Café bebido

Ni tsunami, ni borrasquilla

10.02.2020 | 07:55

la sentencia sobre el decreto del uso del euskera en la Administración es una llamada a salir a la calle en defensa de esta lengua. Los jueces han dictaminado que su valoración para los puestos de trabajo y su uso en carteles, documentos, etc quede en gran medida en función de lo que se decida en cada caso. Esto quiere decir que los políticos tendrán que llegar a acuerdos para tomar estas decisiones puntuales, o para hacer un nuevo decreto, y en esas negociaciones tendrá un peso, más o menos importante, la presión que se haga desde los diferentes colectivos y desde la calle. La primera cita el sábado a las 12.00 h. delante de la Diputación.

La otra gran cita de esta semana con el euskera será el domingo en el Nafarroa Oinez de Tudela. La Ikastola Argia, que se merece todos los homenajes del mundo, homenajeará, a su vez, a Errigora, una iniciativa popular que ha conseguido recaudar en seis años un millón de euros para la propia ikastola, AEK y los colectivos que potencian el euskera en la Ribera, vendiendo productos agrícolas locales. Como decía Ibai Sueskun, miembro de este colectivo, "Hay ikastolas que han puesto ascensores gracias a la aportación de Errigora".

La Federación de Ikastolas reconocerá también la labor del infatigable Daniel López Moreno, profesor ablitense jubilado, euskaldunberri apasionado y Olentzero de Tudela y de un montón de localidades más durante estos últimos ocho años.

Estos son sólo algunos ejemplos de todo el trabajo que se está haciendo por sacar adelante esta lengua, que será la de un tercio de la población de aquí a nada. De hecho, el 30,.10% de los niños y niñas de 3 años de toda Navarra estudian ya en euskera.

Esto quizá no sea un tsunami, pero tampoco una borrasquilla pasajera.