Editorial

Los valores de Osasuna

20.06.2021 | 00:00
Los valores de Osasuna

El futbolista Chimy Ávila comprometió ayer su imagen y la de Osasuna al difundir en redes sociales una foto en la que posa con una camiseta con la imagen del líder de Vox. Luego la retiró y pidió disculpas

la foto de Chimy Ávila posando con una camiseta que tiene impreso el rostro del líder ultraderechista Santiago Abascal (y el lema El miedo es una reacción, el valor una decisión) metió ayer en un serio lío al futbolista y, por extensión, a los dirigentes del club. El delantero argentino posiblemente desconocía tanto el contenido político del mensaje como el alcance y las repercusiones que tendría entre la ciudadanía navarra y entre los aficionados rojillos al compartirlo en las redes sociales, por las que circuló a gran velocidad. En principio, la primera reacción fue de incredulidad; cuando quedó descartado que era una fake, la sorpresa venía tanto por los orígenes sociales del protagonista como por vincular su imagen con una formación de extrema derecha, racista, homófoba y tibia en la denuncia de los casos de violencia machista. Chimy Ávila, puesto en alerta de los comentarios negativos que estaba generando, borró la publicación y ya por la tarde volvió a escribir disculpándose y señalando que "no sabía de qué trataba" la camiseta que le habían "regalado". Este incidente pone de manifiesto la importancia de que los futbolistas profesionales conozcan los valores del equipo para el que juegan y del club que les contrata. Más allá de una vinculación mercantil, en el caso de Osasuna enfundarse la camiseta roja implica la defensa de unos principios básicos, de historia y de dignidad, expresados hoy en día en la labor social que realiza su Fundación, en la apuesta por la igualdad de sus rectores impulsando el fútbol femenino y en el marcado antirracismo de su afición, manifestado cada temporada en una jornada dedicada expresamente a su denuncia. Aceptado que Chimy desconocía que estaba dando publicidad a Vox sin pretenderlo –y colocándose él mismo en una difícil tesitura–, también hay que preguntarse si alguien le ha explicado los fundamentos que han mantenido a Osasuna con vida desde hace cien años, por no recordarle que un levantamiento militar fascista derivó en la persecución y el asesinato de importantes exdirigentes. La polémica posiblemente no tenga más recorrido y los goles de Chimy arrinconarán esa foto en el cajón del olvido, pero no viene mal para recordar a los futbolistas que cuando fichan por un club deben asumir la importancia de su imagen para la institución y para la afición que representan.

noticias de noticiasdenavarra