La estafa de gas natural

22.05.2020 | 01:17

Por razones que no vienen al caso, a mediados de diciembre pasado desconecté el sistema de calefacción de la caldera de gas. Así, he seguido disponiendo de agua caliente en baño y cocina para atender las pequeñas necesidades domésticas de una persona que vive en soledad. Poco después de esto recibí un primer recibo que la comercializadora del gas, Nedgia, me giró por el banco. Aún con cierta sorpresa dado el escaso consumo que pude realizar, pagué como siempre, sin rechistar.Semanas después, a comienzos de este año en curso, me giraron otro recibo cuyo elevado importe motivó una petición por mi parte, vía email, a la empresa suministradora para aclarar el asunto.Después de otros dos correos, tuvieron a bien atenderme vía telefónica para decirme que con motivo de las restricciones sanitarias, no podían realizar la supuesta y habitual lectura del contador. Debo decir que los contadores del gas están situados dentro del portal de nuestra comunidad, dentro de un armario cerrado con llave. Pocos días después de esta conversación, y estando el asunto todavía sin aclarar en sentido alguno, vuelvo a recibir otro giro de la compañía del gas, éste con un importe verdaderamente exagerado teniendo en cuenta, además, las circunstancias que explicaba en el encabezamiento de estas letras. Indignado por el desdén dispensado por su parte, opté por dar orden al banco para devolver el recibo. En este caso la rapidez de respuesta por parte de Nedgia ha sido proverbial. Enseguida han enviado carta aclaratoria, y a continuación la correspondiente llamada telefónica.Todo este asunto ha servido para entender cómo funciona el suministro de gas natural a la clientela, que viene a ser así: el importe girado no se basa en un detallado y controlado consumo real. Se basa en estimaciones que lleva a cabo la empresa en función de su parecer. Supongo en función de los metros de vivienda, condiciones climatológicas, etcétera. Y digo supongo porque en realidad no lo explican, o sea, te cobran lo que les parece, lo que les da la real gana. Los contadores no se leen en realidad. Hay que tener en cuenta que, como ocurre en nuestra comunidad, no tienen llave del portal para acceder a los mismos.De todo esto me he dado cuenta ahora, después de casi 20 años pagando religiosamente cada uno de los recibos que me han girado. Así que, esperando qué solución ofrece la compañía Nedgia, invito desde aquí a particulares y empresas revisen sus contratos, lecturas de contador, recibos, etcétera.

Lo último Lo más leído