César Muniáin: "Las jugadoras están centradas en ascender; podrán vivir del fútbol en esa Primera Iberdrola"

El responsable de la sección femenina de Osasuna se muestra optimista ante la final de su equipo ante el Espanyol

14.05.2022 | 20:37
César Muniáin, en una asamblea.

César Muniáin, responsable de la sección femenina de Osasuna, confía en que el equipo pueda hacerse con los tres puntos ante el Espanyol, agradece de manera positiva la respuesta de la afición para presenciar el partido en El Sadar, reconoce el esfuerzo de la entidad por colocar al equipo en la élite y, por último, alaba el crecimiento del fútbol femenino en Navarra

¿Cómo ve al equipo en esta semana tan especial?

–Con ilusión, le vemos súper enchufados, con muchas ganas de disfrutar, de ganar y las chicas inquietas preguntando cuántas entradas se han vendido y están con mucha ilusión porque entendemos que es un partido vital para el objetivo de ascender y con ganas de disfrutar de El Sadar con el público.

Es crucial el partido ante el Espanyol

–Parece que estamos haciendo una fiesta del fútbol femenino, que también, pero lo importante es ganar y sacar tres puntos vitales para asaltar al liderato e intentar no bajarnos en los dos partidos que nos quedan. Es evidentemente un partido bonito, con todo lo que trasciende detrás, pero lo importante son los tres puntos.

A pesar de ir segundas, el equipo depende de sí mismo para conseguir el ascenso

–Si el otro día hubiéramos ganado en Lezama, ganando al Espanyol les podríamos llevar tres puntos, a falta de seis. Pero dependemos de nosotras mismas para ponernos líderes y disputar las dos jornadas de después que, si las ganas, ya estaríamos en Primera.

Están siendo semanas emocionales con eso de jugar en El Sadar y la despedida de Mai Garde, con lo que supone y ha supuesto para el equipo y la entidad...

–Están siendo unas semanas emotivas con la despedida de Mai Garde, que ya se vio en la rueda de prensa que nos emocionamos todos, le queremos mucho y sabemos lo que significa para nosotros y para la institución y la emoción de las chicas por jugar en El Sadar delante de su familia, con la repercusión que eso tiene.

¿Teme que ese marco emocional pueda descentrar a las jugadoras?

–No, para nada. Siempre juegan a tope, concentradas y no les va a perjudicar en absoluto. Al revés, les va a hacer salir al 200%.

A principio de temporada se habló de que el objetivo era subir a esa Segunda División, y ahora se habla de Primera. ¿Qué ha cambiado?

–Al principio el inicio era intentar ese ascenso a la Segunda División porque creíamos que era positivo para Osasuna y el fútbol femenino en Navarra. Lo que cambia es que pensábamos que los tres equipos que descienden estarían por encima y que podía ser muy difícil competir porque bajan de una categoría muy importante, con muy pocas salidas de jugadoras, con fichajes importantes y parecía que nos podía costar competir un poco con ellas. Hemos visto que no, que hemos competido de tú a tú, a varias de ellas les llevamos varios puntos y los partidos te marcan el objetivo.

¿En qué momento del curso se plantean realmente que la posibilidad de subir es real?

–No sabría decir. Después de Navidad, que pasamos un bache complicado. Finales de enero, que ganamos partidos complicados, como el del Deportivo. No te ves inferior y crees que puedes asaltar el liderato.

Volviendo al partido del Espanyol, ¿cómo les sentó la polémica de las entradas?

–Es cierto que hubo un poco de polémica, pero yo, que también sigo las redes sociales, vi bastante gente que apoyaba y creía que se debía pagar. Es un precio bastante asequible, el socio tenía opción de coger cinco entradas a precio reducido€ Es difícil contentar a todo el mundo pero la gran masa social del osasunismo entendía que es un partido diferente y entiende que hay que apoyar al fútbol femenino. Toda la recaudación va directa a la Fundación y no creo que la gente se haya molestado demasiado. Los hechos están ahí, se están vendiendo bastantes entradas.

¿Cómo valora la respuesta de los socios? ¿Está cumpliendo las expectativas?

–La respuesta es muy buena, es difícil encontrar otro evento fuera del primer equipo masculino de Osasuna que reúna 8 o 9.000 personas. Yo quería un Sadar lleno, pero estamos muy contentos con la respuesta de los socios.

Se ha hablado en los últimos días de coste, presupuesto, profesionalización de las jugadoras... pero no se han hablado de números. ¿Cuánto cuesta abrir El Sadar?

–Abrir El Sadar tiene un coste muy alto en función de las entradas que vendas. Me explico: si vendes mil entradas necesitas tres puertas, tres tornos, tres porteros, menos guardas de seguridad... Dependiendo del aforo, a más gente necesitas más recursos. Además, hay que llevar guardas de seguridad, jardineros, servicio de limpieza, videomarcadores, que aunque parece que todo está ahí, por todo se paga.

¿Y tener el equipo en Primera Iberdrola?

–Con Tito Iribarren, director deportivo, llevamos haciendo números en todos los escaparates desde Navidad. Siempre tienes que pensar dónde puedes estar la temporada que viene y, además, nuestro B también puede estar en Reto Iberdrola, viaja mucho más. Tenemos que estar preparados para todas las opciones que se nos puedan dar.

¿Y en cuanto a la infraestructura? ¿Habría que adaptar Tajonar o cumple con los requisitos?

–Hasta la fecha, sí se podría jugar en Tajonar. Sí que es cierto que hay un proyecto en el que quieren conseguir estadios con gradas a los cuatro lados, que haya un mínimo de aforo de cinco mil espectadores, una mejor posibilidad de cámara de televisión...

Entiendo que, en esa profesionalización del equipo, las jugadoras se verían obligadas a dejar sus trabajos por no poder compatibilizar con el fútbol. ¿Os ha mostrado alguna su preocupación al respecto? Desconozco si, en ese caso, podrían estar buscando soluciones€

–No, la verdad es que hasta la fecha tenemos un equipo muy joven, la mayoría de las chicas estudian, pero ninguna nos ha manifestado que eso le genere una preocupación o un problema. Están demasiado centradas en ir domingo a domingo, en intentar ascender al equipo y, si ascendemos, podrán vivir del fútbol en esa Primera Iberdrola.

¿Qué supondría para el club jugar en esa Primera Iberdrola?

–Con seis años que tiene Osasuna Femenino, ponerlo desde Primera Regional hasta Primera Iberdrola sería un exitazo. Desde la llegada de Luis hemos apostado por el fútbol femenino. Sería una satisfacción total y absoluta, por ser un equipo con la mayoría de chicas de casa, con una cantera que viene pisando fuerte.

En caso de no hacerlo, el equipo jugará en esa Segunda División, un escalón más antes de llegar a la élite, como cuando se creó esta Reto Iberdrola. ¿Cree que la creación de nuevas categorías puede provocar una frustración en las jugadoras por tener que esperar, otro año, a poder subir?

–No, no lo creo. Siempre que te quedas a las puertas de algo puede haber una pequeña decepción, pero que no se olvide que meternos en esa nueva categoría ya es un éxito. Si te quedases a las puertas, que estoy seguro que no va a pasar, sí que sería una decepción.

Ese ascenso abriría las puertas del filial a la Reto Iberdrola. Buena temporada para la sección

–Sí, la verdad que las chicas del A, del B, del C, del sala€ llevamos una temporada magnífica y sí que es verdad que necesitan desmarcarse entre las seis primeras para asegurarnos por lo menos estar en esa segunda categoría para que las chicas del B puedan celebrar su ascenso a Reto.

¿Cómo valora desde su punto de vista el crecimiento del fútbol femenino en Navarra en los últimos años?

–Enorme. No solo el trabajo de Osasuna, porque si Osasuna no se pudiera ir nutriendo de otras jugadoras de otros clubes con el gran trabajo que están haciendo los clubes de la fundación, de los convenios o de la Federación, que están por debajo desempeñando en potenciar el fútbol femenino, los objetivos de Osasuna serían muy difíciles. No solo crece Osasuna, sino el fútbol femenino, que están apostando los clubes por ese crecimiento, además de darle su toque profesional.

noticias de noticiasdenavarra