Cuando queremos y no podemos

28.11.2020 | 23:40

Suena desconcertante que tantos jóvenes queramos independizarnos y se convierta en un quiero y no puedo. Quiero ganarme la vida honradamente sin depender de la nómina de mis padres. Y no puedo porque los gastos que debo asumir doblan el sueldo que, según vuestro criterio, merezco ganar. Y no se trata de querer vivir por encima de nuestras posibilidades; se trata de comer, cubrir gastos necesarios y tener un mínimo ahorro por si algún día preciso de él. Se trata de cobrar un sueldo digno que esté por encima de estos gastos. Que no tenga que dejar de comer para pagar el alquiler del mes. Que llegar a fin de mes no se convierta en una tortura. Y que vivir con nuestros padres no sea una necesidad. Decidme cómo pretendéis que nos independicemos con los sueldos tan precarios que ofrecéis. Explicadme cómo vamos a construir nuestra vida o cómo vamos a plantearnos la posibilidad de tener hijos si en vez de ayudar subís los impuestos, los alquileres; menos los sueldos que, por lo visto, no es necesario. Según vuestro criterio, claro, porque ¿nos habéis preguntado a los jóvenes los motivos por los que con treinta años seguimos viviendo con nuestros padres? ¿Os habéis cuestionado por qué prescindimos de parte de nuestra intimidad para vivir en pisos compartidos? No. Lo importante es que trabajemos, sean cuales sean nuestras condiciones y calidad de vida.