprender las reivindicaciones de unos vecinos supuestamente afectados por la Zona de Esparcimiento Canino situada en la calle Bizkarmendia, pero que desmantelen esta ZEN y, según nos indican, su traslado sea a la zona de la trasera de Casa de Cultura es totalmente inviable, ya que supone trasladar a una zona aún más conflictiva por la existencia de la guardería.

Además, es inviable porque no va a solucionar las demandas de los afectados por esta ZEN.

1. Los problemas de circulación que detallan los afectados van a ser los mismos ya que la valla colocada no ha producido ningún accidente, ya que esta valla no invade ni quita espacio a la zona por donde han de circular los vehículos. En cuanto a los accidentes que dicen que ha habido, no creo que se hayan producido por la existencia de esta zona de esparcimiento canino, habrá otros motivos que desde Policía Municipal se podrían detallar.

2. La potencial zona de riesgo de agresión no se sostiene ya que ese potencial está en otros sitios de nuestro pueblo, mucho más oscuros y aislados, y no por la existencia de una valla que ya fue cortada en altura.

3. En cuanto al descanso vecinal, se soluciona utilizando las cerraduras que tienen las puertas y evitando el acceso de gente a esta zona fuera del horario diurno, tal y como se hace con el parque municipal y los patios de los colegios, que se cierran en horas nocturnas. Este descanso vecinal también está alterado por la existencia de terrazas de bares, cuyos horarios sí que se extienden a horas nocturnas; también por el paso de vehículos por dicha calle, cuyo tránsito es diurno y nocturno y bastante más disruptivo por la amplitud de horario y por el volumen de decibelios.

4. En cuanto al problema de juntar a las mascotas pequeñas y grandes en el mismo recinto, esto se ha solucionado con la existencia de otras ZEN para perros pequeños.

5. En cuanto a la invasión de la acera de perros y propietarios la supresión de esta ZEN no se va a evitar, ya que los perros y dueños que están dentro no están fuera de la ZEN. Cuando esta zona desaparezca los perros y propietarios van a ser los mismos, pero con perros atados que seguirán paseando por esta zona.