la carta del día

El empeño de Navarra Suma en invisibilizar a Podemos e I-E

24.04.2021 | 00:48

La coalición de derechas ha planteado estos días recortar el tiempo de intervención a los grupos minoritarios en el Parlamento, algo que afectaría a Podemos Ahal Dugu y a Izquierda Ezkerra.

Pero, ¿por qué no planteó esto cuando sus socios del Partido Popular eran grupo minoritario la legislatura pasada?

¿Tendrá algo que ver con el papel que hemos jugado los grupos a la izquierda del Partido Socialista de Navarra para el cambio político?

Lo que parece evidente es la obsesiva estrategia de Navarra Suma centrada en dos acciones colaterales. Una, hacer la máxima publicidad a EH Bildu para que ésta crezca y con ello la ingobernabilidad del PSN a futuro, y la otra invisibilizar a las dos formaciones a la izquierda del PSN que, a base de sumar fuerzas, les hemos dejado dos legislaturas en la bancada de la oposición.

Y que fuerzas modestas puedan marcar más agenda que ellos debe doler, y mucho.

Por eso ahora han dado un paso más.

A día de hoy tanto Podemos como I-E tenemos nuestra capacidad de iniciativa en el Parlamento proporcionada a nuestra representación. Esto quiere decir que donde Navarra Suma tiene capacidad de presentar 4 mociones al mes, Podemos e I-E tienen una cada uno. Por cada 3 interpelaciones de Navarra Suma, Podemos puede defender una, al igual que Izquierda Ezkerra. Además, donde Navarra Suma puede realizar 14 preguntas de control al mes, Podemos e I-E, 4 cada una.

Viendo esto hay quien podría decir que los grupos minoritarios trabajamos poco, o menos que los demás. Nada más lejos de la realidad, porque, entre otras cosas, con una o dos personas parlamentarias asumimos la misma carga de trabajo que el grupo de Navarra Suma con 20.

De hecho, en un Pleno con siete puntos en el orden del día afrontamos siete discursos, mientras que de las 20 personas parlamentarias de Navarra Suma, al menos 13 solo tendrán que levantar la mano para votar. De ahí que esta propuesta tenga trampa y no se explique por su afán de operativizar los plenos o de mejorar la representatividad.

Pero en última instancia, ¿qué hay detrás de la propuesta de Navarra Suma de recortarnos el tiempo de intervención?

Probablemente la importancia que tenemos para que Navarra Suma y sus fácticos asociados no terminen de reinstalar el viejo bipartidismo a la navarra a través de la negativa del PSN a pactar gobiernos con EH Bildu.

Creo que hoy no le cabe duda a nadie (desde luego a ellos y ellas no) que sin los miles de votantes que nos han apoyado estos últimos años, Navarra Suma-UPN seguiría gobernando la Comunidad Foral como hoy lo hace en los ayuntamientos de nuestras grandes ciudades.

Y porque aunque les duela, nuestra voz (y la de quienes nos votan) vale lo mismo que la suya, y en este sentido nuestra misión para Navarra es transparente: evitar que la derecha autoritaria se reinstale y que sus políticas vuelvan a fracturarnos como sociedad.

Los autores son: portavoz de Podemos Ahal Dugu en el Parlamento; portavoz de I-E en el Parlamento; parlamentaria de Podemos Ahal Dugu

noticias de noticiasdenavarra