Otro gol en contra de Osasuna a balón parado

ANÁLISIS / OSASUNA ENCAJA UN TANTO CALCADO AL QUE LE HIZO EL ATLÉTICO EN EL WANDA Y EMPATA CON EL ELCHE PARA ACUMULAR YA SEIS JORNADAS SIN CONOCER EL TRIUNFO

30.11.2021 | 01:10
Budimir, lanzando el penalti. Foto: Javier Bergasa/Oskar Montero

Pamplona – Pese a las advertencias de Jagoba Arrasate en su comparecencia de prensa previa al partido de ayer contra el Elche en El Sadar, Osasuna encajó ante el cuadro ilicitano un gol idéntico al que le condenó a la derrota contra el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. El tanto llegó en la primera parte, concretamente 12 minutos después de que los rojillos se adelantaran en el marcador merced al primer tanto oficial del curso de Ante Budimir –el croata anotó un penalti de Fidel sobre Nacho Vidal–. Fue en un córner que concedió Unai García, abrumado por la picardía de Lucas Pérez –eso sí, el delantero gallego rozó la falta, si es que no la cometió– y que Fidel remató sin oposición en el primer palo para hacer el gol que a la postre se convirtió en el empate definitivo. Es decir, un resultado que hace que Osasuna vuelva a sumar un punto a su casillero un mes después de la última vez –ya lleva 20, un buen botín, sin duda–, pero que también propicia que eleve a seis su racha de jornadas consecutivas sin conocer la victoria en Liga.

"A veces, cuando no te están haciendo daño en el juego, crees que un córner no es importante y a veces no tienes que conceder ese córner o puedes hacer algo más que conceder ese córner que luego es difícil defender", avisó el entrenador de Osasuna días antes del partido de ayer. Se refería el técnico, sin duda, al saque de esquina que Nacho Vidal concedió en el Wanda y del que nació el tanto con el que Felipe tumbó a los rojillos en el minuto 86 en el anterior compromiso oficial del conjunto navarro. Y para desgracia –o más bien desesperación– del preparador de Berriatua, la historia se repitió ayer.

Fue otra diana en contra a balón parado la que neutralizó la ventaja de Osasuna, que hizo lo más difícil, estrenar el marcador –el equipo alcanzó la cita de ayer tras cuatro jornadas y media sin marcar– y que permitió al Elche llevarse un punto de El Sadar –incluso pudo ganar–, donde los rojillos solo han sido capaces de sumar 7 de 24 posibles en lo que va de ejercicio, registro que le convierte en el quinto peor local de la Liga.

Que a Osasuna le marquen de cabeza se ha convertido este curso en un asunto recurrente, porque, como recordó ayer el tuitero Pedro Martín (@pedritonumeros), ha recibido ya seis goles de esta forma (solo superado por el Cádiz, que ha encajado siete) y son siete los que le han metido en jugadas de estrategia (uno más que al Cádiz, segundo).

noticias de noticiasdenavarra