Agua: recurso vital a optimizar

09.02.2020 | 07:44

El pasado 29 de abril los representantes de las entidades locales en la Comisión Foral de Régimen Local informaron favorablemente del Plan Director del Ciclo Integral del Agua de Uso Urbano de Navarra 2019-2030, y tras esa decisión el Gobierno de Navarra ha aprobado el citado plan el miércoles día 8 de mayo. El documento borrador del Plan se redactó entre octubre de 2016 y agosto de 2017.

Ha transcurrido ya tiempo desde que el pasado 23 de enero de 2018 se inició un amplio proceso de participación, con consultas, con la realización de múltiples jornadas deliberativas y de retorno de las propuestas, presentación de alegaciones..., acerca del citado plan, que comprende el abastecimiento de agua potable y el saneamiento y depuración de aguas residuales, desde la captación hasta su vuelta al río una vez depurada, pasando por el suministro de agua.

El Plan Director del Ciclo Integral del Agua de uso urbano 2019-2030 se basa, entre otros, en los siguientes principios: el acceso universal a un servicio de abastecimiento y saneamiento de calidad, profesional, eficiente, responsable y solidario; la lucha contra el cambio climático y avanzar en la economía circular; el seguimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible; el favorecimiento del desarrollo económico y social y el cuidado de la salud humana y la reducción del impacto en los ecosistemas; la optimización del entramado administrativo que gestiona el servicio; y el avance hacia la recuperación íntegra de los costes. El plan se concreta en 10 líneas de actuación en cada una de las cuales se definen acciones concretas: conversión del ciclo urbano en un completo ciclo integral; gobernanza; acciones de mejora del abastecimiento general y las infraestructuras en alta y en baja; mejoras en el saneamiento con acciones generales y mejoras del saneamiento en alta y baja; avance hacia la recuperación de costes y nuevo sistema tarifario; y acciones de investigación, sensibilización y divulgación, todo en consonancia con la Directiva Marco del Agua (DMA). La entrada en vigor de la Directiva Marco del Agua (DMA), ahora hace 19 años, supuso un hito fundamental para la salvaguarda de los ecosistemas acuáticos de la Unión Europea. La directiva define y promueve la adopción de una nueva cultura del agua basada en su consideración dual como recurso natural y como hábitat. Uno de los aspectos más novedosos que aporta la directiva viene dada por su carácter integrador de todo el ciclo del agua, uno de los objetivos más importantes del plan que ha promovido el Gobierno de Navarra.

Sin duda, uno de los temas importantes es el de la gestión y coordinación del ciclo del agua, y pondré un ejemplo. ¿Cómo se deben de coordinar las distintas infraestructuras para que el agua llegue a nuestros hogares? Del siguiente modo: el ciclo integral del agua comienza en las zonas de captación -en Navarra principalmente de manantiales y cabeceras de ríos, mientras que el agua procedente de embalses y canal de Navarra representa el 34%-. Allí el agua es captada y conducida a las plantas de tratamiento, donde se la adecuará para el consumo doméstico con la eliminación de impurezas y microorganismos. Seguidamente será almacenada en los depósitos de distribución, que permiten regular y adecuar los volúmenes de agua disponibles en función de las necesidades de cada lugar. De ahí pasarán a los hogares y, una vez utilizada, esta agua deberá ir a través del alcantarillado a las plantas depuradoras. Pues bien, en Navarra nos encontramos que hay más de 214 entidades (126 ayuntamientos que dan servicio al 23% de la población, 8 entidades supramunicipales o mancomunidades al 76% de la población, y 80 concejos que atienden al 1% de la población) que prestan el servicio de abastecimiento en alta y presentan tarifas, captaciones y servicios muy diferentes; así como la explotación de la red de alcantarillado, saneamiento en baja y la de pluviales. Ante esta situación es necesaria la coordinación de todos los agentes implicados en un ciclo integral del agua. En cuanto al saneamiento y depuración, la situación de gobernanza es diferente a la del abastecimiento (la prestación del servicio de saneamiento en alta se efectúa en régimen directo en el caso de las mancomunidades de las comarcas de Pamplona y Montejurra, mientras que en las demás entidades hay regímenes de cooperación con la sociedad Nilsa), y el nuevo plan establece que todos los núcleos mayores de 100 habitantes contarán con sistemas de depuración biológicos para 2024.

Por otra parte, debe mejorarse la garantía de abastecimiento urbano en determinados sistemas, como se cita en el documento del plan director, y en otros debe reducirse su vulnerabilidad, además de fomentar el ahorro y la reducción del consumo no registrado, como fugas, pérdidas, consumos no controlados, etcétera, que en algunas zonas llegan hasta el 60%.

Otro de los temas importantes del Plan Director del Ciclo del Agua de uso urbano 2019-2030 es la inclusión de un principio básico de la Directiva Marco del Agua que establece que quien contamina debe pagar más que quien no lo hace y debe hacerlo en la medida justa en que contamina. Hasta ahora en Navarra la disparidad en el sistema tarifario es grande, y en muchos casos no se cubren todos los costes, incluyendo la explotación y reposición de las infraestructuras y los costes ambientales.

En esta línea de actuación, el artículo 9 de la Directiva considera la importancia de tener en cuenta el principio de recuperación de costes y que los precios sirvan como incentivo para mejorar la eficiencia en el uso del agua, y así de esta forma coadyuvar a la consecución de los objetivos ambientales que propugna. De esta forma, a la función básica de los precios del agua, que es la de cubrir los costes de los servicios, se le añade un nuevo papel como instrumento para proteger la calidad del agua y con ello contribuir a proteger también la salud de los ecosistemas y a la sostenibilidad ambiental.

Finalmente, para concienciar a la ciudadanía de la importancia de su implicación en el ciclo integral del agua, el plan incluye también campañas de divulgación y sensibilización.

Experto en temas ambientales y Premio Nacional Medio Ambiente