La moda sostenible frente a la 'fast fashion'

La industria del 'fast fashion' es responsable del 20% de las aguas residuales y del 10% de las emisiones de carbono mundiales

12.07.2021 | 16:20
La moda sostenible frente a la 'fast fashion'

Hoy en día compramos más ropa que nunca, pero gastamos mucho menos dinero.

En estos momentos se consumen aproximadamente 70 millones de toneladas de ropa cada año y tiendas como Zara o Stradivarius, empresas de Inditex, venden sus prendas a precios mínimos.

De esta manera, no son pocas las personas que gastan gran parte de su tiempo y de sus ahorros en tiendas de moda barata. Así se vio en 2018 ya que, según informó la EAE Business School, los españoles gastaron ese año una media de 565 euros en ropa.

¿Repercute esto al planeta?

Esta forma de consumir la 'fast fashion', tiene un gran impacto negativo, tanto medioambiental, como social y económico.

Según avisa la página web Ethicaltime, si el consumo de ropa sigue al ritmo actual, necesitaremos tres veces más recursos naturales para 2050, en comparación con lo que se usó en el 2000.

La ONU califica la industria del 'fast fashion' de emergencia medioambiental, responsable del 20% de las aguas residuales y del 10% de las emisiones de carbono mundiales, como cuenta Green Forest.

Además, por cada kilogramo de tejido textil producido de manera global se consume 0,6 kilos de petróleo y se emiten 2 kilos de Co2 a la atmósfera, según un informe de la Universidad de Cambridge.

La 'fast fashion' también tiene un mal impacto social y económico. Y es que son muchas las mujeres que sufren abuso sexual en el trabajo.

La organización Clean Clothes Campaign informó que 1 de cada 7 trabajadoras sufre abuso sexual. Además, Ethicaltime explicó que algunos trabajadores cubren jornadas de 10 a 14 horas al día con salarios mínimos.

La moda sostenible

Frente a las injusticias y al impacto negativo que genera esta moda rápida, nace la moda sostenible.

La moda sostenible es una corriente de producción y diseño, nacida entre los años 80 y 90, que tiene el objetivo de minimizar el impacto medioambiental para preservar la salud del planeta.

También quiere garantizar los derechos laborales primando la transparencia a lo largo de todo el ciclo de la vida de la prenda.

Por último, según cuenta la página Green Forest, la moda sostenible pretende instaurar una economía circular basada en el crecimiento cualitativo, competitivo, eficiente e innovador.

Proyectos sostenibles

Existen pequeñas marcas de ropa y accesorios que apuestan por crear una moda sostenible y positiva para el medioambiente.

Un proyecto curioso es la empresa vasca, Comme des Machines. Un laboratorio que puede convertir compuestos de patata y maíz en accesorios.

Esta empresa vasca, se encuentra a la cabeza en impresión 3D. Con este método no se generan residuos innecesarios, según explicó la CEO de Comme des Machines, Aran Azkarate, en una entrevista con Vogue España.




Proyectos como este tienen un objetivo, eliminar el consumo de 'fast fashion' que fomenta un consumo más insano. Comprar prendas en calidad y darle una segunda vida -en el caso de la ropa de segunda mano – tiene grandes beneficios, tanto en el medio ambiente como en la sociedad.
noticias de noticiasdenavarra