Investigación científica

El antiviral remdesivir, primer fármaco que demuestra eficacia contra el coronavirus

Un ensayo clínico ha confirmado que recorta en un 31% la duración de la enfermedad

30.04.2020 | 10:38
La investigación para frenar el coronavirus continúa avanzando.

EEUU prevé autorizar el antiviral remdesivir para tratar a pacientes infectados con coronavirus después de que un ensayo clínico realizado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas de EE.UU. (NIAID) haya demostrado que reduce en un 31% la duración de la enfermedad, informó Anthony Fauci, director del NIAID. Se trata del primer fármaco que demuestra ser eficad contra el covid-19.

El ensayo comparó la evolución de dos grupos de pacientes. El primer grupo no fue tratado con remdesivir y el segundo sí. En los no tratados con el fármaco la duración de la enfermedad fue de 15 días, y en los tratados con él se redujo a 11, según informó The New York Times.

El remdesivir fue desarrollado por la farmacéutica Gilead Sciences para tratar el virus del Ébola, aunque no dio buenos resultados cuando se probó durante 2018 y 2019 en la República Democrática del Congo. Sin embargo, un año antes sí se había mostrado eficaz en el laboratorio contra los virus del SARS y el MERS, primos hermanos del nuevo coronavirus, indica el portal de información científica SINC.

El remdesivir es un inhibidor de la ARN polimerasa, la proteína que permite al virus replicarse y multiplicarse en nuestras células. Según una publicación en la revista New England Journal of Medicine (NEJM), fue el tratamiento escogido cuando empeoró la situación del primer paciente diagnosticado de Covid-19 en los Estados Unidos. Al día siguiente, su situación mejoró. Y lo mismo pareció suceder con un paciente de California. Sin embargo, son solo casos anecdóticos que no sirven para hacer una valoración.

Gilead reconoció el mes pasado que no podía hacer frente a la demanda de Remdisivir que se estaba produciendo por el uso compasivo de este medicamento en Europa y Estados Unidos, es decir, su utilización en pacientes de COVID-19 al margen del ensayo clínico.