Carolina e Íñigo Ceballos: "Si un diseño funciona, no tiene sentido descatalogarlo"

Los hermanos navarros Carolina e Íñigo Ceballos, de Lodosa, conforman la firma navarra Enneges, en la que apuestan por el 'upcycling' (suprarreciclaje), la moda ética y responsable que tanto se lleva en la actualidad.

24.05.2021 | 09:11
Ambos hermanos, fotografiados en su taller de Lodosa.

Enneges no deja de dar alegrías a Carolina e Iñigo Ceballos, que en este último mes han visto cómo sus creaciones han sido protagonistas del vídeo con el que Gobierno de Navarra se presentó en Fitur y de nada más y nada menos que una imagen de Vogue Italia. "¡La Biblia de la moda!", aseguraba Carolina emocionada.

De hecho, ambos estaban felices de haber sido los elegidos para crear el vestuario del videoclip de la canción Basandere, dirigido por Leire de Esteban. Un tema promovido por el Gobierno de Navarra y compuesto e interpretado por Chica Sobresalto con motivo de la promoción del turismo Navarro en Fitur 2021. Más allá de la vinculación con el arte, la música, la cultura y la naturaleza de su tierra, los hermanos Ceballos se mostraban especialmente orgullosos de participar en "una acción local con difusión amplificada nacional e internacional. Además del papel de las mujeres con tanta fuerza y singularidad... No sólo es un videoclip, es una acción social, tiene mucho significado para nosotros".

La guinda del pastel llegó cuando Vogue Italia eligió una de las prendas de la firma navarra para aparecer en su prestigiosa publicación. Concretamente fue un chaleco y la imagen fue publicada el pasado  lunes 17 de mayo en Vogue Italia Manifesto.

Cuando ON coincidió recientemente con ellos, en Madrid, estos dos hermanos se movían con soltura por el espacio que la Madrid Fashion Week había destinado al showroom de los nuevos diseñadores. Estar allí no era algo novedoso para ellos, porque de hecho ya lo hicieron en 2019, pero en la era Covid todo parece diferente. Para todos los que visitaban los stands que ocupaban la veintena de firmas elegidas para representar lo mejor del nuevo diseño estatal era inevitable no fijarse en las prendas que dos modelos lucían en sus paseos por el showroom. Las prendas llevaban la firma indiscutible de Enneges: malvas, naranjas, texturas y volúmenes que dan ganas de ponerse directamente encima y que se llevan de calle a quienes tienen la oportunidad de verlas. Carolina e Íñigo Ceballos son los dos hermanos de Lodosa responsables de esta firma de moda navarra, que tiene como bandera el upcycling (suprarreciclaje) y un concepto de moda ético, sostenible, artesanal y creativo. El currículum de Íñigo, en lo que a formación en diseño, patronaje y moda se refiere, es tan completo como internacional (con curso en la Saint Martins de Londres incluido) mientras que Carolina viene del mundo del Derecho en el campo de las energías renovables, pero "en mi cabeza siempre rondaba la idea de trabajar en moda y con mi hermano. No quería dejar pasar mi vida profesional sin intentarlo, así que lo decidí en un momento en que se alinearon los astros", asegura. ¡Y vaya si se alinearon! "Yo creo que dedicarnos profesionalmente a la moda ha llegado de forma natural", puntualiza Íñigo.

¿Cómo fue la experiencia en ese Showroom de El Ego marcado por el Covid?
Carolina. ¡Genial! Realmente, la experiencia este año fue muy diferente a como la recordábamos de nuestro anterior paso por la MBFWMadrid en 2019. Las condiciones sanitarias actuales hicieron que se apostase por un limitado formato presencial combinado con fuertes medidas de seguridad e innovaciones digitales. Esto quizás redujo la posibilidad de tratar de forma más cercana con nuestro público, que es lo que nos gusta hacer cuando salimos del taller. Ya que nuestro punto de venta es online no solemos tener la ocasión de charlar con nuestros clientes y conocer sus opiniones, y sus preferencias y sugerencias son muy importantes para nosotros. Sin embargo, esta vez tuvimos la oportunidad de relacionarnos más con el resto de diseñadores emergentes y compartir nuestras experiencias comunes , así como con muchos profesionales de prensa especializada en moda y tendencias, estilistas, comunicación, showrooms, fotógrafos€ Nos llevamos muchos nuevos contactos y proyectos muy interesantes. Los eventos y concursos de moda son un buen escenario para una marca familiar como la nuestra, el escaparate que nos permite llegar a personas que comparten nuestra estética y valores, y para incentivar nuestra tienda online.

Hablemos de su firma. ¿Cómo se deciden dos hermanos de Lodosa a montar juntos una marca de moda y acaban siendo seleccionados para estar en la Mercedes Benz Fashion Week Madrid?
Íñigo. Aunque suene a tópico, nosotros siempre hemos sido dos fanáticos de la moda. En casa, nuestros juegos con las Barbies, disfraces, looks, lecturas y demás siempre han girado en torno a este mundo, por lo que crear juntos un proyecto así siempre había rondado por nuestras cabezas. Podríamos decir que desde la infancia, en el fondo siempre sabíamos que cuando se dieran las circunstancias adecuadas daríamos el paso profesional. En cuanto a lo sucedido en la MBFWMadrid, estamos enfocados en un público global, incluso más allá de nuestras fronteras, y estar presentes en el evento de moda más grande del país nos da la visibilidad que buscamos. Nuestra idea de la moda siempre ha sido elevada, para un público entendido, y tratamos de que nuestros diseños también lo sean.

¿Cuándo y cómo se fundó Enneges?
C. La marca la fundó en 2013 mi hermano Íñigo cuando debutó en la Semana de la Moda de Valencia, mientras aún era estudiante. Íñigo, tras graduarse en BBAA en la Universidad Politécnica de Valencia, cursó diseño de Moda y Patronaje Industrial en la EASD, en esa misma ciudad. Después de unos años en los que simultaneó la dirección creativa de la marca con sus estudios y trabajó como profesor de patronaje, la marca tomó un nuevo impulso a principios de 2019, cuando me uní al equipo. Aunque yo soy abogada especializada en energías renovables, en mi cabeza siempre rondaba la idea de trabajar en moda y con mi hermano. No quería dejar pasar mi vida profesional sin intentarlo y el cambio fue algo muy natural.

¿Cuál es el significado del nombre?
I. Lo elegí yo en 2013, cuando aún era estudiante. Era requisito tener un nombre comercial o una marca para participar en a la Zona D, la de los diseñadores emergentes en la Semana de la Moda de Valencia. Ese fue el debut de la marca. Cuando estaba pensando, casualmente leí que Enneges era un nombre íbero y el origen de Íñigo (mi propio nombre), me gustó su sonoridad, el hecho de que fuera en una lengua muerta y que además tuviera un halo atávico e incluso enigmático, así que me decidí por él. Además, de alguna forma tenía que ver conmigo, aunque no de forma explícita ni directa, porque si algo no quería era una marca que fuera mi nombre y apellidos.

Si tuvieran que definir a alguien que no ha visto jamás una prenda de su firma€ ¿Cómo le dirían que es?
C. Nuestro estilo es streetcouture, definido por la sobriedad. Apostamos por la elegancia de lo esencial prescindiendo de lo superfluo, con siluetas que discurren entre volúmenes y formas orgánicas. Nuestras colecciones las componen piezas de patronaje desestructurado en las que el color es el protagonista. Se mezclan materiales de naturalezas a priori antagónicas, jugando con las texturas y contrastes, y dando lugar a prendas unisex, deseables, audaces y fáciles de llevar al mismo tiempo.

¿Cómo es la colección que llevaron a Cibeles?
C. No tenemos colecciones en el sentido clásico. Dado lo efímero de los tejidos con los que trabajamos no podemos hacer tiradas de ropa en línea. En realidad, en Enneges operamos al margen de los códigos tradicionales de la moda, y creemos que si un diseño funciona, gusta y queda bien, no tiene sentido descatalogarlo a la siguiente temporada. Por la propia escasez de los materiales hay variaciones constantes en los lanzamientos de prendas, a menudo adaptando los diseños a los nuevos tejidos o prendas que rescatamos y las propias condiciones climatológicas de la temporada. También vamos sacando nuevos diseños cada poco tiempo por nuestra propia necesidad de crear más piezas.

¿Hay alguna de la que se sientan especialmente orgullosos?
I. Son muchas, así que es complicado elegir una. Realmente la prenda de la que más orgullosos nos sentimos está por llegar.

¿Qué es lo que más les está costando en esta andadura de Enneges?
C. Quizás la comunicación digital y el impulso a nuestra tienda online, que actualmente estamos trabajando para mejorar. El impacto del Covid-19 nos hizo ser conscientes de la necesidad de hablar con nuestro público, cada vez más digital, en el lugar y de la forma adecuados. Conectar con la audiencia es un reto constante, y tanto el mundo de la moda como el de marketing son sectores muy cambiantes que precisan estar en constante evolución.

¿Y qué es lo más gratificante?
I. Ver a gente llevando nuestra ropa y que comprendan y se identifiquen con nuestra marca.

¿Siempre quisieron dedicarse a esto de la moda? ¿Siempre lo tuvieron claro?
C. La moda siempre nos fascinó, hacer ropa o transformar la nuestra es algo que hemos hecho en casa desde que tenemos recuerdos. Planteárnoslo como reto profesional llegó más tarde, cuando descubrimos que era nuestra verdadera vocación.
I: Yo creo que dedicarnos profesionalmente a la moda es algo que ha llegado de forma natural.

Si no fueran diseñadores serían€
I. Mi hermana abogada y yo repostero.

¿Cómo se lleva lo de trabajar en familia?
C. ¡De maravilla! Siempre hemos estado muy unidos y es una de la mejores cosas de esta aventura. Solo con una mirada ya nos entendemos. Tenemos una misma visión estética y al mismo tiempo caracteres muy diferentes, por eso nos complementamos genial. Es estupendo estar los dos juntos, nos divertimos muchísimo trabajando, y eso es algo que creo que se nota en el resultado final.
I. Muy bien, resulta fácil porque nos entendemos y encima lo pasamos muy bien.

¿Se reparten los papeles en el proceso creativo o no tienen definidos sus roles en la empresa?
I. La verdad es que en una empresa tan pequeña y familiar, aunque los roles están definidos, al final a los dos nos toca hacer de todo en un momento dado. Yo me encargo de la dirección creativa y de la parte técnica: los diseños, los patrones, cortar y confeccionar... Mi hermana se ocupa más de la parte de la gestión, de la tienda online y de la comunicación. Los materiales los seleccionamos entre los dos, rescatar los tejidos y ropa adecuados para nuestros diseños es algo que nos lleva mucho tiempo, podríamos decir que nos lo planteamos como una labor de investigación, recuperar tesoros textiles increíbles y poder otorgarles una nueva belleza y funcionalidad.

¿Qué es lo que más le gusta de su profesión y del mundo de la moda?
I. El proceso creativo, desde localizar los tejidos como ya hemos dicho, al trabajo en taller, por ejemplo, que después de deshacer una pieza de ropa existente y hacer varias pruebas tratando de realzar su belleza al máximo, demos con la clave y que nos salga algo realmente especial, high fashion. ¡Nos da un subidón máximo! En esta nueva era definida por la escasez de recursos, creatividad significa saber reinterpretar con compromiso ético. Los materiales nos marcan el producto final, cada pieza es un reto, y trabajamos a partir de ellos, adaptándonos a sus peculiaridades. El mundo de la moda, como la sociedad, está en cambio constante y quizás eso es lo más interesante, porque al ser algo tan inestable te hace estar alerta para no acomodarte.

¿Y lo que menos?
I. Quizás toda la parte más administrativa, burocrática y demás. Tener una firma de ropa no se trata solo en hacer ropa.

¿Trabajan los dos en el atelier?
C. No, Íñigo está en el atelier, en Lodosa, yo vivo en Pamplona y trabajo desde allí. Voy al taller una o dos veces por semana si no hay nada urgente, aunque estamos todo el día conectados por videollamada. A primera hora de la mañana conectamos y muchos días dejamos abierta la sesión horas y horas.

Antes hablábamos de una prenda especial, pero, ¿hay algún material por el que sientan cierta predilección? ¿Y algún color?
C. Sí, la verdad es que nos encanta trabajar con tejidos nobles, algodones, sedas, lanas, etc., si bien es cierto que muchas veces los combinamos con tejidos técnicos, plastificados, o incluso brillantes como lamés, lúrex, tejidos iridiscentes buscando contrastes... Eso es algo que nos define mucho estéticamente. El color es algo esencial en nuestra ropa, y de hecho, salvo por las rayas, rara vez trabajamos con estampados porque tratamos los colores en bloque. A veces hacemos looks monocromáticos y otras jugamos con el contraste, aunque si hay que decantarse por algunos los colores, malva y rosa nunca faltan en nuestra paleta.

¿Qué importancia tienen las nuevas tecnologías en su firma?
I. Trabajamos de forma artesanal, así que poca. El upcycling, cuando es a partir de una prenda ya existente, no se puede trabajar de otra forma, cada una requiere especial atención y requiere una transformación concreta: hay que cortar, deshacer, teñir (siempre con tintes ecológicos, pues precisamente el teñido de tejidos es el proceso más contaminante de la industria), etc... Cuando cortamos telas es muy parecido, porque a veces vienen con cortes (ya que son excedente o descartes de otras marcas) o pueden tener alguna parte dañada. Es por eso que para poder aprovecharlas se necesita un trabajo manual de corte, una a una. No es algo que se pueda industrializar.
C. Las tecnologías aplicables a nuestro negocio son las plataformas digitales para la venta online y las RRSS, tan esenciales para la comunicación y para poder alcanzar a nuestro público.

¿Es cierto que ahora con la globalización se puede trabajar desde cualquier punto del globo o sigue siendo imprescindible estar presente en Madrid o Barcelona?
C. Hace poco hablaba precisamente de esto con otra diseñadora de moda emergente, de Canarias, y ella sí que nos comentaba que para poder operar tuvo que irse a Madrid, porque en Canarias la logística es más cara y lenta. Nosotros estamos en la península y es diferente, ya que cuando hacemos una venta online o nos piden ropa para producciones o eventos, puede estar en destino en 24 horas. Es así como funcionamos y es muy fluido. Lo cierto es que a nivel de comunicación, producciones, revistas de moda y eventos, donde se sigue concentrando la mayor actividad es en Barcelona y Madrid.
I. Sí que se puede, la comunicación es más fácil e instantánea y también los envíos, pero es cierto que tener presencia física en showrooms, tiendas, etc€ facilita mucho las cosas, ya que la ropa es algo material y necesita ser tocada y probada. 


Un diseño de esta marca radicada en Navarra.
¿Qué es el 'upcycling'?
Según Vogue, el upcycling, que en castellano se podría traducir como suprarreciclaje, es el término utilizado para describir o englobar técnicas que incluyen la transformación de residuos o deshechos para la fabricación de nuevos objetos de valor. En decir, el reciclaje creativo de prendas y tejidos que tiene como producto final el diseño de una prenda nueva que acapare todas las miradas. Íñigo Ceballos nos explica en qué consiste esta técnica.
"Ahora mucha gente habla del upcycling, pero podríamos decir que en Enneges  empezamos a trabajar con técnicas upcycling desde los comienzos sin ponerle esa etiqueta. Fue  algo instintivo; para nosotros  es un sinsentido consumir tejidos y materiales nuevos viendo la cantidad de materiales y ropa confeccionada en perfecto estado que ya han sido olvidados. Investigamos constantemente la manera de dar nuevos usos a sobrantes textiles tratando de que materiales inútiles ayer puedan renacer como hermosas piezas hoy". Y añade: "Trabajamos el upcycling de dos formas en función de los materiales que empleamos. En primer lugar, tenemos una colección permanente Denim Upcycling  que se centra en el rediseño, buscamos nuevas formas dentro de las existentes mediante la intervención en ropa que  ya está confeccionada y que ha sido considerada  previamente como invendible, pasada de moda o no deseable por su anterior propietario.  Por otro lado, los materiales que usamos para nuestra  otra colección, que podemos denominar cápsula, son excedentes de telas que proceden de deadstocks de casas  de moda, diseñadores y fábricas textiles, tejidos  en perfecto estado que ya han sido descartadas por  la industria tradicional". 
Y el diseñador lodosano concluye: "También recuperamos otros materiales de confección como cremalleras, botones, fornituras y demás. En los dos casos la ventaja es que se alarga la vida de los materiales  y se elimina el consumo de nuevas materias primas. Además de esto, la escasez de materiales otorga un valor añadido a las prendas, son piezas atemporales,  exclusivas, casi siempre únicas o a veces hechas en  series limitadas y pensadas para durar y con las que establecer un vínculo emocional. En línea con esto, trabajamos sin stock. Solo confeccionamos cada prenda a mano de modo artesanal en nuestro taller cuando ha sido encargada por el cliente. Como todo  se hace a medida, podemos  adaptarnos a cualquier tipo de tallas, necesidades y caprichos. Un privilegio que el sistema convencional de fabricación masiva no puede ofrecer". 
En corto
¿Qué papel juegan en una firma de moda las redes sociales?
I. Son un pilar elemental, porque la comunicación es otro tanto al hacer ropa. Hay que llegar a los usuarios ya que sin gente, la ropa no tiene sentido. 
¿Dónde podemos comprar prendas de su firma? 
C. En nuestra pagina web https://enneges.com/. Estamos valorando tener presencia en algún punto de venta físico en algún espacio multimarca o concept store que comparta nuestra visión y valores,  aunque  como hemos dicho, dada la laboriosidad y artesanía  con la que se confeccionan nuestras prendas, nuestra capacidad de producción es limitada  y tendría que ser algo muy específico.
Si pudieran elegir les gustaría desfilar en... 
I. Realmente, hoy por hoy las semanas de la moda, los desfiles, tampoco son la única ni la forma más eficaz de mostrar tu ropa. Últimamente los fashion films han adquirido mucho protagonismo. En cualquier caso, desfilar en París, Milán o Londres sería un logro pero también en países como Japón y China, donde hay mayor diferencia cultural y eso nos despierta mucha curiosidad.
Y les gustaría que una prenda suya la llevara la celebrity...
C. Admiramos a mucha gente, pero no idolatramos a nadie. Que alguien que nos gusta mucho lleve nuestra ropa es genial, pero tampoco nos preocupamos mucho por eso,  aunque evidentemente, si una supercelebritie se pusiera nuestra ropa tendría un gran impacto y eso siempre es bienvenido.
¿De hace poco tiempo a aquí valoramos más las cosas hechas a mano?
I. Cada vez más, porque creo que somos conscientes de que hay que consumir de forma responsable, y eso también implica valorar  y tener en cuenta no solo el producto, sino los procesos que se han seguido para hacer ese producto.
¿Son una especie en extinción?
C. No, hay muchos diseñadores, creadores y gente que comparte visión y principios con nosotros y tienen el mismo impulso creativo. Hay renovación, no extinción.
noticias de noticiasdenavarra