Tribunas

Manuel Irujo. Lizarratik mudura

12.12.2021 | 00:11

esta es una apretada bio bibliografía de Manuel Irujo (Lizarra, 1891-Iruña, 1981) rindiéndole homenaje a los treinta años de su partida. Primogénito de Daniel, profesor de Derecho Universidad de Deusto, abogado, llevó a cabo exitosa defensa de Sabino Arana Goiri, de quien fue amigo desde la infancia, compartieron un destierro, y su líder en el nuevo pensamiento político vasco, derivado del viejo carlismo, impulsado en parte por la revolución cultural vasca de finales del S XIX. Tras la derrota de la 2º guerra carlista, 1872-76, que supuso desgarro humano, deriva económica y abolición de los Fueros, un terremoto emocional sacudió a un pueblo que quería seguir siendo como había sido, dato curioso, desde antes de la creación de Europa, del tiempo romano, de los Estados creados en la nueva Europa. Motor principal de semejante reclamación era restaurar la lengua primordial que devenía desde el amanecer de la humanidad.

? Bachiller. Orduña. Licenciado Letras, exámenes en Salamanca, 1910. Muere su padre, 1911. Licenciado Derecho, 1912, asume dirección de su despacho. En Bilbao frecuento Batzoki Deusto, recibió clases euskera de Resurrección Mª de Azkue. Casó con Aurelia Pozueta, Lizarra, 1916, quedando viudo, 1918, con una hija, Mirentxu. Juró en lecho de muerte de Aurelia no volver a casar, lo cumplió. Regresa a la casas paternal Irujo: fue tutor de sus hermanos, apoyo de su madre, impulsor del despacho inscrito en los juzgados de Lizarra, Tafalla y Lodosa, formando parte del Colegio de Abogados de Iruña, Donosti y Madrid. Director de La Agrícola, Lizarra. Mantenía relación fraternal con familia Aranzadi cuyo nacionalismo, derivado de euskalerriako Estanislao Aranzadi Izjue, fortaleció sus creencias. Militante de EAJ/PNV fue fiel a su actuación, ideología y organización. Aranzadi e Irujo, con otras familias, fundaron Batzoki de Iruña, Lizarra, el diario La Voz de Navarra, el seminario Napartarra, impulsando con sus hermanos el club deportivo Lizarra, Merkatondoa, combinando estas actividades como diputado foral, 1919, menguado su impulso durante dictadura de Primo de Ribera, 1923-30. Señalamos actuación por Hospital de Navarra. Congreso Estudios Vascos, 1930, redacción Estatuto Vasco Navarro. 2º República, 1931-38. Notable labor en función del Estatuto presentado junto a Fortunato Agirre y José Antonio Agirre en magna Asamblea de alcaldes, Lizarra, 1931, junio 14. Tumbado, 1932. Reunificación PNV/EAJ, con José Antonio Agirre trabajó renovación estatutos PNV/EAJ, Tolosa, 1933. Diputado a Cortes por Gizpuzkoa. Intensa actividad parlamentaria. Parlamentarios vascos se retiran de Madrid, 1934, julio 15. Con parlamentarios vascos, Roma, 1936, febrero.

Golpe militar, Franco, Mola y Sanjurjo, 1936, julio 17-18, derivado en guerra civil. Gobierno República dispuesto a otorgar Estatuto Vasco para asegurar frente norte. Irujo actuó en la resistencia de Gipuzkoa, 1936, julio-septiembre, dirigente hábil entre las diversas facciones enfrentadas, tratando de mantener orden público, evitando asesinatos o represalia ante avance y atropello tropas Mola. Logra rendición, sin muertos, cuarteles Loyola. La República, 1936, septiembre, requiere a Irujo como ministro: personalidad impecable en todas sus facetas, haría más respetable su imagen ante Europa. Aceptó –su partido tomó parte en la decisión–, aunque siempre advirtió que fue el precio del Estatuto. En ese momento, Irujo tenía cuatro hermanos en la cárcel, Pello, el pequeño, condenado a muerte por ser Irujo, madre, hija y cuñadas permanecían en reclusión. Dos de ellas dieron sus a luz en esas condiciones. A la familia Irujo le requisaron los bienes, incluida la casa paternal. Y el despacho. Irujo, Madrid, 1936, octubre, colaboró con la Cruz Roja, factor de canjes salvadores de vidas, entre ellas las de su familia, excepto Pello que continuó años en prisión en San Cristóbal, y organizó en la ciudad resistente y bombardeada, una red de salvamento desde su despacho de ministro sin cartera, trasladando gente en autobuses de Madrid a Valencia. Hizo realidad sus palabras: humanizar la guerra. Fue ministro vasco sin cartera y de Justicia 2º República. 1936-38. Dimitió 1938, agosto 16, en solidaridad con Catalunya al agravio de entonces. Terminada la guerra cruzó la frontera, 1939 febrero, con el presidente Aguirre y Companys. Se instala en Londres por invitación cónsules británicos que honraron su misión de canje y salvamento. 2º Guerra Mundial, 1939-45. Creación Eusko Etxea / Londres. En ausencia del lehendakari, desaparecido en Dunkerque, 1940, aparecido Montevideo, 1941, creó Consejo Nacional Vasco, para que el pueblo vasco tuviera voz en Europa. Irujo formó parte del gobierno republicano del exilio, 1945. Asesor legal Gobierno Vasco en exilio, París, 1945-1977. Cofundador y colaborador Radio Euzkadi, europea, Radio Euzkadi, Caracas, clandestina. De Alderdi, periódico EAI/PNV, de OPE/EPI. Tras su apoteósico regreso a Euskadi vía Hondarrabia y Noáin, 1977, marzo 24, tuvo actuaciones como Alderdi Eguba, septiembre, y el del Milenario Batalla Orreaga, 1978, agosto 16. Fue nombrado presidente de honor de varias organizaciones del país. Desarrolló intensa carrera política: senador de Nabarra, parlamentario foral, portavoz PNV/EAJ en el Parlamento, presidente de la Asamblea de Parlamentarios Vascos. Murió en Irña, 1981, enero 1. Fue asiduo visitante de Eusko Etxeas de América. Nombrado presidente de honor de varias de ellas, pues resultaba la esperanza que anunciaba una nueva Europa donde el pueblo vasco podía tener voz. Fue un europeísta precoz y convencido, ejerciendo de presidente del Consejo Federal Europeo del Estado español, hasta 1977. Fue nombrado Amigo de Europa 1974, por la Juventud Demócrata Cristiana Europea, Asís, octubre, 1976.

A este bagaje de actividades en la que debemos incluir sus intervenciones parlamentarias y sus numerosas conferencias, así como sus más de mil artículos en publicaciones vascas, incluimos la obra escrita de Irujo: Instituciones Jurídicas Vascas (Ekin,1945); Inglaterra y los vascos. (Ekin, 1945; La comunidad Ibérica de Naciones. Colaboración con Araquistáin, Castelao y Pi Suñer. (1945); Escritos en Alderdi (Boletin PNV/EAJ) Varios vols. (1949-1981); Arana Goiri ante los tribunales (1953); Desde el Partido Nacionalista Vasco. 2vols. 1971; Biografía de Arturo Campión (1971); La Guerra Civil en Euskadi antes del Estatuto (1978); Un vasco en el Ministerio de Justicia. 2vols. (Ekin, 1976)... otra faceta cercana es la de su abundante correspondencia, a máquina o a mano, a familiares y amigos repartidos en el espacio inmenso del exilio vasco derivado de la guerra civil: él los cohesionaba con su optimismo vibrante y su fe en la causa de Euskadi. En los últimos años de su vida, en el trajín parlamentario, Irujo condensando su sentir repetir: Mi única Constitución es Gora Euskadi Askatuta.

La autora es bibliotecaria y escritora

noticias de noticiasdenavarra