Mesa de Redacción

La mentira de la gratuidad de la A-15

08.02.2020 | 15:04

La mentira está siendo la característica estrella del discurso de la oposición en Navarra. Sobre todo de UPN y PP. Mentir un día sí y el siguiente también. Mentir sobre todo. Falsear la realidad de Navarra, manipular las decisiones y la acción política del Gobierno actual. Tergiversar los datos y estadísticas que reflejan la situación social, política, sanitaria, educativa, económica y financiera. Todo ello para eludir las responsabilidades de su fracaso político y esconderse tras una falsa e irreal Navarra que sólo existe en sus mentiras. Esparza exige ahora la gratuidad total de la A-15. Exige lo que UPN no hizo en 24 años de Gobierno y lo que él mismo no fue capaz de pactar con el anterior Gobierno de Rajoy. La gratuidad de la A-15 está limitada por la obligación de repercutir el IVA en las nuevas subvenciones a los peajes. Es lo que señala la jurisprudencia europea y del Estado sobre esta cuestión. Bien por mentir para ocultar que esa gratuidad de la que habla Esparza era imposible y UPN lo sabía desde el principio, con lo que toda esta campaña de propaganda alrededor de la A-15 ha sido simplemente otra estafa a los ciudadanos navarros de la Ribera. O mentir porque simplemente ni siquiera se enteraron de que esa gratuidad era imposible. En cualquiera de las dos opciones, el resultado político para Esparza es desolador. O miente o es un ignorante. La mentira en política suele tener, más allá de que pueda ser un mayor o menor éxito inicial, poco recorrido. Y azuzar falsos agravios comparativos entre zonas de Navarra o incentivar la confrontación entre unos navarros y otros con falsedades es un inmenso error. Esparza se ha sumado al discurso de Beltrán -o ahora de Casado y de Vox-, en el que únicamente la mentira sostiene su interpretación exagerada y alborotada de la política. Pero Esparza va a tener difícil competir en ese nuevo mundo político en el que cabalga desbocado la nueva derecha española al rebufo de la ultraderecha. Para las mentiras de Esparza están ya las mentiras de los originales, que siempre irán más lejos que las de quienes les copian. Mal camino para UPN.