osasuna | la actualidad

Saltan las alarmas

osasuna | oier sanjurjo se retiró ayer del entrenamiento con molestias en el muslo izquierdo y hoy se valorará si arrasate puede contar con él o no para el encuentro de mañana

09.02.2020 | 06:07
Oier Sanjurjo cabecea un balón en un entrenamiento.

Oier Sanjurjo se retiró del entrenamiento con molestias en el muslo y Arrasate valorará si puede jugar ante el Albacete.

pamplona - La presencia de Oier en el doble pivote rojillo para medirse mañana al Albacete era incuestionable hasta que ayer el polivalente mediocentro estellés hizo saltar las alarmas en Tajonar. El mediocentro estellés se vio obligado a retirarse antes que sus compañeros del entrenamiento matinal, debido a unas molestias que presentaba en la cara anterolateral del muslo izquierdo, molestias cuyo origen está en el partido disputado el pasado lunes en el Martínez Valero ante el Elche y que el jugador lleva arrastrando desde entonces.

El estellés ha participado esta temporada en 33 de los 35 partidos que se han disputado hasta la fecha y solamente ha causado baja en dos ocasiones por acumulación de tarjetas (en la jornada 12 en la victoria 2-1 ante el Málaga en El Sadar y en la jornada 31 en la derrota en el Heliodoro Rodríguez López ante el Tenerife por 3-2) y, de terminar de confirmarse, este sería el primer partido que se vería obligado a presenciar desde la grada por lesión.

De todas formas, esta mañana se le van a realizar las pertinentes pruebas médicas antes del entrenamiento para valorar la situación y a partir de ahí se decidirá la pauta a seguir y si puede participar durante el transcurso del encuentro o si finalmente se verá obligado a estar alejado del terreno de juego.

las alternativas de jagoba Con el txantreano Íñigo Pérez fuera de combate al estar recuperándose mediante un tratamiento conservador de la lesión capsular y ligamentosa que sufrió en el primer dedo del pie derecho, Jagoba Arrasate tiene encima de la mesa dos alternativas para suplir la posible ausencia de Oier en el habitual esquema que presenta el técnico de Berriatua.

En primer lugar, y por galones, lo normal es que Arrasate se decante por retrasar la posición de Roberto Torres al doble pivote junto a Fran Mérida, siendo Rober Ibáñez o Brandon Thomas los que se disputen el hueco que deja vacío el mediocentro de Arre al cambiar su posición. De esta forma, Kike Barja ocuparía el otro extremo, Rubén García la media punta y Juan Villar en punta de lanza encabezando el ataque rojillo. Arrasate ya apostó por este doble pivote Torres-Mérida en el primero de los dos partidos que Oier causó baja por acumulación de tarjetas, y la jugada le salió de cara al preparador rojillo, pues Osasuna remontó el tanto inicial de Pau Torres para imponerse al Málaga en El Sadar con un gol de falta del propio Roberto en los minutos finales.

La segunda tesitura que se le plantea al técnico rojillo, siempre y cuando no decida cambiar el dibujo, es la de introducir de inicio a un Luis Perea, el sustituto natural del estellés, a quien ya acompañó en la sala de máquinas de Osasuna el pasado lunes en Elche. Además, Perea también se vio obligado a sustituir a Oier en Tenerife, acompañando a Fran Mérida, opción que también puede darse mañana. En esta segunda situación, Roberto Torres ocuparía la posición de extremo derecho, por lo que Brandon Thomas, Kike Barja y Rober Ibáñez se disputarían la posición de extremo izquierdo del ataque rojillo.