Es posible defender el empleo público de calidad

09.02.2020 | 00:57

en la anterior legislatura fuimos testigos de un debilitamiento de la estructura de personal del Ayuntamiento por parte de UPN, una estrategia de inacción que respondía a un objetivo muy concreto: el desmantelamiento del sistema público para ir dando cada vez más parcelas de poder al sector privado. En 2015 nos encontramos con una estructura totalmente desfasada, un convenio obsoleto y prescrito, un alto porcentaje de eventualidad, listas de sustituciones caducadas y más de un centenar de puestos colocados a dedo, además de una simbólica presencia de puestos con perfil en euskara que impedían hacer cumplir la ordenanza? En resumidas cuentas, un "cajón desastre" en el área de recursos humanos.

El trabajo de estos cuatro años no ha sido fácil, el "cajón" es inmenso y el "desastre" era descomunal, las medidas realizadas han ido encaminadas a fortalecer el ayuntamiento y las políticas municipales, creando, para ello, una estructura actualizada que mejore la calidad de los servicios y ofrezca una adecuada atención a todos los vecinos y vecinas de Pamplona/Iruñea.

Es incuestionable que para conseguir un ayuntamiento fuerte y solvente el papel de los y las trabajadoras es fundamental y, por eso, son necesarias, entre otras cosas, unas condiciones laborables óptimas, la profesionalización de los puestos, la creación de nuevos puestos y la reducción de la eventualidad.

Estamos construyendo una ciudad más justa, más social, más feminista y más sostenible y, para ello, han sido necesarios la creación de 87 puestos de trabajo. Entre ellos se encuentra el aumento de 31 plazas en el área de acción social, otra parte ha sido para la creación de nuevas estructuras, entre las que se encuentran: participación, igualdad y la oficina de estrategia... servicios necesarios e inexistentes hasta esta legislatura que han servido para democratizar este ayuntamiento. Estas creaciones han hecho posible la incorporación de políticas igualitarias, de políticas participativas, donde los vecinos y vecinas puedan tener una relación más directa con la administración y sean protagonistas de las decisiones que se toman y de políticas estratégicas que faciliten el diseño y la planificación a futuro de la Iruñea que queremos construir.

Otra labor importante ha sido frenar el desmantelamiento del sistema público que había iniciado UPN, en esta legislatura no es que no se haya privatizado ningún servicio, sino que incluso hemos recuperado servicios como el servicio de atención a domicilio, un total de 164 mujeres han pasado a trabajar directamente con el ayuntamiento, o los servicios de cocina y auxiliares de Escuelas Infantiles, con la incorporación de otras 25 personas, sin olvidar que la gestión de la salud del personal municipal ha dejado de estar en manos privadas, dejando atrás la relación con la mutua, para incorporarse al sistema público sanitario.

Otra cuestión caótica heredada fueron los grandes índices de eventualidad, en la medida que defendemos un sistema público, sólido y de calidad, la defensa y la creación de puestos de trabajo fijos debe ser una condición inapelable, y para que así sea hemos sacado a oferta pública de empleo una gran parte de las plazas que la ley nos ha permitido, un total de 303, esto va a suponer una reducción del 50% de la eventualidad existente, además de garantizar la accesibilidad a la administración por méritos, capacidad e igualdad. En aras a avalar la objetividad en los procesos de selección y evitar enchufismos, en esta legislatura las concejales y concejales hemos dejado de estar en los procesos de selección, sin olvidar que con este cambio va unida la decisión de no cobrar ninguna dieta extra por desempeñar nuestro trabajo. Quisiera recordar que concejales como Fermín Alonso cobraron dietas simplemente por echar una firma.

También se han aplicado mejoras de retribuciones en 350 plazas con sueldos inferiores a 22.000 euros, promoción de auxiliares a oficiales administrativos, reducción de horas extras, numerosos concursos de traslados para eliminar puestos a dedo.

Esto son las mejoras más significativas que se han hecho en esta legislatura, unos cambios que se han trabajado y contrastado con la representación sindical, algo inusual hasta ahora. Evidentemente todavía queda por mejorar para seguir avanzando, pero hoy podemos decir que los avances en la estructura municipal han sido notables, y en ese sentido queremos reafirmar nuestro compromiso por trabajar por un sistema público, sólido y solvente, defendiendo puestos de trabajo de calidad sin aceptar ningún tipo de privatización que impulse la precarización de sus trabajadores y trabajadoras.

EH Bildu Iruñea