El valor de nuestros pueblos

06.05.2020 | 00:13

confinados. Sin abrazos. Lejos de nuestra rutina. Solidarios. Así es como hemos afrontado las últimas semanas. A todos nos sorprendió la virulencia de la COVID-19. Escribo desde la sinrazón de una pandemia que deja ya en Navarra más de 450 personas fallecidas. Una pandemia que ha impedido a centenares de familias despedirse de los suyos con calor y afecto.

Afrontamos una situación complicada que ahora se tercia más positiva porque sabemos que son más de 2.200 navarros y navarras los que han ganado la batalla a la COVID-19. Nuestro sistema sanitario fuerte y sólido ha respondido a una alerta sin precedentes.

Un escenario excepcional que ha sobrepasado el rumbo socioeconómico previsto y ha zarandeado sin contemplaciones la vida de nuestra tierra, de nuestros pueblos.

Y es en ellos, en cada uno de nuestros municipios, donde miles de navarros y navarras se han sentido protegidos. Lejos, pero cerca de sus familiares. Atentos a sus vecinos. Disfrutando de un ritmo todavía más pausado si cabe.

Un compás pausado en la calle, pero no en las casas consistoriales. Los ayuntamientos no han quedado al margen, todo lo contrario. Son los que escuchan en primera persona las necesidades de sus vecinos, las preocupaciones de los comerciantes y los que entienden la inquietud de sus autónomos.

Debemos seguir poniendo en valor el trabajo de las corporaciones municipales, como lo hemos hecho siempre. Han actuado, mucho y en la mayoría de los casos, han actuado bien.

El trabajo que están desarrollando tanto alcaldes y alcaldesas, como concejales y concejalas, ya sean de los equipos de gobierno como de la oposición, han sido diligentes, coordinadas entre los propios ayuntamientos e instituciones como el Gobierno de Navarra, la FNMC o la Delegación del Gobierno.

Y no es un momento fácil. No en vano debemos recordar que no hace ni siquiera un año que fueron las elecciones municipales, donde se produjeron cambios en las alcaldías. Donde muchas de las personas que conforman las corporaciones municipales no tenían experiencia anterior, y se están enfrentando a un problema que no cuenta con un manual de instrucciones para afrontar estos problemas.

Por eso, las entidades locales se han afanado en adoptar medidas que minimizasen el impacto de la COVID-19 en nuestros pueblos. También el Gobierno de Navarra ha tenido y tiene presente, en todo momento, a nuestros pueblos. Por eso, el Departamento de Cohesión Territorial mantiene a diario reuniones con la Federación Navarra de Municipios y Concejos en las que se abordan y analizan asuntos de interés para las entidades locales de nuestra comunidad. Reconocemos que son los ayuntamientos son las entidades más próximas al ciudadano.

Por eso, en una situación tan grave como esta, todas las personas que conforman las corporaciones municipales han optado por arrimar el hombro, unirse y trabajar conjuntamente para abordar todas las medidas que estaban al alcance de sus manos.

Sería de necios ocultar que ha habido algún caso esporádico en el que la actitud personalista e irresponsable ha hecho que se utilice esta grave crisis para atacar al Gobierno. Actitudes que han sido reprobadas al instante, pero la suerte para la ciudadanía navarra es que estas maneras han sido las mínimas, y con los dedos de una mano las podríamos contar, y aún nos sabría alguno. Pero es un dato que no podemos, ni obviar ni ocultar.

Sin embargo, la coordinación es la herramienta más eficaz para afrontar esta crisis. Y así se está haciendo en la mayoría de los casos. Desinfecciones de calles atendiendo a las recomendaciones de las autoridades sanitarias y no como a cada uno le venga en gana. O la propia de las residencias, coordinadas con la Delegación y el trabajo de la UME. O el análisis conjunto entre el Gobierno de Navarra y la FNMC para la instalación de mercadillos municipales, las tasas de residuos, la problemática de los cotos de caza, la temporada de piscinas de verano, o la posibilidad de celebración, o no, de las fiestas populares.

Los socialistas somos un partido nítidamente municipalista, y desde ese convencimiento, aplaudimos que el Gobierno de España, liderado por el presidente Sánchez haya puesto en valor la labor que están haciendo todos los ayuntamientos.

Compartimos también que el Gobierno de Navarra, con la presidenta María Chivite a la cabeza, cuenta con las entidades locales en el plan de reactivación económica y social, así como en la desescalada que plantea el Ejecutivo Foral.

Por último, aplaudimos la labor realizada por unos ayuntamientos, que van a ser más importantes si cabe, en la salida a esta situación que se está viviendo y a la que vamos a seguir afrontando en adelante.

El autor es parlamentario foral y secretario de Política Municipal del PSN-PSOE