Editorial

Humor crítico, imagen de una fiesta popular

Las pancartas de las peñas de San Fermín, un espacio para expresar con ironía las inquietudes y demandas de la sociedad, este 2019 destacan los éxitos de Osasuna, la creciente influencia de las mujeres o el juego de los pactos políticos en Iruña

09.02.2020 | 17:12

las pancartas que elaboran las peñas de Pamplona para pasear por las calles en las fiestas de San Fermín han sido tradicionalmente, como en otras localidades navarras, un elemento desde el que expresar la percepción, con mucho sentido del humor, de los pamploneses y pamplonesas sobre el devenir político y social del año transcurrido entre un Chupinazo y otro, casi siempre en sentido crítico e irónico con las andanzas del poder en sus diferentes ámbitos y, sobre todo, con sus protagonistas. Con el paso del tiempo, la temática de las pancartas fue ampliando su ángulo de visión más allá de los hechos cotidianos de la vieja Iruña y abarcaron, sin perder esa visión propia de la ciudad y su sentido original popular de las fiestas, también cuestiones políticas y sociales del conjunto de Navarra, de Euskal Herria, del Estado, incluso de vez en cuando de carácter internacional. Para este San Fermín 2019, las 16 peñas de Pamplona-Iruña han dibujado sobre sus telas un resumen exhaustivo de lo que ha sido este último año en esta ciudad y en esta tierra con un consenso casi generalizado sobre los temas que, a su juicio, forman parte de los problemas reales de la sociedad. Así, con una amplía referencia a la serie televisiva Juego de Tronos, asuntos como el relevo post electoral en el Ayuntamiento, el conflicto de Maravillas, los éxitos de Osasuna -con presencia especial del fútbol femenino en auge-, los permanentes ataques al euskera, el centenario de La Pamplonesa, la división de las izquierdas en las últimas elecciones, las reivindicación contra la violencia machista, una año más la denuncia del caso Alsasua o personajes caricaturizados desde una crítica ácida como Asiron, Maya, Barkos, Esporrín o Abascal -para denunciar el auge de la ultraderecha y del neofascismo en el Estado-, entre otros, son los temas y personajes estrella junto a cuestiones más locales de la ciudad y sus barrios que muestran la percepción social de las peñas de Iruña con esos hechos. Por supuesto, los miles de personas que conforman el colectivo de las peñas de Pamplona-Iruña no suponen ninguna mayoría social ni política en sí misma, pero sí son reflejo de aquello que preocupa y ocupa en cada momento en el debate, las inquietudes y necesidades de la sociedad de la que forman parte. Que utilicen el humor como vía de expresión crítica sólo es un camino más desde el que los ciudadanos advierten a los responsables políticos de aquello que no va bien, en este caso desde el concepto de fiesta popular que son los Sanfermines.