"La directiva se ha metido en la asamblea, un órgano que no le corresponde, es un abuso de poder"

Rafael Almándoz, Defensor del Socio de Osasuna, critica la situación que se ha generado en el club

16.02.2021 | 21:22
Rafael Almándoz, Defensor del Socio de Osasuna.

Rafael Almándoz, Defensor del Socio, ha criticado que la nueva asamblea de socios de Osasuna resultante de las elecciones del pasado mes de diciembre esté compuesta por simpatizantes de la junta, lo que considera una intromisión de la directiva en este órgano de control. "La diretiva se ha metido en un órgano que no les corresponde. Eds un abuso de posición y de poder porque es una apropiación indebida de un organismo que le corresponde al socio para controlar precisamente a la junta. Si no no puede vigilar a la junta, sobra", dijo Almándoz, que abundaba en este razonamiento. "Ya lo he dicho en una emisora –Onda Cero–, el socio tiene en el club ese poder ?–por las asambleas– de controlar las juntas que vayan viniendo, los presupuestos y todo lo demás. Si la junta interviene para que esa asamblea sea mayoritariamente simpatizante, por decirlo de alguna manera, es ir contra el principio para el que ese organismo se creó".

"Este es un asunto que me tiene muy irritado porque la directiva ha hecho un uso indebido y ha convertido un órgano de vigilancia en algo con simpatizantes", continuó. "Está claro que lo que se quiere es cambiar los estatutos para sus intereses".

El Defensor del Socio no ha tenido contacto alguno con los promotores de la demanda presentada y admitida a trámite en el juzgado, pero no tiene reparos en expresar su apoyo a tal iniciativa. "No he tenido ningún contacto con Plataforma Osasunista ni me han comentado nada sobre la demanda. No me han dicho nada, pero yo les doy todo mi apoyo. Apoyo lo que están haciendo, porque creo que están haciendo un ejercicio de claridad para saber lo qué ha pasado en el club en las elecciones a compromisarios".

El Defensor del Socio es un hombre conocido en el osasunismo porque ha batallado contra otras directivas en anteriores momentos de la historia del club y se siente muy contrariado por esta situación de intento de control de la directiva a los socios. "Legalmente no sé qué recorrido puede tener este asunto, no sé si tiene buena salida. Pero moralmente está mal hecho", afirmó. "Con lo que ha pasado con la asamblea se han manchado una reputación que han conseguido durante todos estos años, incluso se han podido ganar la antipatía de los socios".

Conocedor de lo que cuesta recabar apoyos para entrar a formar parte de la asamblea, no deja de ocultar su sorpresa por los votos que han recibido algunos de los nuevos asambleístas. "En otras elecciones a compromisarios, yo he estado durante siete horas pidiendo votos para mí para poder estar en la asambela. Como socio de a pie, es la única manera de conseguir los apoyos necesarios", afirma. "¿Quién conoce a 40 socios de su mismo millar para que te vote?", se pregunta. "Es algo muy difícil. La gente que conoces está repartida por otros millares y es muy difícil tener gente conocida".

Rafael Almándoz fue elegido defensor del socio de Osasuna hace dos años y medio, el 3 de noviembre de 2018. Pamplonés de 55 años se impuso a otros dos candidatos en la asamblea celebrada entonces. Almándoz obtuvo 52 apoyos por 43 Alicia Martínez Aoiz y 32 Pilar Gil Azparren. Otros cuatro socios de la entidad también se postularon para ocupar el cargo, pero no entraron en la terna que finalmente concurrió a la elección por decisión de la junta directiva, tal y como dictan los estatutos.

En este tiempo, el actual defensor del socio afirma que se ha sentido utilizado por el club, que no ha querido darle a su misión el verdadero contenido que se podía. "Me he sentido utilizado porque me he sentido el departamento de reclamaciones del club", asegura. "El club debería tener ese departamento y cuando le toque, que le llegue al defensor los asuntos, no utilizar al Defensor del Socio cada vez que iba alguien con algún problema para pasárselo a él".
l